Las semanas decisivas de los jóvenes chilenos que arriesgan horca en Malasia: Juicio se iniciaría en agosto

jovenes-en-malasia

Fernando Candia y Felipe Osiadacz

"Son momentos clave" resume una fuente que conoce la causa y que consigna que desde Relaciones Exteriores y el Congreso se han desarrollado todos los contactos para impedir un desenlace fatal. Esto ocurriría si los cargos se modifican, por ejemplo, a homicidio negligente, aunque en este escenario el riesgo es de cadena perpetua.


En completo hermetismo, los familiares de Felipe Osiadacz, de 27 años, y Fernando Candia, de 30, que arriesgan una condena con pena de muerte en la horca en Malasia, han estado organizando un viaje clave para inicios de agosto al que también acudiría el senador Francisco Chahuán y el abogado contactado por la Comisión Chile-Malasia, el penalista Juan Carlos Manríquez. Al encuentro podrían asistir además otros penalistas de la plaza que han asesorado a los padres de Osiadacz y Candia.

El periplo se enmarca en el inicio del juicio contra los dos chilenos que se vieron involucrados el 4 de agosto de 2017, en la muerte de un hombre en una hostal de Kuala Lumpur, donde viajaron después de trabajar un año en Nueva Zelanda. El caso se hizo público recién en mayo de este año cuando La Tercera PM dio a conocer las audiencias que desde el año pasado habían concretado los padres de los jóvenes en Relaciones Exteriores.

Hasta ahora, por homicidio culposo ambos arriesgan pena capital, sin embargo, en sigilo, se han estado desarrollando gestiones a nivel gubernamental con sus pares en el país asiático que, de ser exitosas, podrían modificar el escenario. "Son momentos clave" resume una fuente que conoce la causa y que consigna que desde Relaciones Exteriores y el Congreso se han desarrollado todos los contactos para impedir un desenlace fatal. Esto ocurriría si los cargos se modifican, por ejemplo, a homicidio negligente, aunque en este escenario el riesgo es de cadena perpetua.

Consultado por el tema, el senador Chahuán confirmó que tal resolución por parte de la Fiscalía que lleva el proceso se adoptará en los próximos días. "Esperamos que eso se resuelva muy, muy pronto", aseveró.

Según Chahuán se ha estado revisando, junto a la familia, "cuál es el mejor momento para concretar el viaje a la espera de que la justicia confirme lo que nosotros creemos, que se está ante dos jóvenes inocentes que actuaron en defensa propia y hemos desplegado todas las gestiones necesarias para demostrar esto. Esperamos que así se resuelva y abrir las vías diplomáticas para traerlos a Chile".

El caso, que ha sido recogido también por medios internacionales, ha tratado de abordarse con suma precaución, toda vez que cualquier traspié puede tener consecuencias nefastas. De hecho, un momento crítico se vivió a inicios de junio cuando el senador Manuel José Ossandón sostuvo, en entrevista con CNN que "la situación de ellos es sumamente grave, porque hay grabaciones que los inculpan seriamente... Un funcionario de la cancillería me dio toda la información que pedí y me contó lo que salía en la grabación. Uno se sentó en el pecho y el otro le levantó los pies. El otro (malasio) se empezó a ahogar hasta que se murió". Tras este episodio, las referencias públicas al tema han sido mínimas, aunque ha sido el periodo de mayor frenesí en las tratativas.

En esta línea, un tema de permanente preocupación ha sido la salud de los jóvenes que se encontraban, después de varios meses de detención, sin vacunas y en una situación de deterioro, con una relevante pérdida de peso. Por este asunto, la cancillería envió un oficio a las autoridades de Malasia en que les pedían tomar medidas para que los jóvenes no estuvieran expuestos a enfermedades al interior del penal de Sungai Buloh.

Comenta