La trama oculta del perdonazo a Edu Vargas

Eduardo Vargas

AgenciaUno

La opinión del Pitbull fue clave en el regreso del goleador de la Roja, que estuvo más de un año castigado por Reinaldo Rueda debido a una indisciplina en Suecia, al inicio del proceso.




Eduardo Vargas (29) disfruta como un niño chico. Se ríe, lanza chistes al aire y bromea, sobre todo, con Gary Medel. Quienes forman parte del día a día de la selección chilena describen así el comportamiento del delantero del Tigres mexicano, tanto en Santiago como en Sao Paulo. Coinciden en su buen humor. Lo ven distinto, con una alegría especial, como si estuviera feliz de estar concentrado, como si fuera la primera vez que es parte de la Roja.

No es para menos, ya que el oriundo de Renca vive un nuevo comienzo en el bicampéon continental, porque regresó luego de estar más de un año marginado por Reinaldo Rueda debido a una indisciplina cometida en Suecia, durante la primera gira del nuevo técnico de la Selección.

Gran parte de su retorno se debe a los influyentes amigos que mantiene en el camarín, principalmente, el Pitbull y Arturo Vidal. La opinión de ambos, en especial la del primero, fue clave en la decisión del colombiano de levantarle la sanción, ya que el estratega no tenía presupuestado perdonarlo.

El nuevo capitán fue el primero en hablarle sobre la necesidad de repatriar al ariete. Más allá de la amistad que lo une con Edu hace años, el defensa le aconsejó al DT indultar al formado en Cobreloa por una cuestión meramente futbolística, visión a la que luego se sumaría el Rey: la Roja necesitaba goles con urgencia y los atacantes no estaban rindiendo.

Con el tiempo, la sugerencia de estos dos referentes cobró mucha relevancia a medida que se acercaba la Copa América Brasil 2019, a tal punto, que el cafetero, definitivamente, dejó pasar la mala imagen que se formó del goleador en el primer viaje de su proceso. Por eso, decidió convocarlo para la Copa América de Brasil.

¿Por qué cobró relevancia la opinión de Medel y Vidal? Porque sin más amistosos por delante y tras 15 meses de trabajo, el exentrenador de Ecuador y Honduras entendió que no había otro delantero chileno capaz de suplir a Vargas. Y que los que había probado no habían estado a la altura como para prescindir del goleador de las últimas dos Copa América.

Y así lo dejó establecido cuando se le consultó a fines de mayo si acaso era una incoherencia recurrir a jugadores castigados por mala conducta. "Depende de quien toma la decisión. Otros jugadores como Castillo no han respondido a la expectativa. Pasa por ahí. En el fútbol todo cambia. Él (Vargas) tiene la opción de ratificar que es el goleador. Por ahí pasa la incoherencia que pueda venir", sostuvo.

De haber tenido otra opción, seguramente Rueda aún tendría en el congelador al ex Gremio, ya que él mismo dejó clara su postura sobre la disciplina en la Selección, cuando fue presentado: "Acá no estamos ante niños. Hay hombres grandes y el que quiere convivir con la Selección debe tener respeto. Le hago una invitación a los jugadores, a que ese espacio se respete. Y el que se equivoca... mala suerte".

Comenta