Una creadora arrepentida: Marta Kauffman, el cerebro de Friends que lamenta sus decisiones

Recientemente la realizadora se ha abocado a revisar los traspiés que su sitcom habría cometido en sus diez temporadas. Lamenta la falta de diversidad del elenco y la manera en que la ficción trató al personaje de Helena Handbasket (Kathleen Turner), mujer trans presentada como “papá” de Chandler. “Los pronombres aún no eran algo que yo entendiera. Así que no nos referimos a ese personaje como ‘ella’. Eso fue un error”, explicó.



Nadie obliga a un creador a revisitar su obra. Por años, la guionista y productora Marta Kauffman no se repitió ningún capítulo de Friends. Eso duró hasta que un día estaba en un hotel junto a su hija y, ante la escasa oferta de títulos en inglés disponibles en la TV de su habitación, eligió volver a ver el final de la popular sitcom que ideó junto a David Crane a comienzos de los 90.

La realizadora se asombró al revisitar el adiós de Rachel, Ross, Monica, Chandler, Phoebe y Joey. “En realidad estaba contenta con que me conmoviera. Me sorprendió y me puso contenta que todavía me conmoviera”, dijo a USA Today en 2019.

Foto: Gerald Weinman/NBCU Photo Bank/NBCUniversal via Getty Images via Getty Images)

A ese mismo medio también le manifestó que “cada vez que veo un episodio, hay algo que desearía haber podido cambiar”. Y, al ser consultada sobre qué aspecto de la serie modificaría si esta se hiciera en la actualidad y no entre 1994 y 2004, se concentró en un punto en específico: “Creo que en ese entonces no teníamos conocimiento sobre las personas transgénero, así que no estoy segura de si usamos los términos apropiados”.

El comentario venía al caso a propósito de cómo la ficción retrató a Helena Handbasket (Kathleen Turner), la mujer transexual que en la historia es presentada como progenitor de Chandler (Matthew Perry). Un punto que ha despertado críticas en los últimos años, en particular porque en la historia se describe al personaje como gay y drag queen, y no como trans.

Ahora Kauffman ha vuelvo a remecer la controversia: entrevistada en un nuevo episodio del podcast The Conversation, de la BBC (que se estrenará el 11 de julio), señaló que se equivocaron al presentar a ese rol como “padre” de Chandler. “Los pronombres aún no eran algo que yo entendiera. Así que no nos referimos a ese personaje como ‘ella’. Eso fue un error”, explicó.

Los reproches a su propia serie se entienden a la luz de un contexto más amplio. La guionista acaba de hacer público que realizó una donación de US$ 4 millones a la Universidad Brandeis (Waltham, Massachusetts), plantel en el que ella misma estudió, con el propósito de crear la Cátedra Marta F. Kauffman ‘78 en Estudios Africanos y Afroamericanos. Una iniciativa orientada a reforzar el estudio de los pueblos y culturas de África y la diáspora africana.

“Deseo profundamente, profundamente, esta conexión con la comunidad negra que no tuve. Debido a Friends, nunca logré eso”, planteó en conversación con el periódico Los Angeles Times.

En síntesis, tras la fuerza que tomó el movimiento Black Lives Matter en 2020 y los consiguientes cuestionamientos a series, películas y otros productos culturales, Kauffman hoy está de acuerdo con aquellos que plantean que la presencia negra en la serie fue escasa, partiendo por la composición del sexteto protagonista, tres mujeres y tres hombres, todos blancos. Y su aporte a aquella institución académica es una manera de reparar esa falla. O de empezar a “corregir el rumbo”, como precisó.

Friends ha sido criticada de varias maneras. La más importante es que no teníamos suficiente representación de personas negras. Y en el transcurso de los últimos años he llegado al punto en que puedo decir, lamentablemente, ‘sí, soy culpable de eso’”, explicó en el podcast The Conversation. “Yo era claramente parte del racismo sistémico en nuestro negocio. No estaba al tanto de eso, lo que me hace sentir estúpida”, agregó.

La guionista alguna vez describió a su creación como “cálida, acogedora”, y como la opción que el público sigue prefiriendo “en lugar del tipo de serie difícil y mezquina”. Pero sus palabras develan un cambio. Actualmente su perspectiva está entre las más críticas que ha expresado nunca un responsable de un ícono televisivo del tamaño de Friends.

This image provided by HBO Max shows Matt LeBlanc, from left, Matthew Perry, Jennifer Aniston, Courteney Cox and Lisa Kudrow in a scene from the "Friends" reunion special. (Terence Patrick/HBO Max via AP)

Pero por algún motivo esas opiniones más incómodas y afiladas no encontraron cabida en Friends: The reunion, el especial de HBO Max en que el elenco original y sus creadores se reencontraron para conversar sobre el legado de la producción y repasar sus momentos más memorables.

En sus 104 minutos hasta hubo apariciones de estrellas sin conexión aparente con la ficción (BTS, Justin Bieber, Kit Harington, entre otros), pero quedó postergado cualquier apunte sobre todo aquello que se podría haber hecho mejor durante sus diez temporadas.

“Tampoco sé cómo podríamos haberlo abordado en el contexto de esa reunión, adentrándonos en todas las cosas que hicimos mal. Y hubo otras”, indicó Kauffman a Los Angeles Times.

En palabras que ha reiterado a lo largo del tiempo, Friends fue una serie sobre “sobre ese momento de tu vida en que tus amigos son tu familia”. Una inspiración que en la pantalla alcanzó logros excepcionales, pero que también, según su análisis del presente, llevó a errores que no se pueden segur soslayando.

Sigue leyendo en Culto

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.


Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.