Historia pura: Emma Raducanu gana el US Open con 18 años, viniendo desde la fase previa y sin perder ningún set

Emma Raducanu celebra haber ganado el US Open. Foto: AFP.

La británica venció a Leylah Fernandez por parciales de 6-4 y 6-3, lo que la transforma en la primera tenista de la historia en ganar un Grand Slam viniendo desde las preliminares y sin ceder ninguna manga. Algo que en el tenis masculino nunca se ha logrado.


Emma Raducanu acaba de inscribir su nombre en la historia. La joven británica de tan solo 18 años ganó la final de US Open por parciales de 6-4 y 6-2 a la canadiense Leylah Fernandez, convirtiéndose en la primer tenista en ganar un Grand Slam viniendo desde la fase preliminar y sin perder un set, algo que nunca ha podido lograr un hombre. Raducanu ya había llamado la atención tras clasificar a los cuartos de final de Wimbledon, su primer major.

El logro de Raducanu toma mucha más fuerza si se considera que no perdió ningún set en todo el torneo. Diez partidos sin ceder ningún parcial, una estadística que sin duda agiganta su conquista. Para lograrlo, sin embargo, la inglesa de ascendencia canadiense y rumana debió derrotar a rivales con mucha más experiencia que ella. Un ejemplo claro fue su victoria en las semifinales ante Belinda Bencic, la tenista suiza que actualmente ocupa el puesto número 12 del ranking, y que además consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Ante Fernández, Raducanu dio rienda a su excepcional talento y dominó el juego de principio a fin. Fernández, de 19 años y n° 73 del mundo, opuso fiera resistencia durante la primera manga, pero la británica logró doblegarla a punta de un formidable desempeño. En el segundo set, Fernández quebró de manera temprana, pero Raducanu no perdió el control y devolvió el break inmediatamente después. Como si fuera poco, ganó su servicio y tras ello se puso en ventaja gracias otro quiebre.

Raducanu conquista así su primer Grand Slam, pese a que es el segundo que ha disputado en toda su carrera. Además, ni siquiera es la número uno de su país. En abril de este año, la ahora histórica tenista finalizó sus estudios en la Newstead Wood School, un instituto de élite de la ciudad de Orpington, donde obtuvo una matrícula de honor en matemáticas y se destacó en economía.

Por último, la joven se transforma en la primera británica en ganar un torneo de Grand Slam desde que Virgina Wade lo hizo en Wimbledon 1977.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.