Fiscalía investiga presunto fraude en venta de chalecos antibalas a la PDI

PDI

Desde la PDI, en tanto, confirmaron oficialmente "que la calidad del producto recibido no cumplió con el estándar ofrecido en la licitación" y que por ello el 13 de febrero de este año procedieron a realizar una denuncia contra Cramick S.A al Ministerio Público. La empresa participa en la licitación de tobilleras electrónicas de Gendarmería.




La persecutora Ximena Chong Campusano, de la Fiscalía de Alta Complejidad Centro Norte, se encuentra investigando desde inicios de este año y aún en calidad de desformalizada, una denuncia hecha por la Policía de Investigaciones en contra de la empresa Cramick S.A, representada por Damir Solar, cónsul honorario de Serbia en Chile, por el delito de estafa.

La indagatoria se origina en la adjudicación por parte de la compañía de una licitación pública para la adquisición de chalecos antibalas corporativos publicada en octubre de 2016 y que mediante la resolución exenta N° 1.138 del 22 de noviembre de 2016 quedó en manos de Cramick S.A. El trato incluía la entrega de 776 chalecos antibalas, más tres que reemplazarían a aquellos con los que se realizarían las pruebas de calidad respectivas, con un valor de $213.368.999. En total, entonces, la partida incluía 779 unidades de protección.

Uno de los requisitos clave del contrato consistía en que los proveedores, al momento de realizar la oferta, debían contar con un certificado del Instituto de Investigación y Control del Ejército de Chile (IDIC), que permitiera corroborar el cumplimento de los requisitos técnicos de los productos ofertados. Esa fase inicial tendría una contramuestra, con la misma institución, una vez que fuera recepcionado el total de los chalecos adquiridos y sólo entonces se procedería al cobro de la factura respectiva.

Cramick incorporó al inicio de la licitación dos chalecos certificados por IDIC con fecha 11 de noviembre de 2016. Tras obtener la licitación, entregó el 9 de febrero de 2017 los productos comprometidos y se extrajeron tres al azar para comprobar el estándar de calidad. El 6 y 7 de abril del año pasado, se realizaron en el IDIC las pruebas balísticas en esos tres chalecos, con la asistencia de representantes de la PDI y la empresa licitada y un par de semanas después se emitió el certificado respectivo. Aquí comenzaron los problemas.

El último informe de fecha 17 de abril de 2017 estaba incompleto y no contenía pruebas de resistencia balística claves para verificar que cumplían con la indispensable seguridad para los agentes. Por ello se inició un término anticipado del contrato. Sin embargo, con fecha de 27 de julio de 2017, Cramick cedió la factura de la transacción a la empresa Don Camarón Chile S.A. –que se dedica a la venta de pescados y mariscos- para su factorización. Ambas compañías tienen nexos societarios.

Desde la PDI, en tanto, confirmaron oficialmente "que la calidad del producto recibido no cumplió con el estándar ofrecido en la licitación" y que por ello el 13 de febrero de este año procedieron a realizar la denuncia al Ministerio Público.

En tanto, no fue posible contactar a la compañía Cramick S.A ni a Damir Solar, quien según la web de lobby de reparticiones públicas trabaja con Mario Falcón Rojas, exchofer y guardaespaldas del ex agente de la CNI y capitán (r) del Ejército, Patricio Castro Muñoz, protagonista del escándalo financiero-militar conocido como "La Cutufa".

Tobilleras

La indagatoria contra Cramick S.A se da en momento en que la empresa, a través de la Unión Temporal de Proveedores (UTP), figura en una hasta hoy incierta licitación por tobilleras electrónicas de Gendarmería, cuyo resultado debe zanjar tribunales.

Ello porque luego de que se conociera el vínculo del empresario brasileño Marcelo Ribeiro de Almeida -uno de los postulantes- con un caso de presunto fraude como proveedor de estos dispositivos en Brasil, Gendarmería adjudicó el contrato de $ 22 mil millones a la empresa Global Systems Chile Spa, quien había obtenido el tercer puntaje en la licitación. A fines de mayo, el Tribunal de Contratación Pública estimó que este fallo era "ilegal y arbitrario" y se ordenó efectuar "una nueva propuesta de adjudicación de la licitación".

En la evaluación original, el primer lugar fue para la UTP de Pegasus S.A con Synergye, donde Ribeiro figura como representante legal; el segundo puesto fue para Track Group Chile SpA, que es la actual proveedora de tobilleras; el tercero para Global Systems Chile Spa; y más atrás apareció la UTP de Pegasus S.A, Synergye y Cramick S.A. En rigor, todos están nuevamente en competencia ya que tras el fallo del Tribunal de Contratación Pública, Track Group acudió a la Corte de Apelaciones que deberá zanjar qué hacer en las próximas semanas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El animal habría nadado más de 160 kilómetros alejándose de su hábitat en el mar Ártico. Por el momento, las autoridades estudian si deberían devolverla al mar o mantenerla en un tanque de agua hasta que se recupere.