Fact Checking XXII: Silber y Carvajal y la acusación contra Mañalich




Gabriel Silber y Loreto Carvajal por votación de acusación constitucional contra Mañalich

El diputado DC Gabriel Silber fue uno de los votos clave de la oposición para que el martes pasado la acusación constitucional en contra del exministro Jaime Mañalich no prosperara. El parlamentario terminó absteniéndose al señalar, entre otros argumentos, que “querer hacer a Mañalich el chivo expiatorio no es el rol de una oposición que aspira a ser gobierno”.

Tras la votación Silber explicó además que: “No compartíamos esta acusación, fuimos consecuentes desde el día uno de que no era oportuno, en medio del proceso constituyente, instalar esta acusación. Y como digo, creemos que no hay país en el mundo desde el punto de vista sanitario (...) que pueda uno en este caso decir ‘esta es la receta’, ‘esta era la estrategia correcta’ respecto del coronavirus. Es un tema complejo, tenemos también que ser responsables”, señaló el diputado, quien también ha sido asesorado por el abogado Gabriel Zaliasnik, el mismo que defendió al ministro ante la Cámara Baja.

Sin embargo, su votación y argumentos representan un cambio de opinión respecto de declaraciones anteriores del parlamentario. Esto, porque luego de un sumario sanitario en su contra anunciado por la seremi de Salud del Ñuble tras ser fiscalizado el pasado 18 de septiembre rumbo a la Región del Biobío, el parlamentario por la Región Metropolitana sostuvo que esto se debía una “maniobra” para desvirtuar la acusación constitucional contra Mañalich y un “uso político” por parte de las autoridades.

“Yo no quiero ver debajo del agua, pero es fácil, ver una actitud, un patrón de conducta común, cuando uno quiere desvirtuar una acusación es ir sobre la honorabilidad del acusador”, sostuvo Silber el 21 de septiembre en entrevista con La Tercera. “Si uno ha visto cómo ha sido manejada la pandemia en Chile claramente se ha dado un choque de poderes entre el Congreso y el Ejecutivo y una estrategia común frente a una acusación es ir a desvirtuar y atacar al acusador. Y claramente esta maniobra es demasiado grosera”, añadió el diputado

En esa misma entrevista insistió en que “es inexplicable que la seremi de salud abra una acción de esta naturaleza 24 horas antes de que se inicie la acusación contra Mañalich”.

En tanto, la pareja de Silber, la diputada Loreto Carvajal (PPD), representó otro voto clave al abstenerse de la acusación contra Mañalich. Ella, quien también fue sumariada por las autoridades sanitarias del Ñuble por supuestamente evadir un control, había sido una de las más críticas con la gestión de Mañalich. De hecho, fue de las primeras en señalar tras la salida de este del gobierno que no descartaba impulsar una acusación constitucional contra el exministro.

“Por más que lo intento, me resulta imposible entender la lógica del ministro de Salud”, señaló, por ejemplo, cuando el gobierno levantó la cuarentena en Chillán el pasado 21 de abril.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.