Dávalos busca evitar que se discuta en el juicio con Canal 13 los dichos de Yerko Puchento por los cuales demandó a la señal

davalos

Su defensa busca evitar la posibilidad de discutir si las rutinas realizadas por Yerko Puchento -interpretado por Daniel Alcaíno- deben o no calificarse como injurias, dando por sentado que efectivamente sí las fueron. Mientras, la defensa de Canal 13 busca incluir en el juicio una serie de antecedentes de terceros que han acusado a Dávalos de cometer "conductas delictuales y antiéticas" desde 2013 en adelante, como el Ministerio Público.




Desde junio que el caso estaba paralizado y sin mayores novedades, pero antes de concluir el año, el juicio entre Sebastián Dávalos -hijo de la expresidenta Michelle Bachelet- y Canal 13 -propiedad de Andrónico Luksic- se volvió a reactivar.

La semana pasada, el 9 de diciembre, el abogado y representante de Dávalos Carlos Fierro presentó un recurso de reposición en contra de la resolución que fijó el pasado 5 de junio los puntos de prueba del juicio. Esto, luego de que fracasara la instancia de conciliación del caso.

El conflicto comenzó el 27 de julio de 2018, cuando el hijo de la ex mandataria presentó una demanda de indemnización de perjuicios, acusando a la estación televisiva de “persecución” y exigió ser indemnizado en $3.360 millones por las ácidas rutinas realizadas por el actor Daniel Alcaíno con su personaje Yerko Puchento en el programa Vértigo.

Ahora, el exdirector del Área Sociocultural de la Presidencia del segundo mandato de Bachelet solicitó al tribunal eliminar como punto de prueba si es efectivo que Canal 13 SpA como el personaje Yerko Puchento, “incurrieron en las conductas que el actor señala en su libelo”.

En sencillo, la defensa del hijo de la exmandataria en el juicio busca evitar la posibilidad de discutir si las rutinas realizadas por el actor y emitidas por Canal 13 deben o no calificarse como injurias, dando por sentado que efectivamente sí lo fueron. En su demanda que se ventila en el 12º Juzgado Civil de Santiago, Dávalos dijo que “más allá del tráfago de noticias, con y sin fundamento, más o menos debidamente informadas, con un trabajo periodístico de excelencia o mediocre, he debido enfrentar las burlas y los comentarios de baja calaña que diversos personajes han emitido en mi contra, amparados por la libertad de expresión y el supuesto derecho a crítica”.

“El personaje llamado Yerko Puchento, representado por el actor Daniel Alcaíno, el cual se presenta semana a semana en el programa Vértigo de Canal 13, se ha solazado injuriándome a lo largo de tres años burlándose de mi situación judicial, de mi familia, de mi trabajo, incluso de mi apariencia física o mi modo de vestir. Expresiones como “el hijo del año” o el “epidemia con aros”, “ladrón”, y otras de peor clase han sido proferidas por este sujeto sistemáticamente, sin que jamás se le haya hecho por parte de sus superiores jerárquicos siquiera una reprensión”, dijo Dávalos en la demanda que diera a conocer La Tercera PM.

Pues bien, ahora son esas mismas expresiones las que busca evitar la defensa de Dávalos que sean controvertidas, asegurando que no existe una contradicción.

Para el abogado de Dávalos no es necesario abordar este punto de prueba ”a la luz de los antecedentes acompañados, sino que además lo es porque los hechos demandados son de pública notoriedad”.

“Este es un hecho que no tengo por qué probar. Está claro que todo Chile vio a Yerko Puchento e incluso la magistrado y, por lo tanto, es un programa de emisión nacional. Ese hecho no lo controvirtió el abogado de Canal 13, porque uno formula los puntos de prueba de acuerdo a las controversias que se formulan entre una posición y otra. Lo que dijo el abogado de Canal 13 en su contestación es que sí hubo una mofa y lo trató de delincuente, pero esto no incide en los perjuicios”, explicó el abogado Carlos Fierro a La Tercera PM.

“Por eso nosotros decimos: No puede ser que el tribunal nos fije como punto de prueba algo que la contraria está aceptando de manera implícita. Ahora esto es para ahorrarnos que se tengan que exponer los videos”, añadió.

“Imputaciones antiéticas y delictuales”

En paralelo, la defensa de Canal 13, liderada por el abogado Alejandro Espinoza también presentó el pasado 9 de diciembre un recurso de reposición ante el mismo juzgado. En su contestación, la estación televisiva explicó que “el actuar del personaje Yerko Puchento está comprendido dentro del género de la sátira, la que se reconoce tanto por jurisprudencia nacional y extranjera como una legítima manifestación de las libertades de expresión y artísticas”.

Sin embargo, a diferencia de la estrategia de la defensa de Dávalos, aquí Canal 13 solicitó incluir un punto de prueba que apunte a abordar “la existencia de imputaciones al actor, efectuadas por terceros, de conductas delictuales y antiéticas, y de comentarios y críticas en su contra, desde el año 2013 en adelante”.

En ese sentido añadió en su presentación que a “Dávalos Bachelet se le han realizado una serie de imputaciones antiéticas y delictuales como asimismo, que aquel ha sido objeto de comentarios y críticas de parte de terceros, las que en su conjunto, han afectado severamente el prestigio y honra del actor”, aclarando que Canal 13 SpA es “completamente ajeno a dichas imputaciones, las que han sido realizadas por terceros e inclusive, por organismos del Estado como el Ministerio Público”.

“Su inclusión como tercer hecho se justifica en que estos han sido materia de los escritos de discusión de forma intensa, y, en todo caso, distinguibles de los hechos ya fijados como puntos de prueba”, concluyó la presentación de Canal 13.

Canal 13 declinó efectuar comentarios sobre este artículo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.