Sao Paulo: El dispar impacto del Covid en dos ciudades del estado brasileño

Personas hacen fila para inocularse con la vacuna CoronaVac, del laboratorio chino Sinovac, en una escuela pública de Serrana, el 17 de febrero pasado. Foto: AP

Separadas por solo 25 km, Serrana y Ribeirão Preto viven “los extremos” de la pandemia. Mientras la primera urbe redujo en 95% las muertes, la segunda registra un 95% de ocupación de camas UCI.




En uno de sus podcasts de esta semana, el diario brasileño O Globo se refirió a las ciudades de Serrana y Ribeirão Preto, ambas en el estado de Sao Paulo, como “los extremos de la pandemia lado a lado”. Y es que, a juicio del periódico, ambos municipios revelan el contraste entre una urbe vacunada y otra en cuarentena, a solo 25 km de distancia.

Con una población de 45.000 habitantes, Serrana se ha convertido en un oasis en Brasil, un país que tiene el segundo brote de Covid-19 más mortífero del mundo, con más de 470.000 fallecidos y un lento ritmo de inmunización debido a la escasez de vacunas.

Una situación diametralmente opuesta a la vivida en Serrana. Tras completar la inoculación de casi todos los adultos de la ciudad con CoronaVac, la vacuna de la empresa china Sinovac Biotech, el lunes el Instituto Butantan, vinculado al gobierno de Sao Paulo, entregó los esperanzadores resultados del denominado “Proyecto S”, una investigación para evaluar la efectividad de CoronaVac -la misma empleada mayoritariamente en Chile- en condiciones del mundo real.

El gobernador de Sao Paulo, João Doria, durante el inicio del “Proyecto S” de vacunación masiva en la ciudad de Serrana, el 17 de febrero pasado. Foto: Gobernación de Sao Paulo

Después de la vacunación masiva, la ciudad experimentó una reducción del 95% en el número de muertes por la enfermedad. El número de casos sintomáticos descendió en un 80%, y el de hospitalizaciones, en un 86%. “Indica el estudio que con el 75% de la población inmunizada con dos dosis de la vacuna, la pandemia fue controlada en Serrana y esto podría reproducirse en todo Brasil”, dijo João Doria, gobernador de Sao Paulo, durante una conferencia de prensa el lunes en el Instituto Butantan, uno de los fabricantes de la vacuna.

El “Proyecto S” -denominado inicialmente así porque era un secreto (“segredo”) y ahora lleva el nombre de la ciudad- se llevó a cabo este año entre febrero y abril. El objetivo fue vacunar a toda la población adulta de Serrana, es decir, 28.380 personas mayores de 18 años. De esta población total, el 97,7% recibió la primera dosis del inmunizante (27.722 personas) y el 95,7% completó su esquema de vacunación tomando también la segunda dosis (27.160 personas).

Con el 75% de la población inmunizada con dos dosis de la vacuna, la pandemia fue controlada en Serrana y esto podría reproducirse en todo Brasil.

João Doria, gobernador de Sao Paulo

Se eligió Serrana, según la Agencia Brasil, porque la urbe tenía altas tasas de prevalencia de infecciones por Covid-19. De hecho, fue uno de los hot spots de la pandemia en 2020 en Brasil. El 5% de la población se contagió tras un brote en un hogar de ancianos. También incidió en su selección para el experimento el que estuviera cerca de un centro universitario y que contara con un hospital local.

La vacunación en Serrana, destaca Butantan, se realizó con la variante P.1 como la predominante, lo que reforzó la eficacia contra la cepa de coronavirus originada en Manaos, que se convirtió en la principal en el país desde el comienzo del año. “Todos estos datos de efectividad que estamos demostrando son resultados que ocurren en presencia predominante de la variante P.1, una reconfirmación de que la vacuna es efectiva contra esta variante”, dijo Ricardo Palacios, director de Investigación Clínica en el Instituto Butantan.

Vista de la ciudad de Serrana, en el estado de Sao Paulo. Foto: AP

“Serrana está controlando el Covid-19 con la vacunación y ese control está ocurriendo aun cuando los municipios vecinos tienen un importante aumento de casos de esta enfermedad. Eso diferencia lo que ocurre en Serrana con otros escenarios en que se ha controlado la epidemia restringiendo el tránsito de personas”, comentó Palacios a La Tercera. “Vamos a continuar acompañando a la comunidad de Serrana, pero vemos claramente una luz de esperanza de lo que puede ser la vida cuando la pandemia sea controlada”, agregó el director médico de la investigación clínica en Serrana.

Serrana está controlando el Covid-19 con la vacunación (...). Vemos una luz de esperanza.

Ricardo Palacios, Instituto Butantan

Una esperanza que al alcalde de Serrana, Leo Capitanelli, ya lo hace jactarse del plan de la ciudad de albergar un festival de música para unos 5.000 espectadores, todos vacunados con la inyección de Sinovac. “Este proyecto nos devolvió el orgullo”, dijo. “Y traerá esperanza para un nuevo comienzo el próximo año”.

Nuevo epicentro del Covid

Mientras la propagación del virus en Serrana se desaceleró, en la comunidad vecina de Ribeirão Preto vieron un aumento de casos de Covid-19. El repunte se atribuyó en gran parte a variantes más contagiosas.

Los hospitales en Ribeirão Preto están tan llenos de pacientes con Covid-19 que el alcalde, Duarte Nogueira, impuso estrictas medidas de cierre la semana pasada, incluida la interrupción del transporte público y la limitación de las horas para que los 700.000 residentes de la ciudad compren comestibles. Casi todas las tiendas están cerradas y el 95% de las camas de las unidades de cuidados intensivos está ocupado por pacientes con el virus, destacó O Globo.

Pacientes con Covid-19 en el Hospital das Clínicas de Ribeirão Preto. Foto: FMRP-USP

Y la situación amenaza con empeorar. Una investigación realizada por la Universidad Estadual Paulista (Unesp) junto con el Instituto Adolfo Lutz muestra una tendencia de agravamiento del Covid-19 en Ribeirão Preto y Franca en las próximas dos semanas. Según el estudio, es posible que la región se convierta en un nuevo epicentro de la enfermedad en el estado de Sao Paulo con la agudización de la pandemia. Las dos ciudades tienen alrededor de un millón de habitantes y han decretado medidas más estrictas para reducir el movimiento de personas en los próximos días.

“En Ribeirão Preto hubo un aumento en el predominio de la variante P.1 entre febrero y mayo, representando alrededor del 88% de las muestras analizadas. Este factor, junto con la desorganización de las medidas preventivas, como el distanciamiento social y el uso correcto de la mascarilla, contribuyeron al agravamiento de la situación en la ciudad”, explica a La Tercera Vitor Engrácia Valenti, investigador de la Unesp. Además, en Ribeirão Preto solo “cerca del 10% a 15% de la población recibió las dos dosis de la vacuna (CoronaVac y AstraZeneca)”, agrega.

El aumento en el predominio de la variante P.1 ayudó a agravar la situación en Ribeirão Preto.

Vitor Engrácia Valenti, U. Estadual Paulista

Desde el inicio de la pandemia, Ribeirão Preto suma 77.755 casos de Covid y 2.086 muertes. Según la Secretaría de Salud Municipal, se registraron 1.043 fallecidos de enero a diciembre del año pasado, la misma cifra de vidas perdidas de enero a mayo de 2021, lo que muestra una aceleración de la enfermedad.

“Considerando que las personas vacunadas pueden infectarse y desarrollar síntomas, y que el aumento de la transmisión contribuye a la aparición de variantes con potencial de escape inmunológico y mayor transmisión, es posible que la situación en Ribeirão Preto cause problemas en Serrana”, advierte Valenti.

Personas con síntomas de Covid-19 esperan ser atendidas afuera de un hospital que está a plena capacidad en Ribeirão Preto, el 28 de mayo pasado. Foto: AP

Por ello, Palacios apuesta a que la experiencia de Serrana, con su exitosa vacunación, pueda repetirse en todo Brasil. “Nuestro deseo es que sea replicado en todo el mundo, pero hay enormes restricciones para poder avanzar”, reconoce. “La primera de ellas es el acceso a vacunas, que aún sigue siendo la mayor barrera para gran parte de las comunidades. Pero otro de los desafíos es la distribución desigual de la vacuna. Las áreas de mayor vulnerabilidad social también han tenido menores tasas de vacunación en comparación con áreas en mejores condiciones”, apunta.

“Finalmente, hay algunas personas que siguen con dudas o tienen posturas contra las vacunas o no las consideran importantes. Cada persona cuenta para poder obtener una protección a nivel de las comunidades y, por lo tanto, tenemos que trabajar en todos esos frentes al mismo tiempo para llegar a controlar la pandemia”, concluye Palacios.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.