Aránguiz no pudo evitar una dura derrota del Bayer Leverkusen

ARANGUIZ

El volante fue el único chileno que tuvo actividad en la primera jornada. Su cuadro perdió 1-2 con el Lokomotiv de Moscú, preso de sus errores.




De los cuatro chilenos que están en la Liga de Campeones, el único que tuvo actividad en la fecha inaugural de la fase de grupos fue Charles Aránguiz. Luego de las suplencias de Alexis Sánchez y Arturo Vidal (tampoco jugó Claudio Bravo en el City), el Príncipe fue estelar en el Bayer Leverkusen. Los alemanes debutaron con una dura derrota como local 1-2 con el Lokomotiv de Moscú, preso de los propios errores.

El seleccionado nacional no jugaba un partido de Champions desde el 15 de marzo de 2017, visitando al Atlético de Madrid en la vuelta de octavos de final. Ante los rusos fue un volante mixto sin una posición fija, sino que teniendo mucho movimiento. Omnipresente, pasaba desde la mitad de la cancha hacia el área rival, ya sea por izquierda o derecha. Fue de los mejores de su escuadra, aunque no estuvo tan preciso, así como sus compañeros. Fue amonestado en los 76'.

Los libretos de ambos equipos eran completamente claros: si el Leverkusen era el dominante, el Lokomotiv aguardaba en su territorio y esperaba para salir de contragolpe. A la larga, encontraron la ventaja por las facilidades del local. No fue casual que la posesión de balón haya sido 69%-31% para los alemanes.

En los 16', la primera opción de los rusos acabó en gol, obra del polaco Krychowiak, quien define frente al arquero Hradecky tras asistencia de Joao Mario. Los farmacéuticos encontraron la igualdad con algo de fortuna. En los 25', un autogol del zaguero Höwedes luego de un zurdazo de Aránguiz permitió el 1-1. Lo lamentable para el Leverkusen es que no supo frenar sus fallas defensivas. En los 37', Barinov convierte tras un grave yerro del meta Hradecky, quien sale mal y regala el balón.

El control del partido que tenía el Leverkusen se acentuó en el segundo lapso, con la necesidad de la remontada. Buscaron incesantemente, lateralizando mucho, pero sin fineza a la entrada del área. Mientras tanto, el Lokomotiv solo se dedicó a aguantar. Los rusos se van de Alemania con un triunfo inesperado.

En el otro partido del grupo, el Atlético en Madrid y la Juventus empataron 2-2. Los turineses estaban en ventaja 0-2, con los goles de Cuadrado y Matuidi. Pero los colchoneros empataron gracias a las anotaciones de Savic y Herrera.

Por la segunda jornada, el Bayer Leverkusen visitará a la Juve el próximo 1 de octubre.

Comenta