Cantando a Queen: la emotiva última vez de Taylor Hawkins en Chile

Una foto del grupo en un show de 2019. REUTERS/Mario Anzuoni/File Photo

El fallecido músico, encontrado muerto ayer en un hotel de Bogotá, estuvo hace una semana cerrando junto a Foo Fighters la primera jornada del festival Lollapalooza Chile en Cerrillos.



El baterista Taylor Hawkins reporta varios pasos por Chile. Vino tres veces con su grupo Foo Fighters: en 2012 para Lollapalooza en el Parque O’Higgins, en 2015 en la Pista Atlética del Estadio Nacional y hace sólo una semana, para el cierre de la primera jornada de Lollapalooza 2022. También estuvo en 1996 con Alanis Morissette, con quien giraba por esos días, para su debut en el Teatro Caupolicán y para una presentación en el espacio Venga conmigo, de Canal 13.

Y un extra: en 2013 vino con el proyecto Chevy Metal, consagrado a los covers.

Pero quizás ninguno sea tan recordado como su reciente paso por el evento que se hizo en el Parque Bicentenario de Cerrillos. No sólo por lo inmediato del hecho; también porque se lució interpretando una versión para Somebody to love, original de Queen.

De hecho, era el momento en que intercambiaban roles. Mientras el gran jefe Dave Grohl se iba tras la batería y retomaba su viejo oficio de percusionista, su hoy fallecido colega oficiaba como frontman y se ponía en la primera línea del escenario.

Los fans enloquecían con ese pasaje del show: era el abrazo entre una banda clásica de las últimas décadas del rock con una verdadera institución británica que marcó el cancionero popular del siglo XX.

Por lo demás, era un guiño del propio Hawkins a su formación musical y creativa. A la hora de mencionar a sus bateristas favoritos, los que más lo habían influenciado, quienes lo empujaron a la actividad a la que se dedicó toda su vida, él mencionaba a Stewart Copeland de The Police, y Roger Taylor de Queen. Distintas formas de cerrar el círculo.

En todas sus venidas al país, son muchos los fans que declaran una actitud cordial y empática de parte del artista a la hora de pedirle fotos, autógrafos o saludos. Por esta hora, las redes sociales se llenan de imágenes de distintos años con Hawkins en algún punto de Santiago fotografiándose con algún seguidor, lo que también corrobora su consabida personalidad carismática.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.