¿Dónde están varados los chilenos?: El catastro y las advertencias de Cancillería por la "operación retorno”

Teodoro Ribera, ministro de Justicia.

Más de tres mil se encuentran concentrados principalmente en 16 países. El titular de RR.EE. dice que cada vez será más complejo conseguir su regreso.




“Nosotros calculamos que pueden haber alrededor de unas tres mil personas varadas, según información que vamos incorporando a través de los consulados”. Con estas palabras, el canciller Teodoro Ribera explicó hoy las dificultades que tienen para saber el número exacto de chilenos que están en el exterior esperando retornar a nuestro país.

El titular de Relaciones Exteriores afirmó, en entrevista con Radio Infinita, que “es una cifra dinámica, porque muchos después logran embarcarse y no dejan constancia. La cifra que tenemos es variable, que tenemos que ir actualizando”.

En medio de este escenario, Ribera ha liderado una serie de gestiones para concretar lo que algunos han denominado como “operación retorno”: ha contactado a los cónsules y embajadores, y ha llamado personalmente a algunos de los directores de aerolíneas para que faciliten el regreso de chilenos. Esto, en un escenario en que la mayoría de las naciones están con sus fronteras cerradas y han suspendido vuelos debido a la rápida propagación del coronavirus. Además, Ribera señaló ayer que "hemos manifestado nuestra molestia y nuestra preocupación a las líneas áreas Copa, Aeroméxico y Avianca, que asumieron el compromiso de enviar a los chilenos y realizar sus vuelos al extranjero y que asumieron el compromiso de traerlos de vuelta”.

Según el balance diario que realiza la Cancillería, a la fecha, los chilenos en el exterior se concentran principalmente en 16 países: Perú, República Dominicana, Estados Unidos, Colombia, Brasil, Cuba, México, Tailandia, Australia, Costa Rica, Ecuador, España, Indonesia, Argentina e India.

Así, según afirman desde esa cartera, en Perú está la mayor concentración, con cerca de 600 chilenos, mientras que en India hay alrededor de 60.

La circular de la Dirección Consular

En medio de las gestiones de Ribera, la Dirección Consular de Chile le envió una circular de seis puntos a los cónsules, en la que se hacen una serie de advertencias.

“Desde el 18 de marzo a la fecha han sido repatriados a Chile más de 11.000 connacionales. Ello ha sido posible gracias a las intensas gestiones de Cancillería, y también gracias al trabajo de nuestros consulados y embajadas, con las aerolíneas y autoridades extranjeras. Todo esto, pese a la creciente presión por parte de la opinión pública en Chile”, se lee en ese escrito.

De igual manera, se plantea que “la situación actual exige disponer de los recursos públicos para atender la pandemia en Chile, por tanto, no se encuentra dentro de las actuales posibilidades disponer recursos fiscales para efectuar vuelos de la Fach para repatriar a nuestros connacionales, ni tampoco transferir grandes sumas de dinero para pagar la manutención de quienes esperan los vuelos de retorno”. En ese sentido, se añade que “todos los esfuerzos de esta Dirección General, y direcciones que la componen, se han abocado en gestionar con las aerolíneas y las autoridades fronterizas la repatriación de nuestros connacionales”.

En la circular, además, se reconoce que “las soluciones a sus situaciones particulares escapan a nuestras capacidades, pues la emergencia desborda nuestras líneas de acción” y que “de acuerdo a varias reuniones que hemos tenido con las aerolíneas chilenas, esperamos para esta semana distender los números de personas que están a la espera de retornar a Chile, pero algunos van a tener que permanecer en los lugares donde se encuentran: es probable que durante el mes de abril sólo el 10% de la flota aérea mundial siga operando”.

Por esta razón, el escrito finalmente termina con un llamado: Insistir a nuestros connacionales que realicen personalmente las gestiones de reprogramación de vuelos ante las aerolíneas. US. no debe involucrarse en las gestiones personales de los viajeros ante las aerolíneas, pues si esas gestiones no se concretan, los involucrados demandarán a US. las explicaciones del caso y probablemente harán pública su molestia”.

El canciller confirmó a La Tercera PM el envío de la circular por parte de la Dirección Consular y sostuvo que “es tremendamente prudente”. Asimismo, Ribera hizo un llamado a los chilenos en el exterior que tienen posibilidades de regresar. “Es la hora de retornar. Vuelvan si tienen pasajes, cada vez la situación va a ser más difícil porque las limitaciones de vuelo y carencia de línea de vuelo van a ser mayor. No esperen agotar sus vacaciones para buscar retorno”, manifestó.

En Cancillería explican que se están intensificando las gestiones con las aerolíneas y que, incluso, han facilitado el regreso de chilenos que no tenían pasajes, por ejemplo, de los nacionales que se encontraban en Trujillo. 

En la cartera también advierten que, como será cada vez más complejo el retorno de chilenos debido al cierre de fronteras, deberán pasar a una siguiente etapa: identificar a aquellos chilenos que están en el extranjero y que carezcan de manutención.

Excancilleres piden usar aviones de la Fach

Ante la insistencia de Ribera de presionar a las aerolíneas, algunos excancilleres -quienes valoran las tratativas del ministro- propusieron que sea la Fuerza Aérea (Fach) la que disponga de los aviones con el fin de “rescatar” a los chilenos en el extranjero o, incluso, que el Estado arriende aviones de las aerolíneas comerciales.

Con esta idea, señalaron, sería más fácil gestionar que, en los países que tengan sus “cielos cerrados”, pueda ingresar una nave chilena y así solucionar una situación que para ellos se está tornando “peligrosa” para estos ciudadanos. 

“He hablado con el ministro Ribera, pero ha llegado el momento de tomar decisiones sobre esto", señaló el senador y excanciller José Miguel Insulza (PS), junto con agregar que "como hay cierre de espacio aéreo en eso países, la única posibilidad es pedir autorización del gobierno para pedir que aterrice un avión del Estado de Chile a sacar esa gente”. Asimismo, el parlamentario sostuvo que, para solucionar esto, también “se puede arrendar un avión de una línea comercial. Eso cuesta plata, pero son ciudadanos chilenos”.

La misma idea expresó el exministro Mariano Fernández (DC), quien calificó la situación como “extraordinaria” y “sin precedentes”.

“El gobierno puede hacer uso de recursos y logística extraordinarias dadas las circunstancias.  Los aviones de la Fach no tienen las limitaciones de las líneas comerciales y se podría hacer uso de ellos”, dijo, mientras que el también excanciller Juan Gabriel Valdés (PS) sostuvo que “no está en el ánimo de nadie criticar al gobierno, hay que valorar gestiones que se han hecho, pero hay cosas que son inaceptables: que no se utilicen los vuelos de Defensa. No se trata de recursos adicionales, tienen que cumplir con horas de vuelo”.

Sin embargo, no todos los exministros de Relaciones Exteriores presionaron a Ribera. El actual presidente del PPD, Heraldo Muñoz, se mostró contrario a la idea de utilizar recursos de la Fuerza Aérea, debido a que, según él, estos aviones se deberían mantener con libre disposición en el caso de que sean necesarios para paliar la emergencia sanitaria dentro del territorio nacional.

“Discrepo de la posibilidad que se utilicen aviones C30 de la Fach para ir a buscarlos, porque esos deben estar disponibles para las emergencias al interior de nuestro país, para el traslado de equipamiento, de personal médico o, incluso, de personas en estado de gravedad. Por lo tanto, esos recursos escasos tienen que usarse para las prioridades sanitarias internas”, sostuvo Muñoz, quien, en todo caso, manifestó que Cancillería debe seguir presionando para que las líneas comerciales cumplan con sus pasajeros.

Respecto a esta alternativa, Ribera justificó su estrategia y señaló que “si un avión Fach pudiera traer 200 personas, y hemos traído 11 mil, eso hubiese significado 55 aviones de la Fach. Ese es un camino que dificulta más el regreso”. Y agrega que los aviones de la Fuerza Aérea los quieren utilizar para la búsqueda de medicamentos y otros insumos a China.

Comenta