J. A. Kast ahora desordena a RN: diputados se rehúsan a alejarse de él

Al menos ocho de los 34 diputados del partido han seguido al ex candidato presidencial ex UDI. En la mesa RN algunos dicen que no quieren perder gente a manos de él -como le pasó al gremialismo con Ignacio Urrutia-, pero si que eso pasa, es mejor que ocurra ahora que después.


Iba a pasar tarde o temprano. Así como ya ha revuelto a su ex partido, la UDI, cargando a la derecha la campaña a la reelección de Jacqueline van Rysselberghe y atrayendo a sus filas al ahora renunciado diputado Ignacio Urrutia, ahora el ex candidato presidencial José Antonio Kast comienza a permear a RN. Este año, sus diputados ya lo han apoyado en al menos dos de sus cruzadas y han proclamado sin pudor su admiración por él y hasta la inclinación de algunos de votar por él en la próxima presidencial.

Ante la decisión de la directiva de ponerle atajo a esta eventual sangría y de pedirle a sus legisladores que tomen distancia del ex UDI, los "Kast Lovers" de RN se resisten a que les pongan restricciones y desde ya anuncian que pedirán a la mesa que preside Mario Desbordes que se reúnan para sincerar esta discusión.

Una incógnita, porque valga recalcar que el mismo timonel dijo estar dispuesto a votar por Kast en un eventual balotaje presidencial.

Más crítico se puso el ambiente este fin de semana, luego que Kast criticara la gestión política del Presidente Sebastián Piñera y los cuestionamientos que recibió de la Primera Dama, Cecilia Morel. El mandatario, que hasta ahora había estado silente ante este frente interno en su coalición, dijo el jueves que "es cierto que en la última elección sacó una votación cercana al 8%, pero creo que no es el camino para Chile, no creo en los extremos".

Ante eso, esta mañana, el diputado y jefe RN Desbordes precisó a La Tercera PM que "hay una preocupación por unos episodios específicos pero hay un hito que es insoslayable: José Antonio Kast ha señalado hace dos o tres semanas que es candidato presidencial y eso obliga a los militantes de los partidos a tener un poco de coherencia. Esto no es contra José Antonio, no tengo problema que los diputados se junten con él teniendo y dejando claro que ellos van a trabajar por el candidato de RN y que eso no significa adherir a una candidatura presidencial".

Advirtió que "en su minuto, RN va a tener sus propios candidatos presidenciales y no quiero revivir episodios donde hay dos o tres RN descolgados apoyando a otro candidato que no es del partido. Eso no le hace bien a ninguna organización". El lunes 7 de enero, en la tradicional reunión de directiva de RN, se integrará a los parlamentarios que han pedido al timonel abordar el tema. Por eso, desde la mesa confirman que ese día podrían asistir todos los diputados cercanos a Kast para conversar.

"Están errados quienes quieren silenciar o congelar a ciertas personas"

Desde la directiva dicen que sería "lamentable" que un diputado renuncie al partido, como lo hizo Ignacio Urrutia a la UDI, para apoyar a Kast. Sin embargo, advierten que este sería el mejor momento para hacerlo ya que si llega a ocurrir un éxodo masivo de diputados a Acción Republicana más cercano a las fechas de inscripción de candidaturas presidenciales, eso sería peor.

Los aludidos son al menos ocho de los 34 diputados de RN: Camila Flores, Harry Jürguensen, Miguell Mellado, Francesca Muñoz, Ignacio Urruticoechea, Eduardo Durán, Aracely Leuquén y Carlos Kuschel. Han hecho causa común en episodios como la consulta ciudadana "Habla Chile" que produjo Kast hace algunas semanas, o en la sesión de fotos con Eduardo Bolsonaro durante su visita flash a Santiago.

"José Antonio Kast y su movimiento son de derecha, es un líder de derecha ya acá no estamos hablando de apoyar a alguien de izquierda. Y en nuestras coalición y si queremos tener un próximo gobierno de derecha, nadie sobra. Ni los que nos sentimos de derecha ni los de centroderecha", se anticipa Flores -orgullosa pinochetista-, y que insiste que aún nadie la notifica desde la mesa sobre esta restricción.

Para complicar aún más las cosas, la diputada culpa de esto a otras facciones internas: "La preocupación de la mesa es más bien, al parecer, de aquellos que representan a algún presidenciable que está instalado en la directiva: Tomás Fuentes, Samuel Valenzuela, a ellos me refiero, no a a Mario Desbordes y Felipe Cisternas. Al parecer la preocupación es de ellos y no del presidente del partido".

Flores asegura que no le molestan las críticas de Kast a Piñera porque "son legítimas diferencias con el gobierno y no veo un conflicto; José Antonio quiere que al gobierno le vaya bien". E insiste en que "es importante que tengamos una conversación con el presidente de nuestro partido y de nuestra mesa; además es lógico que cualquiera de nosotros votaría en segunda vuelta por Kast. Yo, por supuesto que lo haría, y con todo gusto".

Antes que ella, Urruticoechea era el único que se declaraba dispuesto a votar por Kast Rist en primera vuelta.

Jürgensen, otro de los aludidos, dice que "si hubiera que conversar sobre los acercamientos o conversaciones que hemos tenido con José Antonio Kast, me sorprende", porque "he sido un militante y diputado leal a RN y el gobierno pero eso no me puede limitar para reunirme con Kast o con otras personas que me parezcan un aporte".

El diputado insiste en que "estoy con José Antonio Kast porque representa valores y principios que yo comparto y sobre todo porque él un político decidido a enfrentar una corrupción creciente en nuestro país". Y que "estamos lejos de una campaña presidencial. Es un asunto abierto, no están resueltas las cartas de Chile Vamos por lo tanto no hay inconveniente que diputados como yo u otros puedan reunirse con Kast".

¿Quedan dudas? Dice que "en este minuto, no tengo candidato presidencial porque no estamos en eso todavía, falta".

Su par Miguel Mellado hace ver que "ojalá haya un segundo gobierno centroderecha, entonces no se puede ningunear a nadie de los que pertenecen a esta familia, en especial a quien aportó en segunda vuelta para la elección. Están errados quienes quieren silenciar o congelar a ciertas personas".

Agrega que "no podemos seguir bailando al ritmo de un partido chiquitito como Evópoli, que cree que gobierna y que hay que llevarle el amén a ellos. Por favor. Tenemos muchos más años de vida que ellos en la política y hay que preocuparse por el segundo gobierno de Chile Vamos y eso significa que puede ser cualquiera: uno de Evópoli, de la UDI, de RN o José Antonio Kast".

Comenta