Las contradicciones del primer caso de variante delta en Chile: cronología de un protocolo sanitario vulnerado

El ministro de Salud, Enrique Paris, y la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza. (Foto: Agencia Uno).

La autoridad sanitaria se ha demorado siete días en investigar y comunicar correctamente los hechos involucrados en el primer caso detectado en Chile con esta temida mutación del virus Sars-Cov-2. El episodio ha tenido varios vuelcos y mezcla una trama cruzada por versiones enfrentadas entre el Minsal, la Municipalidad de San Javier y el abogado de la paciente. La Tercera PM reconstruyó la historia, la cual revela el punto débil del protocolo de viajeros que permitió que una mujer de 43 años cortara su cuarentena en Santiago antes de que tuviera la autorización para hacerlo y que además no respetara el aislamiento indicado al asistir al funeral de su padre, fallecido por Covid-19.




Escena 1 - Ministro Paris en los pasillos de la Cámara: “Estoy esperando el resultado del examen”

El jueves 24 de junio comenzó agitado para el ministro de Salud, Enrique Paris. Temprano partió a Valparaíso para exponer en el Congreso, donde se votaría la extensión del estado de excepción constitucional.

A las 10.31 fue abordado por la prensa en los pasillos de la Cámara, justo antes de entrar al hemiciclo. En medio de eso, Paris detonó la alarma: “Tenemos una persona que viajó de Estados Unidos, una señora de 43 años, y estoy esperando el resultado del examen”, aseguró el titular de Salud.

Los periodistas preguntaban por la votación del Congreso, hasta que una reportera insistió en lo que el médico había revelado.

—Periodista: ¿Hay un caso sospechoso (de delta)?

—Sí, o sea, yo pienso que va a llegar, es casi imposible que no llegue, porque es una variante muy contagiosa, muy potente, y tal como lo dije al comienzo de la pandemia, cuando la gente pensaba que no iba a llegar el coronavirus y llegó, creo que la variante delta inevitablemente va a llegar. Lo que tenemos que hacer es tener un control mayor sobre las fronteras para que no llegue en forma masiva”.

Eso fue todo. Paris no dio más información y solo agregó: “Yo estoy esperando el resultado. Tengo que esperar el resultado del ISP”. Luego entró al hemiciclo.

Escena 2 - Ministro Paris ante los diputados: “El ISP informó anoche que la secuenciación dio positiva”

Pasadas las 11.00, Paris ya estaba exponiendo ante los diputados. Ahí entregó el resto de la información, que a esa hora ya circulaba por todo el país.

“Les quiero anunciar que oficialmente hemos confirmado ya la presencia de una paciente con variante delta proveniente de Estados Unidos. Ingresó por el aeropuerto de Santiago, fue chequeada inmediatamente. Se le hizo PCR, test de antígeno, se secuenció ese virus y desgraciadamente se demostró que es una paciente que tiene una variante delta, que como ustedes saben es muchísimo más contagiosa que las variantes que teníamos hasta el momento”, dijo Paris.

Minutos después agregó más detalles: “La persona, que la tenemos identificada ya, está aislada, es de Talca, es una señora de 43 años de edad que ingresó desde Estados Unidos. Estuvo aislada afortunadamente por nuestro sistema de atención de testeo, trazabilidad y aislamiento y el ISP informó anoche que la secuenciación dio positiva”.

Escena 3 - Daza y la jefa de Epidemiología refuerzan que el “protocolo estricto” funcionó

En el punto Covid-19 del jueves 24 fue la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, la que se hizo cargo de manejar la situación. Para que el mensaje fuera contundente, Salud reforzó el equipo y junto a ella, además, estaban la jefa del Departamento de Epidemiología, Alejandra Pizarro, y la Seremi de Salud de la Región Metropolitana, Paula Labra.

Eran las 13.24, tres horas después de que Paris dio la noticia. “En el día de ayer se reportó el primer caso de una mujer chilena que viene de Estados Unidos con la variante delta positiva. Es una persona chilena que venía con su PCR negativo que, en la PCR que se toma al ingresar en el aeropuerto, volvió a ser negativo. Ella se encontraba realizando su cuarentena. Dentro del fortalecimiento de las estrategias de salud pública de vigilancia epidemiológica se volvió a tomar otra PCR el día número siete y durante ese estudio salió positivo y, por lo tanto, se hizo una evaluación genómica, la cual identificó la variante delta”, aseguró la subsecretaria.

Pizarro hizo una larga exposición del protocolo y luego complementó con algunos datos. Agregó que la paciente no tenía enfermedades crónicas e ingresó al país el 4 de junio: “Se testeó en el aeropuerto, resultó negativa, hizo su cuarentena en un hotel de tránsito y luego continuó su cuarentena en su domicilio”.

La jefa de Epidemiología continuó con su exposición. Hasta ese momento, todo sonaba relativamente concordante. “La Seremi de Salud de la Región del Maule le hizo visitas domiciliarias y se volvió a testear a la viajera con antígeno. Este antígeno resultó positivo, se volvió a testear con PCR, la PCR positiva se envió inmediatamente al ISP para secuenciación, cuyo resultado demostró que existen mutaciones que son compatibles con la variante delta”, comentó Pizarro.

Luego confirmó lo que Paris dijo en la Cámara: “Este resultado nos fue informado ayer en la noche, inmediatamente se avisó a la Seremi y se activó el protocolo”.

Ante las preguntas de la prensa, Daza agregó que la paciente tenía una dosis de vacuna. Seis días después se sabría, en voz del abogado de la paciente cero, que esa dosis fue inoculada el día antes de viajar a Chile y fue del laboratorio Johnson & Johnson, que es una fórmula de dosis única.

La subsecretaria volvió a explicar que la detección fue gracias a un test de antígeno y que “ella se encontraba en el periodo de cuarentena”.

Pizarro complementó diciendo que la mujer “se mantuvo en hotel de tránsito en Santiago” y que viajó a su domicilio, en ese entonces en Talca, en un auto particular “con el resultado negativo de la PCR”.

Escena 4 - El error del ISP: la cuarentena de cinco días en hotel de tránsito que no fue

A las 15.30 horas fue el turno del director (S) del Instituto de Salud Pública (ISP), Heriberto García, quien tuvo la misión de aclarar el asunto.

Fue la primera vez que una autoridad de Salud dijo públicamente que la paciente había cumplido cinco días de cuarentena en un hotel de tránsito, tal como lo dice el protocolo. “Este PCR al dar negativo en el aeropuerto pasó la persona los cinco días de residencia sanitaria que tiene que tener de acuerdo al protocolo estricto que tenemos de vigilancia de viajeros. Estuvo estos cinco días y después pudo irse a su domicilio en Talca”, afirmó García.

El químico farmacéutico insistió en el punto: “Estamos siendo estrictos en que la persona debe estar al menos cinco días en una residencia sanitaria y luego de eso recién se le da el permiso para continuar su cuarentena en casa”.

Ese jueves, según la versión de Salud, todo estaba en orden.

Escena 5 - La revelación del alcalde y del director de Salud de San Javier

El viernes 25 de junio la historia tuvo un giro relevante. A las 10.07 horas, el alcalde de San Javier, Jorge Silva (DC), convocó a una conferencia en la cual contradijo la versión entregada el día anterior por el Minsal.

Muy molesto, Silva criticó que Salud no les comunicara de manera oportuna del caso. “Nos enteramos por la prensa”, dijo.

Fue el director de Salud, Carlos Estrada, quien afirmó que “no hay registro evidente” que pueda confirmar si la mujer cumplió o no la cuarentena al momento de llegar al aeropuerto en Santiago. Luego dijo que con los antecedentes que tienen, más las pesquisas realizadas y “lo que registra el sistema Epivigila”, la paciente cero “no registra cuarentena en la ciudad de Santiago”.

Silva fue la primera autoridad en cuestionar la versión del Minsal, diciendo que la paciente no cumplió con la cuarentena de cinco días que, según el director (S) del ISP sí había sido respetada de forma estricta. Para cerrar, Silva y Estrada comentaron que según su investigación, había testigos que comentaron que la mujer de 43 años sí habría asistido al funeral de su padre.

Escena 6 - Seremi del Maule confirma la sospecha: la paciente solo hizo cuarentena de un día en Santiago

Horas más tarde de ese viernes, posterior a los dichos del alcalde, la Seremi de Salud del Maule reaccionó y, a través de un comunicado, entregó una nueva versión de los hechos.

“La ciudadana llegó al país el 4 de junio. En el aeropuerto se le realizó un examen PCR y luego fue trasladada a un hotel de tránsito, donde se mantuvo hasta obtener el resultado negativo del examen PCR (el 5 de junio)”, decía el comunicado.

Y agregó: “Ella contaba con un permiso humanitario y excepcional que le permitía seguir la cuarentena en su domicilio, por lo que luego de obtener su resultado negativo del test tomado en el aeropuerto, se le autorizó a salir del hotel de tránsito el 5 de junio por la tarde, para continuar su cuarentena en su domicilio”.

A esa altura había algo que no calzaba. La resolución exenta 997 del Minsal —vigente en ese momento— que “dispone medidas sanitarias para el ingreso al país por brote de Covid-19″ no establecía excepciones humanitarias. En dicha resolución se establece que “solo podrán abandonar el hotel de tránsito o aquel autorizado por la autoridad sanitaria, después del quinto día, aquellos viajeros cuya enfermedad haya sido descartada mediante un test RT-PCR para Sars-CoV-2 realizado tras su ingreso a Chile”.

El comunicado informó que la paciente viajó a la casa de su mamá que vive en San Javier y que hizo aislamiento en ese domicilio. El test de antígeno se hizo el 12 de junio, una semana después de que arribara al país. Ese día fue enviada a una residencia sanitaria donde estuvo en buenas condiciones hasta el 22 de junio, cuando fue dada de alta y volvió donde su mamá.

Dos días después, ya recuperada y dada de alta, se enteraría de que su secuenciación fue positiva para la variante delta.

Además se expuso que “según la investigación epidemiológica, con información recabada con los involucrados, la persona se mantuvo en cuarentena y no asistió a dicho funeral. De todas maneras continuamos recabando antecedentes”.

Escena 7 - El Minsal invoca el Artículo 22 del Código Sanitario para explicar su actuar

El sábado 27, ante las dudas generadas, la jefa de Epidemiología, Alejandra Pizarro, entregó nuevas explicaciones: “Chile tiene un protocolo sanitario estricto de viajeros que consiste, entre otras cosas, contar con una PCR negativa previo al ingreso, realizar una cuarentena de viajero de 11 días y los primeros días en un hotel de tránsito. No obstante, existen causales de excepción que pueden ser humanitarias o sanitarias y es potestad de la autoridad sanitaria regional determinar el lugar de la cuarentena según el Artículo 22 del Código Sanitario”.

Con eso, el Minsal despejó la duda jurídica.

Pizarro también comentó que con su PCR negativa, la paciente “solicitó continuar su cuarentena de viajeros en su domicilio por razones humanitarias, situación que fue evaluada y acogida por la autoridad sanitaria regional, considerando que estas excepciones se han hecho en otras situaciones”. Esta autorización fue entregada por la Seremi de Salud de la Región Metropolitana. Eso sí, acotó que la mujer tenía “la instrucción estricta de que debía continuar su cuarentena en domicilio sin salir de ahí ni recibir visitas”, y que la Seremi del Maule seguía investigando.

En ese momento la duda persistía: ¿Era verosímil que viajara a Chile para venir al funeral de su padre y no haya asistido?

Ese día, el ministro Paris también quiso enfrentar los cuestionamientos: “Si la persona no cumplió, es responsabilidad individual de la persona, por lo tanto la investigación continúa. Si la persona no cumplió obviamente la persona será sometida a un sumario sanitario (...). Aquellos que practican el humanismo cristiano deberían entender que aquí había una razón humanitaria, de caridad, de compasión con esta familia”.

Escena 8 - La Fiscalía Local de San Javier inició investigación de oficio

Ese mismo sábado, la fiscalía anunció que se inició una investigación de oficio. La orden de investigar fue despachada a la PDI. El fiscal Patricio Caroca aseguró que indagarán si se infringió la cuarentena y la eventual comisión de un delito contra la salud pública.

Escena 9 - Minsal sigue sin saber si la paciente asistió al funeral

En el reporte del lunes 28 de junio, el ministro Paris se limitó a decir que el Minsal aún no tiene información sobre la supuesta asistencia de la mujer al funeral de su padre. “Nosotros no tenemos esos antecedentes, pero si ella vulneró alguna norma que nosotros mismos fijamos, obviamente, que será sometida a un sumario sanitario y lo que determine la investigación del fiscal”, dijo el ministro.

Escena 10 - Seremi del Maule reconoce que la mujer sí asistió al funeral

Ayer, la seremi de Salud del Maule, Marlenne Durán, aseguró que la paciente de 43 años “faltó a la verdad” en la investigación epidemiológica que realizó el organismo, pues no cumplió con la normativa sanitaria, no efectuó la cuarentena correspondiente y asistió junto a su grupo familiar al funeral de su padre.

Desde la Seremi de Salud Metropolitana comentan a La Tercera PM que la mujer se retiró antes de que la autorizaran del hotel de tránsito y que el permiso fue otorgado por razones humanitarias debido a que ella manifestaba que su familia estaba muy mal. En esa línea agregan que el permiso fue específico para que se fuera en vehículo privado a realizar cuarentena a su domicilio durante 10 días sin que nadie saliera del domicilio ni recibiera visitas.

Sin embargo, todos asistieron al funeral que se realizó el 5 de junio, es decir, un día después de que la mujer llegara a Chile.

Según se puede visualizar en la red social Facebook, una de las hermanas de la paciente cero de la variante delta —que también reside en EE.UU.— transmitió un video el día del deceso del padre de ambas. Allí señaló que el fallecimiento del padre, aquejado por Covid-19, tuvo lugar ese mismo 2 de junio a las 17.16 de la tarde. Eso, tras casi un mes internado en UCI por la enfermedad.

“Mi papá hace un poco más de un mes fue ingresado, el diagnóstico primero fue una neumonía a consecuencia del Covid, neumonía que desde un principio le generó una inflamación. A la semana fue inducido a coma, a sedación completa y a ventilación mecánica. Como familia estamos tranquilos y agradecidos con el equipo médico”, relató.

Sin embargo, más adelante en el video cuenta cuáles eran los planes de su hermana, quien se alistaba para viajar al país dentro de las próximas horas. “En este momento mi mamá se encuentra con gran parte de mis hermanos y mis sobrinos. Y mi hermana (...) que vive en Filadelfia, ella está viajando a Chile mañana temprano, llega mañana en la tarde para reunirse con la familia”, revela.

La mujer que habla en el video no viajó a Chile junto a su hermana, aunque sí manifestó las ganas de hacerlo más adelante.

En los registros de dicha red social, además, se pueden apreciar fotos y videos que muestran, además, un velatorio que se habría realizado el domicilio del fallecido, previo al funeral posterior. Algo que según el protocolo de funerales en contexto de pandemia de Covid-19 está prohibido.

Escena 11 - La arremetida del abogado de la paciente

Ayer apareció en escena un nuevo personaje de esta historia. Se trata del abogado Óscar Echeverría, quien es cuñado de la paciente cero. Echeverría está casado con una de sus hermanas. En el caso de la paciente cero, se trata de una mujer de profesión Técnica en Enfermería de Nivel Superior (Tens).

Echeverría, en entrevista con Radio Biobío, contó que la mujer es de una familia evangélica, muy activa y que la paciente está casada con un pastor evangélico que vive en Estados Unidos. El abogado, además, fue quien condujo el auto en el cual viajaron a San Javier.

Lo más relevante de su entrevista fue que según Echeverría la autoridad sanitaria sí estaba en conocimiento de que la mujer iba a asistir al funeral. “Siempre (se le dijo a la autoridad) y tenemos cada correo donde se señala ‘por favor, solicito permiso para asistir al funeral de mi papá””, dijo Echeverría.

Esto es desmentido por la Seremi Metropolitana, donde señalan que ella se fue del hotel antes de tiempo, lo cual, aseguran, será una agravante para el sumario sanitario que abrió en su contra la Seremi de Salud del Maule.

El abogado agregó que el correo con la autorización para salir del hotel de tránsito de la Seremi de Salud de la Región Metropolitana llegó a las 13.42 horas, cuando ella ya estaba en el funeral. Además, puso en duda la secuenciación que detectó la mutación compatible con delta en su muestra de PCR y fue enfático en señal en que la mujer nunca actuó “con dolo”.

Escena 12 - Daza cierra la polémica

Hoy, la subsecretaria Daza volvió a abordar el asunto. Sin entrar en mayores detalles, reiteró que las investigaciones epidemiológicas son complejas y van juntando antecedentes a medida que la indagatoria avanza, sobre todo en base a las entrevistas que se realizan. En esa línea reiteró lo dicho por la seremi Durán, quien ayer dijo que la paciente habría mentido.

Con todo, Daza cerró filas defendiendo el actuar del Minsal, reiterando que la mujer de 43 años no tenía autorización para asistir al funeral y asegurando que siempre están evaluando los protocolos. “De acuerdo a los antecedentes entregados por la Seremi de la Región Metropolitana, a la persona nunca se le dio un permiso para asistir a un funeral”.

La investigación sigue abierta y todos los antecedentes, dijo Daza, serán entregados también al Ministerio Público.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.