Lobos por Siempre se posterga hasta la gran marejada de 2022 y lanza evento virtual

Cristián Merello, en acción. Foto: Juan Luis Deheerecken.

El evento aguardará hasta que se produzca este fenómeno, que promete olas de hasta 10 metros, aunque por mientras se realizará un concurso para amenizar la espera.


Debido a las restricciones derivadas de la pandemia y ante el anuncio de una marejada que llevaría olas de ocho a diez metros de altura a las costas de Pichilemu en 2022, el campeonato “Lobos por Siempre” aguadará hasta ese momento para abrir la ventana de espera para disputarse.

La llegada de esas enormes masa de aguas, son la gran motivación de los mejores especialistas del mundo en olas grandes y, entre ellos, hay tres chilenos con un legado en el certamen y opciones reales de triunfo: Ramón Navarro, Diego Medina y Cristián Merello.

No será fácil la tarea de los atletas locales, porque varios internacionales de alto hándicap en olas gigantes confirmaron que también aguardan la bandera verde para viajar y entrar al agua. Entre ellos, los estadounidenses Greg Long, Kohl Christiansen y el peruano Gabriel Villarán.

Como un adelanto del evento principal y una forma de mantener activos a los surfistas que buscarán un lugar en el cuadro definitivo de “Lobos por Siempre”, los sponsors Corona, Monster Energy, Haka Honu, Stanley, Opinel, Hotel Alaia y El Ruco abrieron una competencia virtual para elegir las mejores fotos y videos de surf de esta temporada, cuya premiación se realizará a fines de diciembre y distinguirá tanto a deportistas como a realizadores. El torneo se da por iniciado a partir de hoy y se desarrollará a través del sitio www.lobosporsiempre.com y en la cuenta oficial de “Lobos por Siempre” en Instagram (@lobosporsiempre), con más de $ 8.000.000 en premios a repartir.

Además, “Lobos por Siempre” tiene el propósito de ser mucho más que un evento deportivo de surf, para lo cual se ha preparado una batería de acciones colaborativas, integradoras y sostenibles, que buscan proteger el borde costero, impulsar la Ley de Rompientes, potenciar la cultura y emprendimiento de la comunidad local y promover los atractivos turísticos de la zona.

“‘Lobos por Siempre’ representa muchas cosas para mí. Es un evento único para practicar surf de olas grandes al más alto nivel y en un mar que conozco desde niño, pero también hay espacio para mostrarle a la comunidad los proyectos de conservación y sostenibilidad que estamos desarrollando en nuestras costas”, afirma Ramón Navarro, finalista en 2017. Mientras que el campeón de esa edición, Diego Medina, añade: “Para mí es bueno que ‘Lobos por Siempre’ se haya postergado, porque con la pandemia y las restricciones de movilidad que pasamos, no tuvimos mucho tiempo para entrenar. Este campeonato es muy importante, vienen los mejores especialistas del mundo y para ser competitivo, hay que llegar al 100% en la parte física, mental y con muchas horas de surf”.

Por otra parte, Kohl Christensen, ganador del primer Ceremonial de Olas Grandes, alaba las condiciones de la playa. “Punta de Lobos está entre los santuarios del surf a nivel mundial, por eso nadie quiere perderse la ronda que hacen en Chile. Se deben dar condiciones de clima muy especiales para que esa ola crezca hasta los seis o siete metros y podamos montarla, entonces todos estamos pendientes del aviso de marejada para tomar la tabla, el bolso y volar rápido hasta allá”, apunta.

En tanto, Patricio Mekis, director del Comité Organizador, explica la determinación: “Decidimos esperar el mejor momento para disfrutar el surf de olas grandes, pero aprovechamos la espera para seguir trabajando en las acciones de conservación del Parque Punta de Lobos, el cuidado del borde costero y las acciones de sostenibilidad que tenemos junto con la comunidad”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.