El mecanismo que permitió el dopaje financiero del Manchester City

El escándalo revelado por Football Leaks también alcanza al club inglés.


La UEFA ayudó al Manchester City a evitar sanciones por incumplir el Fair Play financiero. La información se obtiene de otra de las revelaciones del sitio Football Leaks, que establece un intrincado procedimiento para eludir mecanismos de control que le hubiesen significado duras sanciones al club ingles.

El diario aleman Der Spiegel afirma que “los dos clubes están descaradamente controlados por gobiernos autoritarios de estados del Golfo Pérsico”. También sostiene que el Manchester City y el PSG violaron sistemáticamente las reglas del Fair Play Financiero, ayudados por Gianni Infantino y Michel Platini, entonces secretario general y presidente de la UEFA respectivamente. Infantino es hoy el presidente de la FIFA y ha pregonado al mundo que su misión es acabar con la corrupción en este deporte.

Según consigna el informe, los dueños del City, controlado por un fondo de Emiratos Árabes, inyectaron 2.700 millones de euros de manera irregular en base a contratos ficticios de patrocinio con instituciones estatales del país asiático con el objetivo de incrementar sus presupuestos y poder fichar mejores jugadores. El City evitó la expulsión de las competencias europeas gracias a la intervención de Platini e Infantino. El suizo se reunió secretamente con Ferran Soriano, director ejecutivo del club británico, en mayo de 2014. El sitio francés Mediapart sostiene que la idea era “negociar un acuerdo que sea más que una advertencia y que parezca un elemento disuasivo, pero que no afecte de manera fundamental el negocio del Manchester City”. Las palabras corresponden a Soriano.

Había otros mecanismos, como ocultar 35 millones de gastos en compañías satélites y sobrevalorar contratos de patrocinio (de 140 a 70 millones por año). La UEFA cestimaba las pérdidas del club en 233 millones de euros para el periodo 2011-2013, cinco veces más que el límite permitido de 45 millones.

La UEFA multó al City con 60 millones de euros. La cifra bajó a 20 millones de euros después de la intervención de Infantino ante el presidente del City, Khaldoon Al Moubarak. El mail incluía una copia a Nicolás Sarkozy, presidente de Francia. En el intertanto, la Cámara de Instrucción de la Instancia de Control Financiero de los Clubes no está al tanto del acuerdo. La revelación agrega que Infantino conmina a Al Moubarak y Sarkozy a no reenviar los correos y que ayudó, en secreto, al Manchester City a preparar la audiencia ante la Cámara de Instrucción del ICFC. Entre medio, el PSG se quejó por el descuento en la multa al City. Platini promete la misma concesión. Lo que aún no se sabe es el rol de Sarkozy en la estructura.

Seguir leyendo