Habla el presidente de los abogados por caso Rosselot: "Tirar el título por la cabeza es algo digno de arrogancia"

ARTURO ALESSANDRI

Arturo Alessandri, presidente del Colegio de Abogados.

El presidente del gremio cuestionó las actuaciones de Matías Pérez Cruz, presidente de Gasco, y Cristián Rosselot. Aseguró que dan cuenta de "arrogancia". Sin embargo, calificó incidente de este último como "menor y personal".




En medio de sus vacaciones, Arturo Alessandri Cohn -bisnieto del ex presidente Arturo Alessandri Palma- está preocupado. El presidente del Colegio de Abogados se da unos minutos para conversar con La Tercera PM sobre las polémicas actuaciones de dos abogados que en los últimos días han estado en el ojo del huracán. Se trata de los casos de Matías Pérez Cruz, presidente de Gasco que expulsó a tres mujeres que permanecían sentadas a metros del patio de su casa de veraneo en Lago Ranco, y la polémica agresión verbal y física de Cristián Rosselot en contra de trabajadores de un supermercado en Pirque.

Para el timonel del gremio, más allá de que sean o no abogados, ambos casos demuestran actuaciones de arrogancia. Y es tajante en plantear que las amenazas de demandas no son propias de la profesión. "Es algo que va en contra de un comportamiento ético, porque como abogados nos debemos a nuestros clientes y no está bien andar amenazando con demandas", sostuvo Alessandri.

"Es un tema cultural, en el sentido de que las personas que tienen un título de abogado se suponen que están preparadas para iniciar acciones una vez que exista algún motivo. Pero tirar el título por la cabeza es algo digno de arrogancia, porque supone que los tribunales le van a encontrar la razón, y nunca podemos garantizar el resultado", complementó.

¿Cómo recibe el gremio estos dos casos que concitan el interés público debido a la forma en que reaccionaron ambos abogados?

No está bien que actúen así. Los abogados como cualquier otro ciudadano deben ser muy respetuosos y conscientes de que tienen un título que deben usar bien y obviamente no se trata de andar tirándolo por la cabeza, porque aquí él (Cristián Rosselot), aparentemente, aparte de ser abogado, arguye que está en la lista de los mejores 50 abogados de Chile. Todas esas son actuaciones que no me parecen convenientes. No me parece bien andar tirando el título por la cabeza. Esto me parece un incidente menor y personal. No conozco los detalles, pero como presidente del Colegio de Abogados me preocupa el hecho de que las personas invoquen su calidad de abogado para afirmar determinadas cosas o de alguna manera imponer su posición. Obviamente las cosas que se presentan en la vida diaria están llenas de matices que no todos los manejan. Hay también un riesgo de querer imponer una actitud más bien voluntarista. Pero igual hay que ser muy prudente, y tener una actividad ciudadana más allá de si uno es o no abogado, y si efectivamente alguien considera que lo han tratado mal existen canales e instancias formales para acudir. Estar públicamente esgrimiendo la condición de abogado no me parece.

¿Cuenta el gremio con denuncias por el mal ejercicio de la profesión?

Existen denuncias en casos particulares que son presentadas por clientes. No conozco ni recuerdo casos de esta naturaleza más bien hay casos por desempeño ético. Por ejemplo por no haber hecho las gestiones solicitadas o por no haberse presentado a los alegatos. Se trata de cosas muy puntuales en la relación que se produce entre el cliente y el abogado.

¿Conoce si esas denuncias han aumentado o bajado en el último tiempo?

Denuncias sobre este tipo de actuaciones no recuerdo que se hayan presentado, pero nosotros tenemos un sistema implementado que permite a las personas acudir sin abogado a presentar un reclamo y naturalmente hay un periodo de restricción. Han ido bajando los reclamos, porque hemos sido más estrictos en ciertas cosas, pero siempre hay posibilidad de que un cliente presente un reclamo, porque forma parte de un derecho. Tenemos siempre cuidado en atender siempre a los reclamantes. Hay abogados que están permanentemente recibiendo reclamantes para ver si su reclamo tiene o no asevero, lo puede plantear ahí mismo o por escrito. Después se llama a la otra parte. Pero no nos han llegado reclamos por actuaciones prepotentes, lo que sí han llegado son denuncias de abogados en contra de otros abogados, porque el trato entre colega también debe ser respetuoso y es mencionado en el Código de Ética. Cuando hay insultos, por ejemplo. La pasión muchas veces llega a algunas actuaciones reprochables desde el punto de vista ético.

En estos dos casos particulares, ¿las personas agredidas podrían presentar una denuncia formal ante el Colegio de Abogados?

En general podrían. No conozco el detalle si están colegiados o no, pero sí podrían.

¿A qué sanciones se arriesgarían ambos?

Los abogados tienen que actuar con mucha prudencia y mucho decoro. Pero el sistema de denuncias está establecido principalmente a la relación entre el cliente y el abogado. En esos dos casos no existe esa relación. Las denuncias que tienen asidero y pueden llegar al cuestionamiento ético son las presentadas por clientes. Aquí hay una situación más bien del tipo social y ciudadano, y en las redes sociales se producen muchas reacciones. Pero de ahí a denunciar al colegio sin tener un vínculo profesional, la verdad es que no le veo mucho futuro. Ese tipo de denuncias en general no llegan al colegio.

Desprendo de sus palabras que en el caso de Cristián Rosselot, que asegura ser miembro del gremio, el Colegio de Abogados no podría ejercer acciones de oficio o someter a estudio su colegiatura.

La colegiatura no está cuestionada. No conozco los antecedentes en detalles, pero también hay situaciones en que se han presentado de oficio. La preocupación nuestra va más bien por el trato que podría tener un cliente. Lo otro escapararía a nuestra esfera. Es más bien un caso para un tribunal de policía local. No sé si alguien quiere iniciar una acción por mal comportamiento ciudadano. Estamos hablando de faltas y no de delitos. Aparece en las redes sociales como algo muy reprobable y negativo, pero no es un atentado en contra de la ética.

En una de sus últimas conferencias públicas el ex contralor Ramiro Mendoza sostuvo que la sociedad en Chile está demasiado legalizada y que todos los abogados prácticamente cuando salen de la universidad cuentan con trabajo inmediatamente. ¿Coincides con ese análisis?

No estoy en condiciones de compartir eso, porque no tengo los antecedentes suficientes. Las universidades desgraciadamente no revelan donde están trabajando los ex alumnos. Cuánto están ganando o cuanto se demoran en encontrar trabajo. En general no existe como en las sociedades más desarrolladas información suficiente como para que alguien diga: yo no voy a estudiar derecho porque hoy las condiciones están muy difíciles para encontrar trabajo. Hay diferencias sustanciales entre las universidades tradicionales y las más nuevas, a pesar de que hay muchas escuelas de derecho muy buenas. Pero no hay un seguimiento o antecedentes para concluir que se ha llegado a una saturación. Ha habido una serie de reformas legales que están demandando abogados.

Para el presidente del Colegio de Abogados, Arturo Alessandri los casos que involucraron a ambos abogados Matías Pérez Cruz y Cristián Rosselot son son comparables.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.