El otro desplome de Alexis Sánchez

alexis fifa 20

Otra muestra de la devaluación del Niño Maravilla: su puntuación en el videojuego futbolístico por excelencia sufre una de las caídas más pronunciadas de la historia: de 87 a 82. El mejor chileno es Vidal. Aránguiz el único que sube. Ningún nacional resiste al top 100.




La devaluación de Alexis Sánchez recibe otra prueba demoledora. El Niño Maravilla (30 años) pierde fuerza hasta en los videojuegos. El FIFA 20, el  simulador de fútbol más tradicional, que suele transformarse en un parámetro de la evolución de los futolistas, le ha aplicado la mayor depreciación que se recuerda en un solo año: de 87 a 82. Cinco puntos que airean la involución del tocopillano tras una temporada negra en el Manchester United, donde marcó apenas cinco goles. Muy poco para quien llegó a Old Trafford rotulado como figura después de un deslumbrante paso por el Arsenal. Al punto de que los Diablos Rojos le pagaban el sueldo más alto de la Premier League. Hoy, el chileno intenta relanzar su carrera en el Inter de Milán, al que llegó cedido. Pero los videojuegos le han perdido la fe.

La versión virtual del Niño Maravilla es cinco puntos peor que la del año pasado. Sánchez, quien en la anterior versión del juego, con el efecto de su gran campaña en los Gunners y del arribo a uno de los clubes más importantes en el mundo, llegó a recibir 87 puntos de media y a situarse entre los 100 mejores personajes del software, ahora tiene apenas 82. Y, por consiguiente, sale del privilegiado lugar en la interminable base de datos de EA Sports, la empresa de origen canadiense que desarrolla la saga. La calificación es la peor desde 2011, cuando estaba en el Udinese y recién insinuaba las condiciones que lo llevarían al estrellato mundial. Si la comparación se hace con el FIFA 18, el declive es aún más pronunciado. Para esa versión, Sánchez fue evaluado con 89 puntos.

En el FIFA 20, todos los parámetros básicos de Alexis bajaron. El disparo (78) y el dribbling (84) sufrieron las caídas más estrepitosas, con cinco puntos cada uno. La condición física virtual también recoge la inestabilidad que Sánchez sufrió en la última temporada: baja cuatro puntos para llegar a 73. Menos afectados se vieron el pase (77, -2) y la velocidad (81, -1).

Aránguiz sube

Arturo Vidal (32), el chileno mejor valorado en el juego, también sufrió una merma en su calificación. Eso sí, probablemente en virtud de su menor presencia, pero también del buen nivel que mostró cuando fue requerido por el técnico del Barcelona, Ernesto Valverde, su rating sufrió una variación mínima: de 85 a 84 puntos. El Rey tampoco figura entre los 100 mejores futbolistas virtuales.

Otro emblemático de la Generación Dorada que está peor que el año pasado es Gary Medel. El Pitbull, que en su versión real pasó del Besiktas de Turquía al Bologna de la Serie A italiana tiene ahora 78 puntos, tres menos que en la versión anterior. Claudio Bravo, quien retorna de una grave lesión y parece condenado a la suplencia en el Manchester City de Josep Guardiola, pasó de tener 79 puntos a 78. La caída del fútbol chileno se registra en los videojuegos.

Sí puede sacar pecho y lucir la insignia del FUT (el cartoncito donde se reflejan las cualidades de los futbolistas) es Charles Aránguiz. El Príncipe experimentó un aumento en su valoración. El volante del Bayer Leverkusen  pasó de tener 81 puntos en el overall a ostentar 83. Al puntealtino se le valoran de mejor forma conceptos como regate, disparo, defensa y físico. Eso sí, sufre una estrepitosa merma en ritmo: -9. Y adelantó a Alexis.

Erick Pulgar y Eduardo Vargas también registran alzas. El flamante mediocampista de la Fiorentina pasó de tener 77 puntos en FIFA 19 a 78 en FIFA 20. Turboman, en tanto, sube un punto: de 76 a 77.

¿Cómo se calcula la media de un jugador?

El cálculo de la media de un jugador en el FIFA no es antojadizo. EA Sports ha informado que tiene un ejército de colaboradores abocados a evaluar de la forma más objetiva a los jugadores con la finalidad de que sus réplicas virtuales se acerquen lo más posible a la realidad. De hecho, hay que decir que las valoraciones para la modalidad online (FUT o Football Ultimate Team) varían cada semana y que los jugadores que experimentan alzas importantes reciben el certificado de rigor.

La compañía ha asegurado que unos nueve mil colaboradores influyen en el desarrollo de las bases de datos en las que están contenidos los datos que se les asignan a los futbolistas. Las fuentes de información son variadas. En algunos casos, incluso, se trata de entrenadores. La firma cuenta con unos 300 editores de datos que se encargan de actualizar las bases que entregan los ojeadores. Un aspecto fundamental para la valoración de los jugadores es la liga en la que están insertos. Un ejemplo al que recurrieron en 2017 indicaba que si Lionel Messi actuara en la competencia irlandesa tendría una media que bordearía apenas los 75 puntos.

Messi, el mejor

El top 5 del juego pionero en el juego tiene naturalmente, a los mejores futbolistas de la actualidad. El mejor es Lionel Messi, quien recibe una valoración de 94 puntos, uno más que su archirrival futbolístico, Cristiano Ronaldo. El podio lo completa el brasileño Neymar, con 92.

Eden Hazard, incorporación estelar del Real Madrid, y Kevin de Bruyne, pieza clave en el mediocampo del Manchester City, ambos belgas, completan el grupo de los cinco mejores. Tienen 91 puntos. Jan Oblak, del Atlético de Madrid, olvidado de los premios tradicionales, ha pasado a convertirse en el videojuego como el mejor arquero, con 91 puntos.

No es algo científico, evidentemente, pero las calificaciones del FIFA son apreciadas por los propios futbolistas, jugadores habituales también en sus versiones de simuladores. Y de hecho, muchos airean su enojo o aprobación por las notas que les ponen a sus respectivos niveles. Lukaku, por ejemplo, le encomendó al PES (la competencia del FIFA) la reivindicación. Se queja por la escasa velocidad que le asignaron en EA Sports. Alexis, de momento, no se ha pronunciado sobre su histórica y pronunciada caída.

Comenta