Guillermo Said, el director de Parque Arauco que asesora al Mineduc

GUILLERMO SAID

Guillermo Said Yarur, director de Parque Arauco.

En el Ministerio de Educación aseguraron que Said arribó para apoyar en "la definición de los proyectos hasta el control y seguimiento en todas sus líneas de financiamiento, incluyendo la coordinación del tema de inversión en proyectos de infraestructura de los Servicios Locales de Educación".




Cuentan los cercanos a Guillermo Said Yarur (58) que hace un año prácticamente le perdieron el rastro. Desde que recibió el llamado del entonces ministro de Educación, Gerardo Varela, para sumarse a esa cartera del gobierno de Piñera, su vida cambió de manera radical.

"Vente por unas 30 horas", le habría dicho entonces Varela a su ex compañero de colegio. Said no lo pensó dos veces y le dijo que sí.

Desde entonces- ya ratificado en su cargo de asesor por la ministra Marcela Cubillos-, Guillermo Said llega puntualmente al Mineduc a las ocho de la mañana y de ahí desarrolla una intensa agenda enfocada a colaborar en la implementación de la ley de Nueva Educación Pública (DEP) y apoyar a la dirección en la toma de decisiones asociadas a infraestructura y equipamiento educacional. Por ello, tiene un contrato a honorarios por $ 3.300.000 brutos mensuales, hasta el 7 de mayo próximo.

Hoy, por ejemplo, partió muy temprano rumbo a Valparaíso y mañana viaja a Puerto Montt.

Hasta ahora, Said nunca había estado en el servicio público. De hecho, es director desde hace 35 años de Parque Arauco -y lo sigue siendo-, compañía que fundara su padre Domingo Said Kattán y su primo José Said Saffie, junto a otros inversionistas. Y en ese mundo de negocios, estudió ingeniería civil industrial en Universidad de Chile y un posgrado en la Universidad Adolfo Ibáñez.

Pero hoy, cuentan en su entorno, repite que el servicio público es el mayor desafío de su vida.

¿Cómo fue que llegó ahí?

Con el ex ministro Varela lo unía una antigua relación de amistad. Ambos fueron compañeros en el Saint George's College y, según ha manifestado a sus cercanos, siempre ha pensado que la educación es la vía más efectiva para contribuir a la movilidad social. Más aún, cree que en la educación pública no puede existir lucro, y se motiva al ver el cambio que generará la Ley 21.040, cuya implementación creará los servicios locales que conllevarán a desmunicipalizar los colegios.

Ello requiere la instauración de un nuevo entramado administrativo, y Varela creyó que Said Yarur era el nombre más apropiado a dicha misión. Se trata de una tarea nada de simple, pues la nueva institución involucra la creación de un organigrama, contratar personas y resguardar los presupuestos.

En el Ministerio de Educación aseguraron que Said arribó para apoyar en "la definición de los proyectos hasta el control y seguimiento en todas sus líneas de financiamiento, incluyendo la coordinación del tema de inversión en proyectos de infraestructura de los Servicios Locales de Educación".

En paralelo, él asiste al Comité Consultivo Amplio del Mineduc que trabaja en la conformación de la Estrategia Nacional de Educación Pública (ENEP) 2018-2027.

Más allá del estrecho vínculo de Said Yarur con el ex ministro Varela, el empresario tiene una relación directa con el presidente Sebastián Piñera, que se remonta a los años en que el mandatario tenía participación en Parque Arauco y era parte de la mesa directiva de la compañía. Es más, según las memorias de Parque Arauco, en 2001 ambos, junto con Salvador Said, eran parte del primer Comité de Directores de la empresa.

Más directorios

Pero Said Yarur no dejó su trabajo en Parque Arauco, donde recibe una dieta como director de $37.869.000 y un extra por ser miembro del Comité de Directores por $20.720.000, según el último reporte anual de la compañía. De hecho, es director de varias sociedad subsidiarias de Parque Arauco, como Inmuebles Comerciales del Perú S.A.C. y Parque Lambramani S.A.C (Perú).

Es también presidente de Inversiones Ranco Uno. Al mismo tiempo es director de Inmobiliaria Sport Francais y del Club de Golf Sport Francés. Además, su familia adquirió en el año 2000 la cafetería Mokka, fundada en 1983. La firma hoy cuenta con nueve locales y a cargo de la administración se encuentra su hijo Pablo Said Negrete.

Por otra parte, Said Yarur también participa en el directorio de la Federación Chilena de Golf, donde está en representación de Club de Golf Las Brisas de Chicureo.

Comenta