Jueza Atala en el ojo del huracán: ¿Qué pasó realmente en la audiencia del detenido por carabineros de civil?

Entrevista a la Jueza Karen Atala

Santiago 10 de febrero del 2017 Entrevista a la Jueza Karen Atala (en la imagen) fotos realizada e la Plaza Peru, en la comuna de Las Condes. FOTO: Javier Salvo/ La Tercera

La detención por parte de Carabineros del OS-9, vestidos de civil, de un joven imputado por lanzar una bomba molotov se transformó en una avalancha de insultos contra la jueza Karen Atala, quien estuvo a cargo del control de detención. Se le acusó de no ver los videos y de no dejar entrar a familiares, pero el audio de esa audiencia muestra lo contrario. Hoy la Corte de Apelaciones, en un fallo unánime, confirmó la prisión preventiva.




El 11 de enero fue un día complejo para la jueza Karen Atala. Ese día las redes sociales se volvieron en su contra, recibió amenazas e incluso un llamado público para "funarla". ¿El origen? Una polémica audiencia de control de detención y posterior formalización contra el estudiante Nicolás Ríos Verdugo (20), por el delito de atentado explosivo o incendiario.

El caso había "explotado" durante la madrugada de ese mismo sábado en las redes sociales. Un video en el cual se muestra a cinco hombres deteniendo a un joven que luego es ingresado a un furgón de color blanco se divulgó rápidamente, señalando que se trataba de un supuesto secuestro. De inmediato el registro se viralizó y varias horas después el episodio fue aclarado.

A través de un comunicado, Carabineros explicó que se trataba de un procedimiento realizado por el OS-9 y que la detención fue por el presunto "delito de lanzamiento de artefacto incendiario (molotov)". El imputado fue llevado a la 33ª Comisaría de Ñuñoa y su audiencia de control de detención, y posterior formalización, se realizó durante la tarde de ese sábado en el 7° Juzgado de Garantía de Santiago. Así fue como el caso llegó a la magistrada Atala.

Lo que pudo ser un procedimiento rutinario en el bloque de la tarde del Centro de Justicia, se transformó en una ola de violencia hacia Atala. En Twitter hay cientos de mensajes en contra de la jueza. La Tercera PM intentó rastrear el origen de todas estas críticas y pudo reconstruir que en la tarde de ese sábado, por Instagram, se difundió una imagen que decía lo siguiente: "Difundan porfa!! A Nicolás Ríos ayer 10/01 lo detuvieron de manera ilegal en el cerro Huelén. Hoy fue su audiencia y la jueza Karen Atala prohibió el ingreso de su familia, los cuales, hasta el momento no lo han podido ver ni comunicarse con él. Además la jueza se negó a ver el video de su detención ilegal (...) Se solicita máxima difusión de esta información".

Esa imagen luego llegó a Twitter, donde se incendió aún más el asunto. De inmediato los usuarios comenzaron a arrobar a la magistrada, la trataron de "traidora", de no defender los derechos humanos, le cuestionaron el hecho de ser directora de la Fundación Iguales y sobre todo le enrostraron el apoyo que recibió cuando decidió denunciar al Estado de Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Sin embargo, las acusaciones realizadas contra la magistrada están lejos de lo que realmente ocurrió la tarde de ese sábado en la audiencia en el 7° Juzgado de Garantía de Santiago.

"Señor fiscal, tome nota"

Una de las recriminaciones que recibió Atala fue que, supuestamente, se negó a ver el video de la detención. De esto se seguía un eventual desinterés que tuvo la jueza ante la violencia que habría sufrido el estudiante durante el procedimiento. La Tercera PM solicitó el audio de esa audiencia en donde se puede constatar lo contrario.

En ese registro se escucha el siguiente diálogo:

—Defensor: Nicolás quería formular también una denuncia con el trato que le hizo en la detención Carabineros y también un supuesto apremio ilegítimo que se le hizo en el interior del vehículo que lo trasladó.

-Jueza: Señor fiscal, tome nota de la denuncia que hace de supuestos apremios ilegítimos al detenido y de mal trato que habrían hecho funcionarios policiales al interior del auto.

(Silencio)

-Jueza Atala: Fiscal, tome nota.

-Fiscal: Así lo estoy haciendo magistrada, para iniciar la investigación respectiva.

Luego en esa audiencia, el fiscal Centro Norte Cristián Meneses expuso que el imputado fue el presunto autor de un ataque con bomba molotov el cual fue grabado por un teniente de Carabineros. Los hechos habrían ocurrido el viernes 10 de enero a las 22.05 y luego detenido a las 23.00 en un costado del cerro Santa Lucía. El fiscal afirmó que el detenido puso "tenaz resistencia" por lo cual los uniformados tuvieron que hacer uso de la "fuerza necesaria para reducirlo". El persecutor detalló que al momento del procedimiento los uniformados se "identificaron como Carabineros" y "exhibieron su placa". Luego, el Ministerio Público dio cuenta de la vestimenta que tenía el joven, elementos que sirvieron para identificarlo: vestía una "polera o chaqueta color terracota", un "casco color gris de bicicleta" y en "ambas manos guante de color negro y amarillo".

Esas vestimentas luego fueron incautadas por Carabineros, las cuales se pesquisaron haciendo un análisis "comparativo". El fiscal, además, dio cuenta del examen de residuos hidrocarburos que "detectó la presencia de gasolina en la muestra M2, que es un trozo de tela levantado de los guantes incautados en poder del imputado".

Pese a las pruebas presentadas, el defensor Lorenzo Morales se opuso a la medida cautelar de prisión preventiva. La calificó de "desproporcionada" y a su vez expuso sus dudas respecto de las pruebas presentadas por la fiscalía y sobre la supuesta participación de su representado. Al respecto, Morales cuestionó la muestra derivada del guante ya que "en el video de la detención no se ve el guante". Ante las dudas sobre la incautación de esta prueba en particular, la jueza le pidió una explicación al fiscal. "Fue incautado al imputado en el momento de su detención, el cual no presenta reclamo alguno. En el acta no especifica dónde tenía los guantes, pero estaban en poder del imputado al momento de la incautación", dijo el fiscal.

Al final de la audiencia Morales le insiste a la jueza para que vea el video de la detención. Hasta ese momento la magistrada había visto el registro audiovisual que hizo el carabinero del momento en que se lanzó la bomba molotov y un fotograma con los detalles cuadro a cuadro presentados por la fiscalía. Pero luego Atala procedió a ver la detención, lo cual jugó en contra de la defensa. "Al tribunal le queda claro que es la misma chaqueta que aparece en el video", concluyó Atala.

Ante la supuesta negativa de la jueza de que los familiares del imputado ingresaran a la audiencia, desde el Poder Judicial explicaron que luego de las protestas sociales del 18 de octubre, por razones de seguridad y dado el personal de Gendarmería, se decidió que en los bloques de la tarde solo puede ingresar al Centro de Justicia un familiar, portando carnet de identidad, por imputado o víctima. Además, señalaron que el ingreso de los familiares es a medida que va avanzando la audiencia, que suele tener varios imputados, y que un funcionario a viva voz realiza los llamados para que ingresen a la sala. De no recibir respuesta, la puerta se cierra y se da inicio a la audiencia. Este medio trató de contactarse con Atala, pero la magistrada declinó en referirse a este asunto.

Revés para la defensa

El lunes, la defensa presentó un recurso de apelación ante la Corte de Apelaciones de Santiago. En el escrito, Morales solicitó que la cautelar se modifique por arresto domiciliario parcial. "Su detención es un hecho confuso, en el ilícito imputado no hay más prueba que la de los funcionarios aprehensores, y además que el pre informe químico en tres de las muestras excluye trazas de hidrocarburos" dice la apelación. El defensor alega que la prueba "estaría viciada".

La presentación fue vista hoy temprano en la Primera Sala del Tribunal de Alzada. El recurso fue rechazado, de forma unánime, por los ministros por lo que se confirmó la prisión preventiva. La Tercera PM intentó contactarse desde ayer con el defensor Lorenzo Morales, pero no se obtuvo respuesta a las llamadas ni a los mensajes.

Comenta