El sobrino de Didí

Jorge, el Deschamps chileno, hinchará por Francia en la final del domingo. El arquero de Curicó cuenta las anécdotas por coincidir en apellido con el DT galo.


Jorge Deschamps no tiene por dónde dudar. El arquero de Curicó Unido alentará a Francia en la final del domingo. Lo obligan sus raíces y, sobre todo, su apellido, que coincide con el de Didier, el exmediocampista que ayudó a conseguir la Copa en 1998 y que puede repetir la hazaña en Rusia, desde el rol de técnico. “Es llamativo el apellido, porque el técnico es Deschamps. Yo lo recuerdo como futbolista, capitán en Francia y en la Juventus. Era un gran jugador”, dice.

Durante su vida, el golero ha tenido que explicar más de alguna vez que no tiene relación con el Deschamps más reconocido en el mundo. “Mis compañeros me preguntaban si era pariente mío y yo les decía que era mi tío, pero Deschamps es un apellido bastante común en Francia, como los Muñoz, los Rojas o los González acá. En Chile también hay muchos. Nuestra familia es grande. Hay una lanzadora al arco de apellido Deschamps. Se llama Murielle”, explica.

El Deschamps chileno se apresura en aclarar que se siente más criollo que galo, pese a que tiene lazos sanguíneos con el país europeo. “Mis bisabuelos son los franceses, pero el resto todos somos chilenos. Ellos llegaron arrancando de las guerras, No recuerdo los años. Con mi familia, soy ciento por ciento chileno. No vivo ese arraigo de la cultura de Francia. Mi abuelo es el que lo vive un poco más”, sostiene.

De igual forma, dice que vivirá el partido del domingo con mayor compromiso, aunque aún con decepción, por la ausencia de Chile. “El Mundial lo he disfrutado como hincha, pero con la tristeza de que Chile no esté en el torneo, sobre todo por las sorpresas que ha habido. Y por la descendencia, uno tiene algo de arraigo, pero no tanto. Yo soy chileno. Estoy contento igual, porque Francia es uno de los finalistas. Me parece que es justo, por lo que ha mostrado”.

Incluso revela que su preferencia inicial era Inglaterra. De Croacia, el adversario, tiene una muy buena opinión. “Mereció ganar en la semifinal. Francia no la tendrá fácil. Será un rival duro”, sentencia.

Luego se enfoca en el análisis de las virtudes de la selección a la que respaldará. “Me parece que Francia tiene un buen funcionamiento colectivo. Ha sacado partido de eso. Griezmann, Pogba, Mbappé son tipos top a nivel mundial, pero ponen todo al servicio del equipo. Por eso marcan diferencias. En este Mundial ha primado lo colectivo. Los equipos que están en la final lo hacen porque lo colectivo está sobre lo individual”, valora.

Finalmente, elogia a su colega Hugo Lloris. “Es el mejor arquero del Mundial. Por su tranquilidad, por la solvencia. Ha habido otros a gran nivel, pero el otro día ante Bélgica sacó una pelota impresionante. Me encanta su estilo, sobre todo su sobriedad”, resalta.

Seguir leyendo