Turner ya tiene luz verde

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) aprobó con condiciones la operación de compra del CDF, que se sellará en los próximos días.


Tras diez meses de investigación, más de 1.400 páginas acumuladas en el expediente y decenas de declaraciones de ejecutivos de la industria televisiva, proveedores de contenidos y expertos; el grupo Turner, controlador de CNN Chile y Chilevisión y ligado a Directv, logró la autorización para comprar el Canal del Fútbol, en una operación valorizada en US$2.200 millones.

Esto, luego que ayer la Fiscalía Nacional Económica (FNE) diera a conocer la aprobación definitiva de la transacción, la que incluye algunos reparos que fueron propuestos por el propio comprador.

Estos están ligados principalmente a las condiciones con que los cableoperadores -como VTR, Movistar, Directv o Claro- puedan acceder a sumar a su parrilla programática la oferta deportiva ahora en manos de Turner, conglomerado que también posee los derechos de transmisión de la Super Liga Argentina en ese país, para evitar que las condiciones de acceso al canal sean abusivas.

“En lo que respecta al riesgo de aumento de poder de negociación en el segmento de provisión de contenidos para televisión de pago, las partes han ofrecido una prohibición absoluta de ventas atadas y paquetizadas entre el producto CDF y los canales Turner, lo que implica que los canales CDF siempre deberán ofrecerse de manera independiente y no condicionada a la compra de los canales Turner”, señaló ayer la FNE.

Y aunque las medidas de mitigación todavía están siendo analizadas por parte de los cableoperadores, ellos ya no pueden impedir que la operación se materialice. Esto, porque la normativa de libre competencia solo permite que la Fiscalía Económica y las partes directamente involucradas -la ANFP y Turner- puedan discrepar ante alguna entidad superior, como el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC). Así, y como tanto Turner como la ANFP quedaron conformes con la decisión de la Fiscalía, la venta ya no tiene vuelta atrás.

Lo que viene
Ahora, y contar del lunes, las partes involucradas -Turner y la ANFP-, se reunirán para zanjar los últimos detalles de los contratos, tras lo cual se procederá con el pago a la ANFP de los montos comprometidos. Esto, a su vez, activará que GTV, accionista minoritario del CDF ligado a Jorge Claro, entregue las acciones y se formalice de una vez la adquisición de los derechos de televisación del fútbol profesional chileno por los próximos 15 años.

Fuentes de las dos partes señalan que esto es más bien un trámite, y que la operación se materializará en cosa de días. Los dineros para los clubes, en tanto, estarían en poder de las S.A. a más tardar a fines de mes, señala el tesorero de la ANFP, Aldo Corradosi.

En términos de contenidos, el nuevo dueño del CDF no tiene contemplado, en el futuro cercano, realizar cambios a la propuesta en pantalla en lo medular. Es decir, mantendrá la marca CDF y los clientes no tendrán que desuscribirse y contratar otro paquete, sino que se mantendrán los actuales servicios.

Esto es posible porque técnicamente Turner es el continuador legal del Canal del Fútbol. Esta fórmula permite mantener vigentes los contratos, tanto comerciales como laborales.

Eso sí, Turner planea potenciar la puesta en pantalla, sumando señales adicionales, incorporando las transmisiones de la Primera B, y mejorando la calidad de la puesta en pantalla, los equipos, e incluso renovando la plataforma tecnológica asociada al canal, entre otras mejoras.

Se espera que estas mejoras partan apenas Turner pueda tomar el control de la señal, para que la nueva oferta ya esté disponible cuando se reanude la competencia en febrero.

“En términos generales, para el resguardo de la libre competencia, Turner era un mejor comprador que Fox. En el caso de Turner, los riesgos eran menores, al tener participación solo en Directv y Chilevisión”, explica la abogada experta en libre competencia de Morales & Besa, María José Henríquez.

Entre los asesores de la operación destacaron BTG y Credit Suisse.

Las medidas de mitigación propuestas por la Fiscalía

Ventas atadas
La FNE determinó que Turner no podrá paquetizar productos entre el CDF y los canales de Turner. En este punto, la FNE no puso condiciones, por ejemplo, a ventas atadas entre el CDF básico y el Premium, tema que preocupaba a los cableoperadores.

Ventas a la tv paga
La FNE estableció la prohibición de que Turner le niegue la transacción a los cableoperadores que estén dispuestos a pagar por el contenido de CDF. De esta manera, la venta del contenido queda sujeta solo al interés por el fútbol y no a otros factores.

Arbitrajes
En caso de discrepancias entre Turner y cableoperadores, el nuevo controlador del Canal del Fútbol queda sometido a la obligación a someterse a un arbitraje, a solicitud del cableoperador para la resolución de controversias en las negociaciones.

Trato igualitario
Otra de las condiciones que puso la FNE es que no se discrimine a los cableoperadores por alguna razón. Este tema es particularmente sensible considerando la participación de Turner en Directv, el segundo operador de TV paga en Chile.

Confidencialidad
La FNE puso entre las condiciones la obligación a Turner de mantener la confidencialidad de la información comercialmente sensible de los competidores de la entidad fusionada. Esto también tiene que ver con el rol de accionista de Directv.

Rol de Chilevisión
Aunque este punto no fue detallado mayormente en el documento dado a conocer ayer por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), se dictaminó la “inclusión de Chilevisión en los compromisos cuando se cumplan ciertas condiciones”.

Seguir leyendo