Tercera PM

Presenta:

Correos internos de Enap revelan preocupación tras recibir petróleo iraní: “Estamos obligados a declarar aún por mínimas moléculas”

La eventualidad de incurrir en algún tipo de infracción al vender derivados del crudo iraní a clientes que mantienen relaciones comerciales en EEUU, alertó a los ejecutivos de Enap.


Los últimos días en la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) han estado agitados. A la renuncia sorpresiva de su vicepresidente Gonzalo de la Carrera por diferencias con la presidenta de la compañía, Loreto Silva, a propósito de la formulación de cargos que hiciera la superintendencia de Medio Ambiente a raíz de la nube tóxica de Quintero, se suma ahora una nueva preocupación. El asunto tiene que ver con un cargamento de petróleo iraní que recaló en Chile, en momentos en que Estados Unidos endureció las restricciones comerciales a sus países socios para tener negocios con ese país del golfo Pérsico.

En marzo de 2018 el consorcio del que participa Enap obtuvo un entendimiento para el recupero de una deuda con la National Iranian Oil Company. Este acuerdo se llevó a cabo con anterioridad a las sanciones establecidas por Estados Unidos. El tema data desde el año 2001, cuando la filial de Enap, Sipetrol Internacional S.A adquirió el 33% de participación en el Contrato de Servicios de Exploración del Bloque Mehr ubicado en Irán, en sociedad con las empresas Repsol S.A. y OMV, siendo esta última su operadora. En diciembre de 2008, se decidió unánimemente no continuar con la etapa de desarrollo del descubrimiento, pero reservándose el derecho a exigir reembolso de los gastos incurridos. Fuera de las gestiones para la recuperación de la cuenta por cobrar, desde el año 2008 el Consorcio no realiza actividades operacionales y/o comerciales con el país de Irán.

A la fecha, el único cargamento que ha llegado a Chile es el buque Monte Toledo, el pasado mes de agosto y su recepción ha generado más de una complicación interna en Enap, no sólo por el alto contenido de ácido sulfhídrico que mantiene el crudo, y que exige al máximo las refinerías, sino que también por las sanciones económicas que anunció el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a quienes comercialicen con ese país islámico. No obstante, EE.UU. puso una ventana que va desde el 8 de mayo al 4 de noviembre de este año para que todos los países y empresas que comercializan en ellos pongan fin a sus negocios con Irán.

Por lo mismo, la eventualidad de incurrir en algún tipo de infracción al vender derivados del crudo iraní a clientes que mantienen relaciones comerciales en EE.UU. alertó a los ejecutivos de Enap. Ejemplo de ello es que el pasado 29 de agosto, a través de un correo electrónico, el abogado de la compañía, Javier González López explicó a un grupo de ejecutivos las recomendaciones que hiciera el estudio inglés Clyde &Co. que cuenta con sede en Nueva York.

“Estamos obligados a declarar aún por mínimas moléculas. No podemos exponernos a ser sancionados por inducir a un US person a violar la sanción vigente para ellos (broad sanction), toda vez que conocemos que los potenciales compradores de ERSA (Enap Refinerías S.A), comercializan el producto principalmente con US persons”, sostuvo en el correo titulado Venta Productos Derivados Crudo IRH, sigla que en inglés apunta al iranian heavy crude oil.

Y añadió: “El producto no está efectivamente afecto a sanciones secundarias, dado que el crudo fue adquirido indirectamente y antes del 8 de mayo que tales sanciones, no se hacen efectivamente nuevamente hasta el 5 de noviembre”.

Posteriormente su cadena de correo electrónico con directrices a cómo actuar prosiguió. El jueves 6 de septiembre, a través de un nuevo correo el abogado de Enap y ante la posibilidad de hacer una consulta directa a la OFAC (Oficina de Control de Bienes Extranjeros), respondió: “No vería mayor problema respecto a los productos de consumo en Chile; sin embargo, creo interesante evaluar la conveniencia de informar a los compradores locales de IFO para bunker (buques), quienes comercializan con compañías extranjeras”, aclaró a los ejecutivos de Enap.

“No ha existido incumplimiento alguno”

Enap a través de un cuestionario y vía escrita por correo electrónico accedió a responder las dudas de La Tercera PM. Frente a la preocupación de sus clientes, sostuvo que los mantiene permanentemente informados “respecto de las condiciones de sus productos. No ha existido incumplimiento alguno, relacionado con las sanciones establecidas por el gobierno de Estados Unidos contra Irán, pues la entrada en vigor de esas sanciones es posterior esta operación”.

Seguir leyendo