Insumisa y erótica: Cristina Peri Rossi, la uruguaya ganadora del Cervantes

La poeta y narradora uruguaya recibirá este viernes el tradicional galardón, considerado el más importante de las letras españolas. Exiliada en España desde los 70, su obra ha tocado el tema del desarraigo y también el erotismo lésbico. Por problemas de salud, el premio lo recogerá en su nombre la actriz Cecilia Roth.



De ella se suele decir que es la única mujer vinculada al boom latinoamericano, el movimiento que consagró a García Márquez, Vargas Llosa, Carlos Fuentes y José Donoso. Pero Cristina Peri Rossi es una escritora que ha hecho una trayectoria con méritos suficientes sin necesidad de colgarse de etiquetas. Tanto así que es la flamante ganadora del Premio Cervantes, el considerado Nobel de la lengua española. De hecho, la mexicana Cristina Rivera Garza, en charla con Culto, dijo de ella: “¡Por el amor de Dios, pienso que merece todos los premios del mundo!”.

Inquieta escritora, pero también militante de izquierda en su natal Uruguay, debió irse al exilio a España en 1972, una vez que llegó al poder Juan María Bordaberry. Hasta hoy sigue residiendo en la madre patria. Desde ahí, inició una destacada trayectoria que ha tenido en el desarraigo uno de sus ejes, como también el de la mujer y la sexualidad.

“Su obra, puente entre Iberoamérica y España, ha de quedar como recordatorio perpetuo del exilio y las tragedias políticas del siglo XX”, señaló el jurado del Cervantes cuando dio a conocer el premio. Y agregó: “El valor de la palabra como expresión de un compromiso con temas claves de la conversación contemporánea como la condición de la mujer y la sexualidad”.

Huí de todas las dictaduras, incluso de las estéticas”, señaló en una entrevista con el sitio Eterna Cadencia, en 2021, de alguna forma resumiendo el ideario que la ha caracterizado. Una independencia escritural. En El País afirmó sobre lo mismo: “No tengo la menor idea de cómo hubiera sido mi vida de no haberme exiliado, de modo que puedo decir, de manera afirmativa, que a mí el exilio me ha enriquecido, pero no considero imprescindible emigrar para saborear nuevos olores o enriquecer la experiencia. Julio Verne no salió de su cuarto, prácticamente, y Emily Dickinson tampoco. Yo salgo a menudo de mi cuarto, pero sé que cuando estoy en mi cuarto, escribo mejor”.

No repetir

Si bien ha mostrado interés en los mencionados temas, Peri Rossi se ha dado el gusto de ir explorando diferentes estéticas en su trabajo. “Mi fórmula es no tener un estilo característico. ¿Por qué? Porque hay un momento en que Kafka es demasiado kafkiano. O sea, Kafka termina, hay nada más una cantidad de historias que se pueden escribir de manera kafkiana. El mundo no sólo es kafkiano. Entonces, eso limita mucho. Un estilo muy característico, es como si tú miraras el caleidoscopio que es la vida solamente desde un ángulo y nunca movieras la lente”, dijo al diario El Universal, de México, en 2021.

Eso sí, en su interés por lo erótico, Peri Rossi, le suma la tecla de escribir sobre la homosexualidad. Ella misma, de hecho, es lesbiana. “Soy insumisa. Defiendo el feminismo y la lucha por la igualdad de las lesbianas y de los transexuales. Y además hablo y escribo. Eso es un peligro para cualquier partido”, dijo en entrevista con La Nación, de Argentina, en 2021. Ese espíritu rebelde también se refleja en las que, considera, son sus lecturas esenciales: “A Virgilio, a Catulo, a Jonathan Swift, a Lydia Davis, a Saroyan, a Cortázar, a Juan José Arreola, a Simone du Beauvoir, a Hannah Arendt y seguro que me dejo muchos en el tintero, pero no me gustan las enumeraciones”, comentó en Eterna Cadencia.

“Mi único éxito es haber escrito lo que quería escribir, sin arrepentirme de una línea, y ser la persona que quería ser, aunque alguna vez, como soy humana, quizás he estado por debajo de mi propio ideal. He sido siempre fiel a mí misma que es la mayor fidelidad que se puede pedirle a alguien. Y he intentado estar a la altura de lo que escribo y viceversa”, dijo a El País, resumiendo en parte su interés por mantener siempre una voz propia.

Cristina Peri Rossi ha publicado libros de manera prolífica, y su obra va entre la poesía y la narrativa. Destacamos su Antología poética: La barca del tiempo, publicado por la española editorial Visor, especializada en poesía; también el volumen de poesía Las replicantes; el volumen de cuentos Los amores equivocados; la novela Todo lo que no te pude decir; la novela autobiográfica La insumisa; la antología poética Estrategias del deseo; y por supuesto, el volumen Julio Cortázar y Cris, donde da cuenta de la particular relación que tuvo con Julio Cortázar, una amistad en el borde de lo amoroso. Sus libros se encuentran en general en librerías, aunque preferentemente vía Buscalibre.

Cristina Peri Rossi y Julio Cortázar.

Peri Rossi es una de las seis mujeres ganadoras del Cervantes en sus 45 años de historia. Las otras fueron María Zambrano, Dulce María Loynaz, Ana María Matute, Elena Poniatowska e Ida Vitale. El galardón, que se entrega cada 23 de abril, día del aniversario de la muerte de Miguel De Cervantes y Día Internacional del libro, no será recogido por ella.

Debido a complicaciones de salud, a sus 80 años, no podrá moverse hasta Alcalá de Henares, la localidad de nacimiento del autor del Quijote. En su lugar, asistirá como representante la actriz argentina Cecilia Roth, quien recogerá el premio en su nombre en la ceremonia (que vuelve a ser presencial tras la pandemia) que se realizará este viernes, en presencia de los reyes de España, Felipe VI y Letizia.

La última vez que un galardonado no pudo ir a recogerlo personalmente fue un chileno, Nicanor Parra, quien contaba 97 años en 2012, e impedido por problemas de salud envió a su nieto Cristóbal Ugarte, “Tololo”, quien pronunció el discurso de aceptación.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.