Dudas de Harboe, Goic y Lagos Weber: El complejo escenario del proyecto de retiro de fondos de AFP en el Senado

Si bien los impulsores de la iniciativa apuestan a descuelgues oficialistas para repetir el triunfo de ayer en la Cámara de Diputados, la situación es más compleja en la Cámara Alta. Algunos senadores de la propia centroizquierda han manifestado dudas de que ese sea el mejor camino, mientras que figuras como Carmen Gloria Aravena y Francisco Chahuán -que se han desmarcado del gobierno en otros debates- se han mostrado contrarios a respaldar la moción.




Un “despliegue televisivo” tuvieron los senadores de la oposición y del oficialismo esta mañana. En distintos matinales, al menos diez legisladores se conectaron desde sus casas para responder una sola pregunta fundamentalmente: ¿qué harán respecto del proyecto que permite a los cotizantes retirar hasta un 10% de sus fondos de AFP? Iniciativa que ayer fue aprobada en general -y con 13 respaldos oficialistas- por la sala de la Cámara de Diputados con 95 votos a favor, 25 en contra y 31 abstenciones.

El escenario que enfrentará la normativa en la Cámara Alta, a la que podría despacharse la próxima semana, es crucial. Y no solo para el futuro de la moción opositora sino que también para el de la coalición oficialista: tras el masivo desmarque de diputados de Chile Vamos, se agudizó la crisis de gobernabilidad que vive el sector, propinando una histórica y compleja derrota a La Moneda y, particularmente, al comité político.

En ese contexto, ayer los miembros de gabinete desdramatizaban, en parte, la rebelión de diputados de sus propias filas, apostando precisamente a revertir el resultado adverso en el Senado, como lo han logrado hacer con otras iniciativas. Y, según un conteo realizado por este medio, el gobierno podría tener éxito en ese desafío si el escenario se mantiene de aquí hasta que esa corporación se pronuncie.

La centroizquierda requiere de 26 votos (3/5) para viabilizar la reforma, por lo que de actuar en bloque, necesitarían de solo dos votos oficialistas (cuentan con 24 senadores, incluyendo independientes). Y si bien la mayoría de la oposición actuaría coordinada respaldando la reforma constitucional, desde hace semanas que algunos legisladores del sector han venido manifestado dudas respecto de que el uso de los ahorros de los propios cotizantes sea el mejor camino para socorrer a la clase media ante la crisis económica.

“No he encontrado un argumento que me convenza de que es buena política”, dijo el senador Ricardo Lagos Webber (PPD), a mediados de junio, subrayando que “esta medida profundizará el daño económico de la clase media”. Misma posición había fijado Isabel Allende (PS).

Pese a esas dudas, desde el sector reconocían que ahora el “escenario” político era distinto. De hecho, hoy por la mañana la propia Allende manifestó que había cambiado su posición inicial y que se plegaría a la visión mayoritaria de su bancada, desde donde todos votarían a favor de la moción en la sala.

Sin embargo, en la oposición apuntan a que ese no sería el mismo cuadro en los comités del PPD y la DC. En el sector reconocen que podría haber algunos desmarques, los que podrían provenir -según las mismas fuentes- de los senadores Felipe Harboe (PPD) y Carolina Goic (DC), quienes en algunas oportunidades anteriores ya se han “descolgado” de la postura mayoritaria de la centroizquierda.

En ese sentido, desde el PPD manifestaban que el legislador por el Biobío aún no había transmitido su opinión respecto del proyecto y que esperaría conocer el texto de la iniciativa para definir su respaldo. Mientras que desde la DC señalaban que, en el caso de Goic, la senadora no estaría “cerrada” a la iniciativa. “Nunca he dicho estar en contra del retiro del 10% de AFP, solo que hay que buscar fórmulas para compensar la futura pensión”, sostuvo Goic la tarde de este miércoles.

De todas formas, desde el comité de la DC remarcan que el 2 de julio le enviaron una carta al Presidente Sebastián Piñera, solicitando un plan más robusto para apoyar a la clase media. Entre las medidas que proponían se encontraba el retiro del 10% de los fondos previsionales.

Los senadores Goic y Harboe, en todo caso, prefirieron no adelantar su postura al ser consultados por La Tercera PM.

Entre los independientes, en tanto, los senadores Alejandro Guillier, Alejandro Navarro y Carlos Bianchi han manifestado públicamente su postura a favor del proyecto. Este último, de hecho, presentó junto Rabindranath Quinteros (PS), Ximena Rincón (DC), Adriana Muñoz (PPD) y Jorge Pizarro (DC) una iniciativa con las mismas características a la que se encuentra en la Comisión de Constitución de esa corporación.

Los díscolos se alinean

Sumado al incierto escenario opositor, otro factor que complica el avance de la iniciativa es que los parlamentarios a los que apuesta la centroizquierda regularmente, y que se han desmarcado del gobierno en otras votaciones como en la admisibilidad de la extensión del posnatal, no están dispuestos esta vez a aprobar un proyecto de esa naturaleza.

Tal es el caso de la independiente Carmen Gloria Aravena, quien aseguró a La Tercera PM que no está de acuerdo en “la forma en cómo se ha tramitado este proyecto” y agregó que “mejorar las propuestas que hoy día está haciendo el gobierno es el camino más responsable, en vez de avanzar en una iniciativa que puede afectar gravemente la economía”.

La legisladora, además, advirtió sobre las expectativas que este proyecto genera en la ciudadanía, las que -a su juicio- “no se van a cumplir”. “Así como está no lo aprobaría”, afirmó.

En la misma línea, se manifestó su par Francisco Chahuán (RN). “Le estamos pidiendo al gobierno que fortalezca las medidas anunciadas, pero ciertamente el retiro de fondos previsionales es una mala idea, debiera ser algo que se debata solo en caso extremo”, dijo, subrayando que “votaré en contra”. Misma posición transmitió a su entorno el senador independiente, Kenneth Pugh.

Mientras que uno de los díscolos de ese partido, el senador Manuel José Ossandón -quien se encuentra con reposo absoluto tras dar nuevamente positivo al Covid-19- no pudo ser contactado por este medio, al igual que su par Juan Castro.

En tanto, los senadores de la UDI actuarían en bloque y no respaldarían la iniciativa, a diferencia de lo ocurrido en la Cámara Baja donde cuatro diputados de esa colectividad aprobaron el proyecto y otros 10 se abstuvieron.

Por otro lado, el senador Andrés Allamand (RN) aseguró esta mañana en Radio Futuro que su sector buscará pedir la recalificación del quórum de una reforma constitucional como la que se tramita, dado que -a su juicio- al ser una norma de ese rango debiese aprobarse con 2/3 y no 3/5, como lo estableció la secretaría de la Cámara de Diputados, argumentando que era transitoria. Esa jugada, podría dificultar aún más el avance de la iniciativa. Asimismo, el legislador no descartó que el Ejecutivo esté dispuesto a vetar la norma.

“Vamos a hacer todo lo posible por revertir esa decisión en el Senado (...) vamos a discutir el quórum” y “después de ello podría haber incluso el veto”, sostuvo el senador por la Región Metropolitana.

Con todo, el proyecto debe aún sortear su trámite particular en la Comisión de Constitución, instancia a la que tuvo que volver tras ser objeto de indicaciones. La comisión sesionará hoy a las 17.30 horas y se espera que la normativa sea despachada a la sala para ser ratificada, ahora en particular, y despachada al Senado.

Comenta