El goleador de la U le exigió a sus compañeros que deben ser campeones

20 DE JULIO DE 2021/RANCAGUA Joaquin Larrivey festeja su doblete en el triunfo de Universidad de Chile por 2-0 a Deportes Melipilla. FOTO: BYRON PÉREZ/AGENCIAUNO

Joaquín Larrivey fue la figura del encuentro entre Universidad de Chile y Melipilla y aseguró que si bien le dolió la eliminación de la Copa Chile, deben levantarse para ser campeones. "Quién juega en la U y cree que no puede pelear un torneo, mejor que no juegue en la U", aseveró.


Los partidos se ganan con goles. Y Joaquín Larrivey lo sabe. Porque si bien, Melipilla fue mejor que la Universidad de Chile y el travesaño le impidió anotar dos veces, el delantero argentino marcó las dos que tuvo y los tres puntos quedaron en manos de los Leones.

Victoria necesaria, pues los azules venían de ser eliminados por Fernández Vial de Copa Chile y la posición en la tabla no era de las mas auspiciosas. “A mi me dolió salir de la Copa, porque no pudimos superar a un rival de una categoría menor”, confesó el trasandino en TNT Sports. Y luego agregó que “tuve la oportunidad de anotar en la primera y en la última, pero creo que nos faltó claridad en el último pase. Aunque lo más importante es el resultado, porque veníamos de un golpe duro”.

Pero lo mejor se lo estaba guardando para el final, ya que Larrivey le exigió a sus compañeros que vayan por el campeonato. “Quién juega en la U y cree que no puede pelear un torneo, mejor que no juegue en la U”, aseveró y luego agregó: “Me levanto todos los días pensando en lograr cosas importantes y este club te obliga a eso”.

Palabras que fueron refrendadas por Mario Sandoval, quien confesó que “nos hacía mucha falta jugar bien y ganar este partido, pues todos los compañeros estamos convencidos de que podemos pelear arriba”.

Por su parte, el capitán de los Potros -Gonzalo Lauler- no se guardó nada para criticar al árbitro Christian Rojas. “Hay algunos jueces que no nos dejan hablar con ellos y a Luis Haquín (jugador boliviano) lo basureaban. No puede haber ese intercambio de palabras. A ellos no les decían nada, y Mathías que nunca hace nada le ponen un codazo en la cara y lo echan a él. Estamos haciendo nuestro trabajo y no nos gusta la forma que nos trata él”, concluyó.

Sigue leyendo en El Deportivo...

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.