Alexander Zverev frena a Carlos Alcaraz y se instala en las semifinales de Roland Garros

Zverev espera rival entre Djokovic y Nadal. (REUTERS/Gonzalo Fuentes)

El alemán consiguió derrotar a la gran promesa española por 6-4, 6-4, 4-6 y 7-6(7), consiguiendo ser el primer semifinalista del Abierto Francés. Su rival saldrá del duelo entre Nadal y Djokovic.



Si la gente pensaba que hoy solo importaba el Nadal-Djokovic, se han equivocado de sobremanera. En el primer encuentro del cuadro masculino Alexander Zverev y Carlos Alcaraz dieron un partido de antología en la Philippe Chatrier. El alemán mantuvo su sitial como el mejor de los jóvenes y dejó en el camino a la estrella española. 6-4, 6-4, 4-6 y 7-6(7) para el número tres del mundo.

Fue el día perfecto para Zverev y una jornada muy incomoda para Carlitos. Pese a que el murciano había pedido jugar de día por primera vez en el evento, esa solicitud no se terminó viendo reflejada en su juego. Con muchos errores con la derecha y recurriendo en exceso al drop shot, el chico de 19 años no pudo tomar el control del juego en el arranque.

El germano por su parte jugó el que sin dudas ha sido el mejor partido del torneo para él. Muy profundo y con una gran certeza con su servicio, consiguió siempre liderar las acciones, logrando llevarse los primeros dos parciales se forma ajustada, pero contundente. Siempre estuvo la sensación de que el ganador de dos torneos de Maestros tenía tomado el marcador y el desarrollo de los puntos.

De hecho el compromiso estuvo muy cerca de definirse en tres sets, pero ahí Alcaraz despertó. Entre las dudas, sacó la calma y la garra, metiéndose de lleno en el partido. Fue en esos tramos en donde se vio al chico ganador de Miami, Barcelona y Madrid. Borró esas señales de inferioridad y logró un 6-4 que valía mucho.

Y en el cuarto set las emociones no disminuyeron, todo lo contrario. Comenzó con igualdad, casi como una pelea de boxeo. Un golpe Zverev, otro Alcaraz. De forma consistente y pareja llegaron al 4-4, un juego en donde todos pensaron que el partido quedaría en manos del germano, ya que consiguió el quiebre. Pero sacando para partido, el drama volvió a tomarse la pista central de Roland Garros. Quiebre inmediato del español y todo se terminó definiendo en un tiebreak.

Uno en donde Alexander demostró su nivel y le mandó un mensaje al mundo: pese a que todos se deslumbren con la magia del chico maravilla, el mejor de los jóvenes es él. Mostró sus credenciales en un desenlace con winners, mini quiebres y mucha tensión. El ibérico tuvo set point a favor, pero Zverev prevaleció. Con fuerza y una defensa envidiable logró llevarse el encuentro por 9-7. Un golpe de autoridad.

Ahora espera rival, uno que saldrá del duelo más importante que tendrá este torneo. El alemán se verá las caras ante el ganador del partido que disputarán Novak Djokovic y Rafael Nadal.

Sigue en El Deportivo:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.