Un lío de $30 millones: la historia detrás de la polémica que enfureció a Johnny Herrera

HERRERA 2 OK

El capitán azul junto a Matías Rodríguez y Jean Beausejour determinaron cómo se repartiría el premio por conseguir el cupo de Chile 3. El premio mayor apuntaba a meterse en la fase de grupos de la Copa Libertadores.




En Universidad de Chile estalló una nueva polémica. Esta vez no se enfrentaron jugadores con dirigentes, ni funcionarios del CDA con periodistas. Hoy las miradas apuntan a un ex futbolista de la U que reclama premios impagos de la temporada pasada por conseguir el cupo Chile 3 de la Copa Libertadores.

Los dineros de los estímulos deportivos revuelven al club. Cabe mencionar que no existe una división al interior del plantel por este tema. La guerra la desató uno que ya no está. Lo hace desde lejos, sin importar el lío que puede generar en un equipo que busca levantarse.

El acuerdo se logró durante el segundo semestre de la temporada pasada. Se fijó que el monto a repartir entre los integrantes del plantel sería de $30 millones en caso de conseguir el paso a la fase previa de la Libertadores. La junta negociadora, compuesta por Johnny Herrera, Matías Rodríguez y Jean Beausejour determinó que el dinero recibido se distribuiría entre aquellos jugadores que disputaran el segundo semestre de la temporada 2018 y la fase previa del certamen continental frente a Melgar. Esos dos requisitos eran clave para estar entre los que recibirían el pago. Es que si se contabilizaban todos los futbolistas de la temporada pasada con la entrante, considerando que ambos objetivos se disputaron con planteles diferentes, cada uno recibiría cerca de $300 mil.

Herrera explicó la situación: "Llegamos a un acuerdo que este premio era para los que jugaron el segundo semestre y en la Copa Libertadores este año. Nosotros cobramos por jugar la segunda fase de la Libertadores, por el dinero que obtiene el club". Ahondó en el tema, y aseguró que "nosotros repartimos los premios en partes iguales. La repartimos entre los jugadores que se mantuvieron en el club. Es el formato. Somos el club más generoso del fútbol chileno. Nosotros repartimos todos los premios por igual", señaló a Cooperativa.

Más allá de la explicación del capitán azul, existía un antecedente en el club en una situación similar. Ocurrió en el 2013, cuando se consiguió la clasificación a la zona de repechaje de la Copa Libertadores. En aquella oportunidad, la U obtuvo su paso al certamen continental ganando una liguilla, en una final ante Iquique. El premio, parecido al de este año, terminó repartiéndose entre todos quienes consiguieron el logro, independiente de si permanecieron o no en el club para la siguiente temporada, específicamente para jugar ante Guaraní. Algo que en esta oportunidad, la comisión que llevó a cabo la repartición omitió olímpicamente

Soteldo, Seymour, Lorenzetti, Vaz, Jara, Pizarro, Vilches, entre otros, no aparecieron en la planilla que entregó Herrera para ser cancelada este 1 de abril por la concesionaria. Uno de los que hoy no está presente en club hizo circular la información. "El año pasado había un sapo en el plantel, justo ahora que se fue sale este tema. No es necesario decir su nombre, sabemos quién fue… esto es patético. Que ese jugador haga el reclamo como corresponde y no, en buen chileno, mariconeando ni sapeando por detrás. Los premios los reparte el club, no yo", agregó Herrera. "Este premio nos lo dieron por voluntad del club. Es patético el reclamo, de un gitanismo que ni yo me explico. El que lo haya hecho es una rata. Deja mucho que desear para el jugador. El comentario es que es una rata, qué sapo y qué caradura. Es patético ventilarlo. A lo mejor por eso mismo hoy el jugador no está en el club", agregó el capitán.

La Tercera contactó a Seymour, uno de los futbolistas que no recibió dinero por clasificar a la Copa Libertadores. Desconoce la situación que hoy vuelve a generar polémica en el CDA: "Algo escuché de lo que dijo Herrera. No sé si me deben plata, no lo tengo entendido. No le he preguntado a Herrera ni a nadie. Estoy desconectado", dijo escuetamente.

La U vuelve a sumar un conflicto. Esta vez, sin embargo, la revuelta viene desde un futbolista que ya no está en el camarín. Los azules parecen no encontrar nunca la paz que se extravió hace mucho tiempo del CDA.

Comenta