A lo Cuadra y Guzmán: Sin pruebas, Orsini afirma que hay parlamentarios que tienen vínculos con el narcotráfico

Maite orsini

La diputada de RD manifestó en el matinal de TVN que el narcotráfico ha "permeado" en la Cámara. Desde la mesa de la Cámara de Diputados y el oficialismo la criticaron por sus dichos sin tener antecedentes que sustenten lo que dijo.




En el mismo canal y en el mismo programa pero 16 años después.

Hoy en la mañana, la diputada Maite Orsini (RD) comentó en el matinal "Buenos Días a Todos" de TVN que "hay parlamentarios que tienen vínculos con el narcotráfico" y que esto ha "permeado" en la Cámara. Sus dichos generaron reacciones inmediatas por parte de diputados de otros partidos, mientras algunos en redes sociales recordaron los episodios en que la ex diputada Pía Guzmán (2003) y el exministro Francisco Javier Cuadra (1995), acusaron, respectivamente, a parlamentarios de participar en redes de pedofilia y que habían autoridades que consumían drogas. En su momento, ambas declaraciones abrieron enormes escándalos entre la clase política de la época, pero ninguno de los dos episodios terminó con casos probados ni sentencias por parte de la justicia.

Esta mañana, si bien Orsini se apuró en aclarar que "no tiene pruebas", desde la UDI ya anunciaron que pedirán que asista a la Comisión de Ética para que dé explicaciones de sus dichos. En tanto, la Vicepresidenta de la Cámara, Loreto Carvajal (PPD), emplazó a su par de RD a entregar nombres de los parlamentarios que podrían estar vinculados con el narcotráfico y manifestó que son declaraciones "graves". Además, aseguró que conversará directamente con Orsini y que esta tarde, en la reunión que sostendrá la mesa de la Cámara Baja, se tratará el tema.

"Imputar responsabilidades a los diputados sin tener pruebas, no corresponde. No se puede enlodar así a una institución tan importante como la Cámara en base a percepciones o dichos sin fundamentos", comentó Carvajal. "Hay antecedentes históricos y ya es hora de que cuidemos el cargo, hacerse cargo de la investidura donde la ciudadanía confía en el parlamentario y por eso nuestros dichos deben ser doblemente responsables cuando se afirma algo sin tener pruebas", agregó.

"No es posible descartar que las redes narcos hayan llegado al Congreso"

Consultada por La Tercera PM, Orsini -quien envió sus respuestas por escrito vía whatsapp- mantuvo sus dichos y reiteró que no tiene pruebas. "Hace algunos años nadie hubiera afirmado que el sistema judicial estuviera permeado por el narcotráfico y ahí está el caso de la Corte de Apelaciones de Rancagua. Menos se hubiera pensado que armas del Ejército fueran vendidas a traficantes o que algún municipio tuviera vínculos con el narcotráfico, pero ha ocurrido. Como señalé en TVN creo que hoy no es posible descartar que las redes narcos hayan llegado al Congreso y prefiero poner la alarma hoy y hacer todo lo posible para que no terminemos como otras instituciones. Es urgente que el financiamiento de la política sea absolutamente transparente para que no se pueda esconder en resquicios platas mal habidas. Voy a insistir en esto, por respeto a la ciudadanía y al Congreso", comentó.

-¿De qué forma ha permeado el narcotráfico, como usted dice, en la Cámara?

-Este no es un problema de la Cámara de Diputados, es un problema generalizado de la sociedad chilena. Como decía, el narcotráfico se encuentra instalado en distintos niveles y poderes del país, muchos de los cuales ni siquiera lo imaginábamos hace solo unos años y que son tremendamente importantes para el funcionamiento de una democracia. Sería ingenuo pensar, en este contexto, que la Cámara de Diputados no se encuentra expuesta a este problema.

-¿Le consta o no que actualmente hay parlamentarios que están vinculados con el narcotráfico?

No, lo que sí me consta es que, luego de todos los casos en que las redes narco han penetrado algunas de las instituciones más importantes del país, nadie puede poner las manos al fuego por la Cámara.

-¿Pretende hacer una denuncia a la Fiscalía?

No, creo que acá el camino es otro. Creo que para que al Congreso no le pase lo que pasó en otras instituciones es necesario que exista la voluntad de profundizar la legislación en cuanto a transparencia y financiamiento de la política, además de transparentar cualquier ingreso económico que pudiera generar conflicto de interés o, por supuesto, estar fuera de la legalidad.

RD la defiende

Por su parte, desde su partido, Revolución Democrática, salieron en defensa de Orsini. El jefe de la bancada de diputados del partido, Pablo Vidal, dijo que "no tengo nada que me haga creer que puede ser cierto (vínculos con el narcotráfico) pero tampoco pondría las manos al fuego".

"Es importante que la clase política pueda darle garantías a la ciudadanía de que no hay vínculos con actividades ilícitas, entre ellas el narcotráfico. Por lo tanto, si existe una preocupación por este tema espero que no descalifiquen a la diputada Orsini sino que todos podamos comprometernos de manera efectiva si es que existieran esos vínculos y poder hacerlos públicos", señaló Vidal.

Además, al igual que la diputada Orsini, el jefe de bancada señaló que no tiene pruebas que den cuenta de un vínculo entre diputados y el narcotráfico. "Yo al menos no tengo antecedentes, ni tengo sospechas directas contra nadie pero sí estoy en conocimiento de algo por supuesto que estaría en la obligación de denunciarlo. Más que hacer una defensa corporativa de 'qué feo lo que dijo' la diputada Orsini, hagámonos la pregunta en serio: ¿Existe eso? Y si existe, denunciemoslo y si no existe el que nada hace nada teme, ¿no?", agregó Vidal.

El caso de Pía Guzmán y F. J. Cuadra

Fue casi un calco perfecto de lo que pasó hace 16 años, y por poco no ocurrió el mismo día. El 10 de octubre del 2003, fue la diputada RN Pía Guzmán la que hizo arder a la derecha de entonces al afirmar que que había vínculos entre Claudio Spiniak -entonces investigado por pedofilia- y parlamentarios de su sector. "Hay antecedentes de que en círculo íntimo de Spiniak había políticos, dos de la Alianza y uno de la DC. No hay certeza, son antecedentes que se están investigando y señalarían que participaban en las fiestas", decía en Buenos Días a Todos de TVN, el mismo matinal en el que hoy estuvo la diputada Maite Orsini.

Guzmán nunca dijo públicamente a quién se refería. En la UDI -al mando de Pablo Longueira- se indignaron y le exigieron aclararse o retractarse, porque en paralelo circulaban y circulaban versiones que apuntaban a Jovino Novoa y Carlos Bombal, senadores entonces en ejercicio. Sebastián Piñera, entonces al mando de RN, defendía a brazo partido a su diputada diciendo que "la UDI se equivoca cuando la ha calificado de perversa" y que "si alguien cree que ha mentido que lo diga públicamente".

El caso se prolongó por varios meses, desatando una guerra civil en la derecha que se agravó por las constantes pugnas entre Longueira y Piñera. La UDI llegó a calcular si le convenía competir en una lista aparte en las elecciones parlamentarias, y Joaquín Lavín trataba de salvar la estantería de su candidatura presidencial.

Al final, Lavín le pidió el 2004 a los dos que renunciaran a sus cargos e intervino ambas directivas. ¿Consecuencias? Piñera porfió, y al año siguiente le cortó las alas saliéndole al paso de la presidencial y dejándolo fuera del balotaje. El resto es historia conocida.

El que arroja varias similitudes con lo que dijo Orsini se remonta al 13 de enero de 1995, hace 24 meses y fracción, cuando el ex ministro de Pinochet Francisco Javier Cuadra dijo "Algunos parlamentarios consumen drogas" en una entrevista en Qué Pasa.

Es un caso literalmente de estudio, que debería analizarse en las salas de clases: le exigieron que diera nombres o se retractara, luego fue apoyado por la en ese tiempo diputada Evelyn Matthei ("A mí no me cabe la menor duda de que hay parlamentarios que consumen drogas") y todo derivó en una investigación judicial teñida de intereses políticos y con sabor a venganzas personales. Hubo testimonios que intentaron infructuosamente involucrar a parlamentarios de RN -hubo tantos otros que rechazaban esa tesis-, como a Andrés Allamand. Y Cuadra cayó preso en Capuchinos por algunas semanas.

Comenta