“Merecemos estar en estos espacios”: Mj Rodriguez, la actriz trans que bate marcas en los Emmy

La actriz en una escena de Pose. Foto: Eric Liebowitz/FX via AP

De abuelo puertorriqueño, la protagonista de Pose se convirtió en la primera intérprete transgénero en lograr una candidatura a las categorías principales de los galardones. Un camino que arrancó con un rol en el musical Rent, apariciones en series como Nurse Jackie y Luke Cage, y que ahora la tiene en competencia con Elisabeth Moss y Olivia Colman. Aunque hace unos meses fue particularmente crítica con las premiaciones y el reconocimiento a la diversidad sexual. “Sé que no me ven como una mujer. Lo sé. No tienen que decírmelo. Ellos lo han dejado muy claro, pero mi labor es mostrarles lo mujer que soy a través del trabajo que estoy haciendo”, lanzó.



Antes de cumplir el año de vida, su madre la encontró interpretando una canción del cuarteto R&B Jodeci en medio de un viaje en auto. Detectó un talento artístico en ciernes que se desarrollaría al ingresar a la academia, cuando a los 11 años se unió al Centro de Artes Escénicas de Nueva Jersey, y posteriormente, en 2011, se expandiría al abrochar su primer rol profesional: Angel Dumott Schunard, el colorido personaje drag queen del musical Rent.

Todos son hitos que dibujan el recorrido de Mj Rodriguez (30), la actriz que esta semana se apoderó de una marca que permanecía desierta: es la primera intérprete transgénero en lograr una nominación a las categorías principales de actuación de los Emmy. Un reconocimiento en distinción a su papel de Blanca Evangelista en la tercera y última temporada de Pose, la ficción producida por Ryan Murphy que, a su vez, ha hecho historia como la serie norteamericana con mayor presencia trans entre su elenco y realizadores, y que este año postula a la mayor cantidad de premios desde su debut (Billy Porter ganó en 2019).

Billy Porter y Mj Rodriguez en Pose. Foto: Eric Liebowitz/FX via AP

En el caso de Michaela Jaé Rodríguez –como también se le conoce– la candidatura colinda con un guiño a su propia biografía. “Blanca es literalmente yo”, le dijo a MTV cuando la producción se estrenó en 2018. Lo estrecho del lazo se explica en buena parte por la experiencia que comparten: a los 14 la actriz fue convocada al mundo del “ballroom”, donde personas transgénero y gay desfilan y bailan en busca de conquistar el trofeo para su “casa”. Su rol en Pose es el de la líder de la Casa Evangelista en la escena neoyorquina entre fines de los 80 y comienzos de los 90, por lo que los paralelos son evidentes.

Una elogiada escena del primer ciclo también guarda similitudes con su vida: Blanca Evangelista entra a un bar de hombres blancos gay pero es discriminada por ser una mujer transgénero. “En mi infancia solía ser intimidada. Solía ser objeto de burlas y me expulsaban de lugares”, ha señalado la intérprete, pero como su personaje, “perseveré. Cumplí con mi deber de perseverar porque sabía que tenía un legado que dejar”.

Tras registrar pequeñas apariciones en algunos capítulos de Nurse Jackie y Luke Cage –de las que fue parte luego de transicionar–, la ficción comandada por el guionista Steven Canals fue la primera en otorgarle un papel central. En ella compartió con las actrices trans Dominique Jackson, Indya Moore, Angelica Ross y Hailie Sahar, además de realizadores de la comunidad LGBTQ, uno de los sellos del proyecto, en busca de alcanzar la autenticidad que la diversidad sexual ha extrañado en series como Transparent. “Es importante que traigamos a cualquiera que tenga la experiencia trans para que cuente nuestras historias de manera veraz y auténtica”, explicó Rodriguez.

La actriz en la premiere del tercer ciclo de Pose, realizada en Nueva York el 29 de abril. Foto: Reuters/Andrew Kelly

Su hito en los Emmy no llegó de la noche a la mañana. El primer antecedente de una actriz transgénero en aspirar al galardón data de 2014, cuando Laverne Cox (Orange is the new black) logró la primera de sus cuatro candidaturas a Mejor actriz invitada. Pero una nominación en las categorías principales se le había resistido tanto al elenco de intérpretes trans de Pose como al de cualquier otra producción.

En mayo, en medio de la temporada de premios, Rodriguez planteó un diagnóstico claro respecto a la falta de reconocimientos de las ceremonias. “Sé que no me ven como una mujer. Lo sé. No tienen que decírmelo. Ellos lo han dejado muy claro, pero mi labor consiste en mostrarles lo mujer que soy a través del trabajo que estoy haciendo”, planteó a Entertainment Weekly.

Si sus palabras jugaron algún efecto durante estas semanas, estuvo lejos de ser negativo, porque este martes fue anunciada entre las seis aspirantes a la distinción a Mejor actriz de drama que se entregará el 19 de septiembre, junto a Uzo Aduba (In treatment), Olivia Colman (The Crown), Emma Corrin (The Crown), Elisabeth Moss (The handmaid’s tale) y Jurnee Smollett (Lovecraft Country).

También identificada como latina (su abuelo paterno era puertorriqueño), la actriz agradeció a la Academia “por vernos de verdad. Ahora siento que la puerta se ha abierto de par en par para nosotras y hasta para la última persona, especialmente las mujeres trans, las mujeres trans de color, para que realmente nos presentemos y demostremos que merecemos estar en estos espacios, no solo porque nosotras seamos trans o mujeres o personas de color, sino porque somos humanos y tenemos algo que ofrecer cuando se trata de nuestro oficio”.

Otra imagen de Mj Rodriguez en Pose. Foto: Eric Liebowitz/FX via AP

Un oficio que Mj Rodriguez ahora llevará a la comedia, luego de ser confirmada como la coprotagonista de una serie de Apple que encabezará Maya Rudolph. Ha descrito a su papel como la antítesis de su rol en Pose y, por lo tanto, se sumerge en algo nuevo para ella. “Es hora de hacer felices y sacar risas a algunas personas”, resumió sobre su nueva aventura en la pantalla.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.