Tercera PM
Presenta:

“Evadido por los cielos”: Así se autodescribe Ricardo Palma Salamanca en su presentación ante la sociedad de Escritores

Autor: Ivonne Toro

El exfrentista Ricardo Palma Salamanca.

El frentista condenado en Chile a dos cadenas perpetuas. "está viendo colegio para sus hijos, algo que ya está solucionado, están tomando clases de francés, están siendo asesorados por abogados del más alto nivel en Francia, un comité les está dando ayuda y el Partido De los Insumisos está apoyando la causa humanitaria del refugio en Francia", cuenta su amigo.


Se define como “lector y escritor indisciplinado… Ex combatiente contra el estado chileno fascista en todas sus versiones… Desde los 21 años de edad perseguido encarcelado y evadido por los cielos. 22 años saboreando el dulce caramelo de la inexistencia y el silencio hasta que las mecánicas ruedas del destino me empujaron hacia una historia enterrada… Hoy estamos a la espera de una petición de asilo humanitario por parte del Estado y Justicia Francés” y añade que toda esta descripción responde a “la mitad de mi existencia”.

Esto es lo que dice de sí mismo Ricardo Palma Salamanca, quien el 4 de mayo de este año pidió, a través de un correo electrónico, ser aceptado como integrante de la Sociedad de Escritores de Chile. En su ficha detalla que reside en Francia, país desde donde el Gobierno pretende extraditarlo, al igual que a su expareja Silvia Paulina Brzovic.

El “Negro”, uno de los comandantes más buscados del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, fue descubierto en febrero caminando en París y puso fin así a más de dos décadas en clandestinidad. Había sido apresado en 1992 y condenado a dos cadenas perpetuas: una por el delito de asociación ilícita y el secuestro terrorista de Cristián Edwards del Río; y otra por la autoría material del crimen del fundador de la UDI y entonces senador, Jaime Guzmán.

Cumplía su condena en la Cárcel de Alta Seguridad, hasta que el 30 de diciembre de 1996 se fugó en la canasta de un helicóptero junto a otros miembros del frente. Se sabe que pasó los últimos años radicado en México donde usaba la identidad de Esteban Solís Tamayo y ejercía como especialista en el rubro del arte: vendía pinturas y realizaba exposiciones en galerías especializadas. También colaboraba como fotógrafo con la revista Espiral, dirigida por Ramón Guerra, la identidad mexicana que utilizaba Raúl Escobar Poblete, conocido como el “comandante Emilio”, quien el 9 de junio de 2017 fue detenido en ese país en el marco de una investigación por secuestro.

Rodrigo Hidalgo, uno de los integrantes del Comité Pro Refugio Humanitario Familia Palma Brzovic, y quien fue compañero de Palma Salamanca en la época escolar, aseveró a La Tercera PM que Palma Salamanca no tuvo participación alguna en los ilícitos en México y que hoy está en pleno proceso de integración a la sociedad francesa.

“Está viendo colegio para sus hijos, algo que ya está solucionado, están tomando clases de francés, están siendo asesorados por abogados del más alto nivel en Francia, un comité les está dando ayuda y el Partido De los Insumisos está apoyando la causa humanitaria del refugio en Francia”, cuenta.

En este camino, “de ir buscando nuevos rumbos”, decidió, cuenta Hidalgo, retomar la escritura. Es autor de dos libros publicados por LOM: El Gran Rescate/ Desflorando al viento, editado en 1992 y relanzado en 2014, y Una Larga Cola de Acero (Historia del FPMR 1984-1986) de 2001. “Ricardo decidió volver a escribir, se contactó con LOM que fue su editora de sus últimos dos libros, cuyos derechos de autor había donado a Punto Final y nos contó que quiere ejercer su rol como escritor desde la vida que ha tenido”.

¿Vale una vida narrarla?
En la carta que acompaña la ficha de inscripción, Salamanca escribe: “Hola, soy Ricardo Palma Salamanca, al menos eso dice el sistema legal chileno. Hasta el momento los planos de tiempo-espacio-memoria se siguen imbrincando (sic) sin revelar una identidad definitiva.

Les escribo con la animada intención y petición de pertenecer a su grupo de escritores constituidos SECH. En estricto rigor, no poseo el perfil de un escritor como el sentido común lo promulga, no he estudiado letras ni filosofía ni menos aún periodismo, mi vida fue por otros cauces, los de la determinación social y familiar, lo que me llevó a zonas de la existencia experiencial que sólo las letras, en su sentido más básico y prehistórico, pudieron darme una clave para entender y soportar un tipo de realidad que aleatoriamente elegimos.

Este es un breve texto biográfico, algo que da cuenta de un tiempo histórico que nos tocó asumir. Creo que las letras –no las palabras- son el sentido más intenso de la narración sobre lo que hemos vivido. ¿Vale una vida contarla? ¿Vale una vida narrarla? ¿Vale inventarnos un universo imaginario de hechos y sucesos? Cada quien tiene sus experiencias que se vuelcan sobre un papel, ¿Inventarlas? La novela, vivir la vida en palabra.
En mi nueva realidad, pretendo seguir escribiendo, ¿eso me hace un escritor? No lo sé. Adjunto mi solicitud de ingreso junto con los antecedentes requeridos, algunos imposibles de solicitar, gracias, esperando su comprensión“.

A la espera de la respuesta de la Sociedad, y mientras el Ejecutivo sigue a atento a la resolución de la justicia francesa, Palma-Salamanca prepara su defensa junto al destacado abogado Jean-Pierre Mignard y día a día acude a firmar, como determinaron los tribunales galos como medida cautelar.

Seguir leyendo