Entre retrasos y amenazas de tifón, Clemente Seguel se mantuvo dentro de los 20 mejores de la vela

Clemente Seguel (de jockey negro) y el español Joel Rodríguez, compitiendo en la tercera jornada de la vela. REUTERS/Ivan Alvarado

Jornada complicada para el chileno, quien sufrió una penalización en la cuarta regata, pero su segunda mejor posición en la siguiente. El día estuvo marcado por el mal clima producto del evento meteorológico que se acerca a la costa japonesa.


Clemente Seguel vivió otra jornada clave para sus aspiraciones en la vela. Tuvo que luchar contra una penalización y contra el clima japones (que ya empieza a verse afectado por el tifón) para poder continuar con las buenas sensaciones percibidas el día de ayer. Tras las tres regatas que realizó hoy, quedó en la posición 19 de la general, consiguiendo su segunda marca mejor en los Juegos: 11° puesto en la quinta regata.

Entre amenazas de reprogramación y cielos nublados comenzó el día para Clemente Seguel. La inminente llegada del tifón Nepartak tenía en vilo a los deportes náuticos y es que según estimaciones meteorologías, el fenómeno climático golpearía las costas japonesas esta madrugada, justo en medio de las competencias. El surf y el remo ya había sido afectados teniendo que adelantar sus finales por precaución, pero en la Vela todo seguía acorde a lo programado, al menos en el arranque.

Y el inicio no fue el esperado. Tras el gran rendimiento en la jornada de ayer, todas las esperanzas estaban puestas en que Seguel comenzaría lanzado este tercer día de competencias. Por eso la penalización en la regata cuatro dolió. Un castigo que lo hizo terminar en la posición 27, la más baja que ha tenido en todos los Juegos. Eso sí, el velerista puede ocupar el descarte reglamentario, para así dejar afuera su peor resultado de la serie.

Por eso los ánimos seguían siendo buenos cuando llegó el turno de la quinta regata. Lo importante no era pensar en lo pasado, sino en lo que podía venir. Todavía faltan muchas carreras por desarrollarse y el chileno tenía que evitar seguir perdiendo terreno. Salió con todo y logró su segundo mejor resultado en la competencia. 11° posición y una recuperación en la general que lo dejaba con el decimoctavo mejor promedio de la tabla.

Y cuando tocaba la última regata del día, el tifón comenzó a manifestarse. Primero los constantes cambios de viento y después la ausencia casi total de este, provocaron que las acciones en Enoshima se detuviesen. Un duro golpe para la organización de los Juegos, quienes siempre expusieron que las competencias náuticas no se verían afectadas por el ciclón tropical.

Durante más de una hora estuvieron detenidas las acciones, obligando a tomar una medida por lo bajo curiosa. Decidieron trasladar la competencia desde el puerto de la pequeña isla Enoshima, a la ciudad que colinda con ella, Fujisawa, la cual contaba con un viento más apropiado para llevar a cabo la prueba.

Ahí el chileno completó su participación. Una que partió con una mala primera marca, que logró mejorar, pero sin poder pelear por los puestos altos. Terminó la sexta regata en la posición 20, quedando 19 en la general. El jueves tendrá que seguir luchando, si es el clima lo permite. El tifón amenaza el sueño olímpico.

Sigue el minuto a minuto de los Juegos Olímpicos, aquí.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.