La UC gana, pero sufre con el polémico arbitraje Roberto Tobar

El equipo cruzado extremó recursos para imponerse a Santiago Wanderers por 3-2, en un duelo que tuvo como protagonista al juez tras expulsar a Lanaro y Zampedri. El domingo, el tricampeón va por la punta del torneo nacional frente a Colo Colo.


Universidad Católica hace rato que recuperó la memoria. Lo volvió a demostrar en un duelo marcado por la polémica. Con dos expulsados, el mismo equipo que hace menos de dos meses cayó goleado frente a Palestino, en una derrota que gestó la salida de Poyet como DT, mantuvo su persecución a Colo Colo, tras vencer a Santiago Wanderers por 3-2. El mismo elenco que muchos daban fuera de la pelea por el título, se ilusiona en serio por el tetracampeonato. El “dale tricampeón” se volvió a escuchar más fuerte que nunca en el reducto precordillerano.

Frente a los de Valparaíso, los dirigidos por Paulucci dejaron en claro que no descansarán hasta recuperar la punta. El duelo, sin embargo, los dejó heridos: Lanaro y Zampedri vieron la tarjeta roja. El primero por una supuesta agresión a Ronnie Fernández, en una acción muy dudosa, mientras que el segundo fue derechamente mal expulsado, por una exageración del defensor Fernández ante un manotazo del atacante. También volvió a levantar a Zanahoria Pérez, que ya hizo olvidar a uno que parecía irremplazable, como Matías Dituro.

Lo cierto es que la UC llegó a las siete victorias al hilo, la misma cantidad de partidos que Poyet lleva fuera del club. La victoria frente a los porteños, además, puso a Cristián Paulucci, el interino confirmado hasta diciembre, como el estratega debutante más exitoso en la historia del club. Superó a Beñat San José, quien ostentaba la marca de seis duelos abrazándose en su estreno en San Carlos.

La apertura de la cuenta llegó rápidamente para la UC. A los 20′, el defensor Aja le dejó espacio a Zampedri, uno que no falla cuando anda encendido. El argentino hizo rebotar su remate en la mano izquierda del jugador Caturro y Tobar, luego de ir a revisar el monitor del VAR, no dudó en cobrar la pena máxima. Zampedri anotó el 1-0, sin mayores problemas.

La UC, sin embargo, se olvidó del rival que tenía al frente. El equipo que dirige Emiliano Astorga se acostumbró a pelear de igual a igual con cualquiera. De ese elenco triste, aburrido, que tuvo a dos técnicos durante la primera rueda, y apenas sumó un punto, ya no queda nada. Hoy, con garra, corazón y fútbol, la escuadra presidida por Reinaldo Sánchez está en una misión imposible de arrancar del descenso que parecía sentenciado. Y en San Carlos, no querían ser parte de una fiesta del elenco capitalino.

A los 22′, Roonie Fernández dio el primer aviso. Tomó el balón en el centro del área y remató muy directo a las manos de Pérez. Fue la primera advertencia, que desnudó las falencias defensivas del tricampeón. Por la banda derecha, esa que cuida Parot, se daban licencias que los verdes rápidamente comenzaron a aprovechar.

Las ganas de Wanderers tuvieron su recompensa. En una jugada llena de talento, Soto convirtió la igualdad y enmudeció a los Cruzados. La anotación comenzó a gestarse con un lateral por la derecha de Arce, que Soto recibió y tocó rápidamente para Fernández. Este último habilitó de taco a Soto, quien entró al área y con un disparo rasante sorprendió al Zanahoria Pérez.

La figura de Fuenzalida, el eterno capitán cruzado, no estaba para que le opacaran la fiesta. Más cuando Chapita cumplía 300 duelos defendiendo al equipo de la franja. A los 32′, con un preciso centro desde la derecha, el campeón de América habilitó a Puch, quien de cabeza puso el 2-1 para los locales.

El 3-1 no demoró en llegar. Zampedri, otra vez, volvió a batir a Viana. El Toro, quien llegó a los 17 goles, quedando a dos del máximo artillero del torneo Nacional (Joaquín Larrivey), aprovechó una gran jugada que pasó por los pies de Gutiérrez y Puch. El ex Rosario Central solo tuvo que tocarla para desatar la locura de los hinchas que no cansaron de corear su apodo.

De ahí en adelante, el tricampeón tomó las riendas del duelo. Hubo uno que otro contragolpe de Roonie Fernández, el hombre más incisivo de los visitantes. A ratos, el 19 sacó de quicio a los defensores cruzados. A tal punto, que provocó la expulsión de Lanaro, quien lo agredió sin balón cuando finalizaba la primera parte. El cobro le valió al juez las recriminaciones del Chapita pues en la previa hubo falta del delantero.

En la segunda parte, Paulucci movió la pizarra. Guardó a Puch, quien evidenció problemas en el tobillo. Su puesto lo aprovechó el estratega para ordenar el ingreso de Asta-Buruaga, quien pasó a formar una línea de tres en el fondo, tras la expulsión de Lanaro. Gutiérrez, por precaución, pensando en Colo Colo, dejó la cancha para permitir el ingreso de Fuentes.

Y a los 48′, Zampedri casi anota su triplete. El Toro aprovechó los constantes errores defensivos para quedar cara a cara frente a Viana. El guardameta estuvo rápido para desviar con el cuerpo el remate del delantero, que iba en dirección a las redes de su portería.

Wanderers siguió presionando, pero no le alcanzó. Con Roonie Fernández como su lucha de bandera, el equipo Caturro luchó cada balón como si fuese el último. A los 50′, Fernández insistía con un cabezazo, que el Zanahoria Pérez enviaba al córner. Los aplausos cayeron de inmediato para el reemplazante de Dituro.

A los 63′, la UC se quedó con nueve jugadores. Zampedri, en su afán de proteger el balón, frente a la marca de Espinoza, pasó a llevar con el codo al futbolista de Wanderers. Este último exageró el golpe y se tiró al suelo, en una evidente simulación. Tobar le sacó la doble amarilla (las amarillas no se revisan en el VAR) que lo dejó fuera del duelo y, de momento, del clásico frente a Colo Colo.

De ahí en adelante, la UC retrocedió. Se dedicó a cuidar el marcador, con cambios que apuntaron a cerrar el marcador. La salida de Valencia y el ingreso de Leiva, a los 81′, dejó a los cruzados sin delanteros. La presión wanderina se hizo sentir: a los 85′, Arce batió a Pérez con un remata de fuera del área.

Lo que vino después fue solo sufrimiento para los de San Carlos de Apoquindo. Zanahoria Pérez volvió a sacar sus mejores atajadas, ayudado también por el poste de su arco. Arce, el 10 caturro, se cansó de probar al ex guardameta de Iquique, quien no estuvo dispuesto a entregar su portería.

La UC sacó la tarea adelante. Con nueve jugadores, el tricampeón avisa que va por el tetra. Y también, de seguro, a las oficinas de la ANFP para intentar limpiar a Zampedri y Lanaro, los dos expulsados que buscarán recuperar para la final de este domingo. A esta altura, no se pueden dar licencias. Más cuando Colo Colo está a la vuelta de la esquina.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

FICHA DEL PARTIDO

U. Católica 3: Pérez; Fuenzalida, Lanaro, Huerta, Parot; Núñez (88′ Aued), Saavedra, Gutiérrez (46′ Fuentes); Valencia (81′ Leiva), Zampedri y Puch (46′ Asta-Buruaga). DT: C. Paulucci

S. Wanderers 2: Viana; Aja, García, Espinoza (69′ Rojas); Soto (80′ Herrera), Villarroel (67′ Pereyra), Arce, Marín, Alvarado (80′ Canelón); Jara y Fernández. DT: E. Astorga

Goles: 1-0, 20′, Zampedri mediante lanzamiento penal; 1-1, 26′, Soto, con un disparo rasante al palo defendido por Pérez; 2-1, 32′, Puch de cabeza tras un certero centro de Fuenzalida; 3-1, 39′, Zampedri define bajo el arco tras una habilitación de Puch. 3-2, 85′, Arce, con un disparo de fuera del área.

Árbitro: Roberto Tobar. Expulsó a Lanaro y Zampedri, por doble amarilla (UC). Amonestó a Pérez (UC) Villarroel (SW).

Estadio San Carlos de Apoquindo: 10 mil personas, aprox.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.