Clases presenciales: las medidas del Mineduc para revertir el impacto académico de la pandemia en los estudiantes en 2022

FOTO: LUIS ENRIQUE SEVILLA FAJARDO/ LA TERCERA

Junto con el oficio que pone fin a la voluntariedad de las clases presenciales a contar de marzo de 2022, Educación también elaboró un plan para mitigar el impacto de estos dos años en que los contenidos se impartieron de manera irregular. Para ello, los estudiantes serán evaluados tres veces el próximo año y se requerirá a los colegios que en los primeros 15 días realicen un diagnóstico del avance de los niños, a objeto de readecuar los planes a las áreas más débiles.




Durante esta jornada -y como lo había adelantado La Tercera- el Ministerio de Educación emitió un oficio en el que pone fin a la voluntariedad y obliga a las clases escolares presenciales tanto a alumnos como a establecimientos, a partir de marzo de 2022.

Hasta aquí, diversos análisis y voces de expertos han coincidido en que, si bien se pudieron mantener a tope los brotes de Covid-19 en colegios, el retroceso en materia educativa ha sido evidente.

Para suavizar aquello, junto con el oficio de retorno obligatorio, la cartera educativa elaboró un plan para los establecimientos que tiene como fin mitigar el impacto de la pandemia en los estudiantes, tanto a nivel académico como emocional.

“Como ministerio hemos puesto a disposición una serie de apoyos técnico-pedagógicos para que los establecimientos recurran a ellos para mejorar la calidad de los aprendizajes, los que se han visto mermados producto de la pandemia”, dice al respecto Raúl Figueroa, ministro de Educación.

Así se describe en el documento que está siendo difundido a los sostenedores y que detalla los lineamientos y apoyos “para el mejoramiento de la calidad de los aprendizajes, la convivencia escolar y el desarrollo socioemocional”.

Uno de ellos es la priorización curricular, la que, por mandato de Educación, se extiende para 2022, con miras a nivelar a los alumnos y el proceso académico. En esto, la idea es que los establecimientos evalúen la situación particular de los cursos e identifiquen aquellos contenidos y aprendizajes imprescindibles, integradores y significativos y se enfoquen en ellos.

Otro lineamiento hace mención al diagnóstico integral de aprendizajes. La Agencia de Calidad de la Educación pondrá a disposición de todo el sistema escolar una evaluación diagnóstica, la que deberá realizarse antes del 15 de marzo, para permitir planificar las flexibilizaciones curriculares. Además, para 2022 se contemplan tres evaluaciones: la de diagnóstico, el monitoreo intermedio y la evaluación de cierre, para ir siguiendo la evolución de los estudiantes.

Además, el Mineduc creó un plan llamado Escuelas Arriba, que tiene como propósito apoyar los procesos de remediación y nivelación de aprendizajes, y que cuenta con una serie de recursos para quienes accedan a participar de él, como planificaciones anuales de tercero básico a segundo medio para lenguaje y matemática o planificaciones clase a clase para estudiantes y docentes, entre otras.

La convivencia escolar y el aprendizaje socioemocional también vienen integrados en el plan de mitigación. Así, todos los establecimientos del país que reciben subvención, recibirán un set para trabajar esos aspectos, que incluye medidores emocionales, material gráfico, juegos y material lúdico, entre otros.

Pero no es lo único: la flexibilización en la organización de la jornada escolar completa también es parte de las medidas. El Mineduc recomienda utilizar parte del tiempo de libre disposición para organizar la atención de aquellos alumnos que presenten “un nivel insatisfactorio” de desempeño, así como redistribuir las horas de cada asignatura. Esto, además de asignar tiempo adicional a aquellas materias del Plan de Estudios (que debe incluir todas las asignaturas del plan vigente) en las que no hay rendimientos óptimos, al mismo tiempo de procurar una formación integral.

El plan de mitigación contempla, además, que durante marzo de 2022 los departamentos provinciales de educación estarán a disposición de los establecimientos, con el objetivo de facilitar el funcionamiento del año escolar.

“Nos hemos enfocado en dar apoyo en distintas áreas, como nivelación de aprendizajes, diagnóstico general y planes de aprendizaje-socioemocional. Estas iniciativas suman 27 mil millones de pesos aproximadamente”, añade el ministro Figueroa.

Reacciones al anuncio

La medida no dejó indiferente a nadie del mundo educativo. Profesores, alcaldes, expertos y apoderados se hacen parte del debate.

“Me parece bien que el Mineduc esté entregando con anticipación una orientación como ésta, porque el sistema escolar necesita certezas que le permitan prepararse bien para el año escolar 2022, en el que todos debiéramos ocuparnos de asegurar adecuadamente el derecho a la educación de niños y jóvenes en todos los rincones del país″, señala Gonzalo Muñoz, exjefe de la División General de Educación de dicho ministerio.

El académico de la U. Diego Portales señala, además, que “ojalá este nuevo impulso para el regreso definitivo a la presencialidad estuviera acompañado en los próximos meses de un riguroso monitoreo de las condiciones sanitarias y educativas para ese regreso, porque el desafío es mucho más complejo que la obligación de volver”, antes de agregar que los apoyos “han sido débiles y el Estado ha hecho poco para garantizar esas condiciones”.

Obviamente, añade Muñoz, algunas de las medidas anunciadas en este oficio deberán ser revisadas cuidadosamente por las nuevas autoridades que asumirán en marzo. “Afortunadamente, algunas candidaturas presidenciales han entendido que enfrentar las consecuencias socioeducativas de la pandemia será uno de los desafíos principales del próximo gobierno y han incorporado en sus programas acciones importantes en esa línea”.

Asimismo, Daniel Rodríguez, director ejecutivo de Acción Educar, centro chileno de estudios de educación, expone que “después de un enorme esfuerzo”, ahora es “central recuperar la asistencia presencial mientras las condiciones lo permitan, como ocurre hoy”. Por eso, valora que exista “flexibilidad en la normativa para adaptarse a distintas situaciones particulares, como por ejemplo brotes específicos. Lo importante es que se alineen todos los esfuerzos para recuperar los aprendizajes y no hay mejor manera que la presencialidad. La obligatoriedad que plantea el Mineduc contribuirá a esto”.

Por su parte, José Luis Velasco, presidente de la Asociación de Educadores de Chile, dice valorar “de gran manera” la medida: “Reencontrarnos cara a cara con nuestros estudiantes y colegas, manteniendo siempre los cuidados preventivos, permitirá recuperar aprendizajes, instancias de socialización y a dar apoyo socioemocional, tan necesarios luego de dos años alejados”. Por otra parte, añade, el fin de las clases virtuales o híbridas constituye “un alivio para los profesores, contribuyendo a su bienestar y mejorando su calidad de vida”.

Creemos que es una excelente noticia”, asegura Valentina Rebolledo, del movimiento Escuelas Abiertas, quien destaca también el retorno de la jornada escolar completa, “ya que así se podrá lograr la continuidad del proyecto educativo y los estudiantes estarán contenidos en su desarrollo físico, social y emocional”.

Incluso, en municipios de oposición se encuentran miradas que concuerdan con el anuncio. Tal es el caso de Santiago. “Estamos de acuerdo con el retorno total a la presencialidad en marzo de 2022. El aprendizaje curricular y el desarrollo socioemocional de niños, niñas y jóvenes ocurren principalmente en el espacio escolar y las aulas”, asevera Rodrigo Roco, jefe de la Dirección de Educación Municipal, donde, agrega, ya vienen trabajando en esa línea.

Eso sí, Roco dice esperar que el Mineduc “facilite el proceso que anuncia, por ejemplo, cambiando para estos últimos meses de 2021 el criterio de cálculo de la subvención escolar. Esa sería una forma efectiva de apoyar las necesidades de equipamiento, infraestructura y condiciones sanitarias que facilitarían un retorno total en buenas condiciones″.

Desde Lo Barnechea, el alcalde Cristóbal Lira (UDI) señala que “a estas alturas ya hay un consenso general sobre la necesidad de volver a clases de manera presencial, considerando no solo el daño que han debido enfrentar los estudiantes en su proceso de aprendizaje, sino también porque los niveles de vacunación y las medidas sanitarias implementadas han permitido disminuir significativamente las posibilidades de contagio”.

Por eso, dice, “cuando se enfrenta una crisis de la magnitud de una pandemia, nunca la forma de abordarlo puede depender del gobierno de turno, debe necesariamente ser parte de una política de Estado, por tanto, la próxima administración, independiente de su color político, sabrá recoger todo lo bueno que se ha hecho hasta ahora”.

Pero también hay quienes muestran sus reparos en el mismo mundo municipal, como Gonzalo Durán (ind.), alcalde de Independencia: “Nos parece que este oficio es completamente innecesario: tensiona a las comunidades, poniendo el foco en una dimensión punitiva, en circunstancias que objetivamente se ha venido haciendo un esfuerzo para retornar a la presencialidad”. Y añade: “Es innecesario, además, porque a partir de marzo del próximo año hay un nuevo gobierno y este tendrá que tomar las decisiones a la luz de las condiciones sanitarias”.

“Agrega una tensión desde el punto de vista de la subvención”, agrega el edil. En ese sentido, cierra: “El ministerio, más que impartir instrucciones coercitivas, debiera abocarse a seguir generando condiciones, trabajar colaborativamente con comunidades y municipios y generar recursos adicionales que permitan favorecer una mayor presencialidad”.

Desde el Colegio de Profesores, su presidente, Carlos Díaz, entrega una visión similar: “Una vez más el ministro demuestra que no ha aprendido la lección y se está aventurando de forma muy irresponsable respecto en qué situación sanitaria va a estar el país en marzo de 2022″.

Y añade: “Ni siquiera estará él en el cargo en esa fecha, porque estamos ad portas de un proceso eleccionario. Está actuando con absoluta irresponsabilidad”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La entrenadora Amanda Caprito, experta en vida saludable, explicó en un medio de Estados Unidos, cuáles son los principales motivos por los que se fracasa a la hora de emprender un plan de reducción de peso