Manuel García estrena sociedad junto al aliado de Mon Laferte

Autor: Sergio Barov

Manuel García y Manú Jalil conversan de sus planes en Estudios del Sur. Foto: Rudy Muñoz

El cantautor presenta este viernes un adelanto de su próximo EP, producido por el director musical de la ex Rojo, el mexicano Manú Jalil. Ambos conversan con La Tercera de esta flamante alianza.


Todavía no hay fecha ni título oficial para dar a conocer, pero sí una dirección clara: para su próximo trabajo de estudio, Manuel García decidió nuevamente expandir su esencia hacia nuevas posibilidades, y para ello convocó a uno de los artistas con los que más veces ha compartido escenario en el último tiempo. Y aunque es probable que para la mayoría de la gente el nombre de Manú Jalil no encienda alarmas, los que han seguido con mayor atención la carrera de Mon Laferte sabrán que el multiinstumentista mexicano ha sido pieza clave de su éxito.

Quiero algo más, el sencillo que García libera este viernes en plataformas digitales, es el primer fruto que se hace público de esta flamante sociedad musical entre el ariqueño y el director musical de la ex Rojo, quien en diversas ocasiones lo ha catalogado como “la otra mitad” del proyecto Mon Laferte, así como el aliado que estuvo con ella incluso antes del reconocimiento masivo, ahora convertido además en tecladista de su banda estable. Desde allí, Jalil ha coincidido en diversas ocasiones con García, uno de los invitados frecuentes de los conciertos de la solista -como en su último paso por el Movistar Arena- así como en su último álbum, La trenza, participando en el tema Cielito de abril.

“Mon me mandó un mensaje que decía: ‘Amigo, le voy a pasar tu número a Manuel porque quiere trabajar contigo’. A mí me dio una buena emoción porque obviamente conocía a Manuel por ella, pero también conocía su musicalidad”, comenta el mexicano a La Tercera, sentado junto a su nuevo socio chileno en uno de los rincones de Estudios del Sur, el cotizado centro de grabación ubicado en la comuna de María Pinto donde la dupla registró parte del nuevo material que integrará el próximo EP del ex Mecánica Popular, el primero desde Harmony Lane (2016) y el álbum en vivo Los habitantes (Bestiario), editado el año pasado.

En las sesiones, encabezadas por el experimentado ingeniero argentino Guido Nisenson, también participaron los músicos de la banda estable del cantautor: Diego Álvarez (bajo y coros), Rodrigo Godoy (guitarra eléctrica y coros) y Luis Faúndez (batería y coros), mientras que Jalil aportó además con el órgano Hammond B5 y coros. “Uno de los privilegios más grandes que he tenido en mi carrera, y en todo mi trabajo, es poder sentir la magia de un productor joven. Siento que esto me abre la puerta de una Latinoamérica profunda, que está enraizada en su trabajo, su expresión y su talento”, comenta García al referirse al mexicano.

En Quiero algo más, single que según el solista recoge diversas tradiciones urbanas inspiradas en la poesía de la cultura popular, se percibe el sello que Jalil le ha dado a las composiciones de Mon Laferte, de vocación masiva y arreglos en los que se entrecruza lo folclórico y lo moderno. “Estoy tratando de hacer una música que sea parte de la alegría de los pueblos. Con ritmicidades que hemos tomado de raíces latinoamericanas, pero que están definitivamente enfocadas en el siglo XXI, en una dimensión musical en la que la tecnología, las secuencias electrónicas, los distintos timbres de los que se puede echar mano. Cocinando algo que queremos que sea delicioso, con mucho aliño, mucho sabor y bastante chile (ají)”, explica.

Durante estas sesiones en Estudios del Sur no hubo espacio para instrumentos electrónicos o secuencias programadas, medida que fue sugerida por parte del mexicano. “A mí, la verdad, es que nunca me ha llamado la atención hacer cosas electrónicas. Me gusta grabar y que todo sea real, que todo sea orgánico. Si la canción tiene que llevar un clarinete, se busca uno, no un sonido de computadora de clarinete, yo lo tengo muy claro porque así estudié y así me nace. Hay música muy bonita que mantiene este twist de modernidad, pero siempre conservando las cosas análogas”, explica.

El ariqueño no es, por cierto, el único aliado chileno que Jalil ha sumado a su portafolio desde que conoció a Mon Laferte. El productor, que ya se había hecho un nombre en el circuito especializado de su país gracias a sus arreglos para Río Roma, Diego España y el grupo de hip hop BNDRA, se ha ido metiendo de a poco en la escena nacional, y en paralelo trabaja en los nuevos discos de otros artistas locales, como el cantante Landabur y otra ex participante de Rojo, Simoney Romero.

Según cuenta García, el haber convocado a Jalil no sólo obedece a ciertas visiones musicales en común y al interés del primero por darle un toque más “latino” a su nuevo álbum. También, responde a la dinámica habitual de trabajo del autor de Acuario, cada vez más abierta al aporte de terceros y a explorar nuevas rutas, como hizo junto al guitarrista estadounidense Craig Thatcher en Harmony Lane.

“Me limito con el tiempo a hacer cada vez menos y a confiar más en la gente, a no tratar de hacer los arreglos yo mismo y tocarlo y pensarlo todo. En ese sentido este es un disco más comunitario”, comenta el cantautor, quien estrenará en vivo Quiero algo más en su recital de este miércoles 9 en el Teatro Regional del Biobío.

Seguir leyendo