Los instantes clave de los disparos de “Gama 3”: así fue el día en que Gustavo Gatica recibió los dos perdigones en sus ojos

Al centro, Claudio Crespo minutos antes de percutar los disparos que habrían cegado al joven Gustavo Gatica, el 8 de noviembre de 2019.

La Tercera accedió a registros inéditos de los movimientos tácticos de Fuerzas Especiales, que ese día, el 8 de noviembre de 2019, dirigía el excomandante Claudio Crespo Guzmán, único imputado formalizado por las graves lesiones que sufrió el joven. Aquí, imágenes inéditas del momento en que Crespo hizo los disparos que habrían terminado dañando a Gustavo Gatica.


El viernes 8 de noviembre fue una de las jornadas más violentas que se recuerde en el contexto del estallido social. Era el día 22 de la crisis, y ya se contabilizaban 1.574 ataques en todo el país.

Esa jornada se había convocado una nueva marcha en Plaza Italia. Según la Intendencia Metropolitana, a las 16 horas ya había 75 mil personas manifestándose. Todo marchaba tranquilo y pacífico. Pero a las 17:00 horas, empezó el descontrol y los enfrentamientos por el sector de Vicuña Mackenna.

A esa hora, se dio una alarma de incendio en la casona Schneider, que funcionaba como sede de la Universidad Pedro de Valdivia. Mientras las llamas consumían el edificio histórico, un grupo de encapuchados desmantelaba el inmueble.

El primero incendio a la casona Schneider, sede de la Universidad Pedro de Valdivia, ocurrió el 8 de noviembre de 2019.

Los violentistas avanzaban y a 100 metros se encontraron con otro objetivo: la parroquia de la Asunción, lugar al que entraron y en el que profanaron una cruz y una figura de María. El descontrol era tal que incluso llegaron hasta la Embajada de Argentina, a la que lanzaron todo tipo de objetos. La intención era ingresar.

El 8 de noviembre de 2019, un grupo de encapuchados saqueó la parroquia de la Asunción. Este lugar fue foco de disturbios en manifestaciones posteriores.

Caía la tarde y las Fuerzas Especiales de Carabineros no podían frenar la violencia. Ese día, el grupo táctico estaba encabezado por Gama 1, el coronel Santiago Saldivia Parra, y Gama 3, el comandante Claudio Crespo Guzmán, quienes tenían a su cargo un piquete de 20 a 30 funcionarios. La labor de esta cuadrilla fue operar en dos frentes. Por ello, se instalaron en la calle Carabineros de Chile, para controlar la situación en Vicuña Mackenna, y en la calle doctor Ramón Corvalán, sitio permanente de enfrentamientos.

Fue en ese contexto que el grupo de Fuerzas Especiales usó de forma reiterada el armamento dispuesto antidisturbios: escopetas con perdigones y carabinas para lanzar en forma de parábola las bombas lacrimógenas, entre las 17:30 y las 18:30 horas.

Producto de esas acciones, dos perdigones llegaron a los ojos de Gustavo Gatica, quien se encontraba participando en las manifestaciones. Fue trasladado de urgencia a la Clínica Santa María, donde se constató la gravedad de sus lesiones oculares. Sólo al día siguiente se conoció su caso, tras una denuncia del Colegio Médico desde el mismo centro de salud. Si bien se dijo que el joven sólo estaba tomando fotografías, un reportaje de Canal 13 de abril de 2020 mostró a Gustavo Gatica lanzando piedras en medio de los enfrentamientos.

A casi tres años de ese episodio, el Ministerio Público, el Consejo de Defensa de Estado y el Instituto Nacional de Derechos Humanos sostienen que el principal sospechoso de ese ataque es el excomandante de Carabineros Claudio Crespo Guzmán, quien fue formalizado por estos hechos el 21 de agosto de 2020.

Aquí, el momento que la fiscalía sitúa al exjefe táctico de Fuerzas Especiales disparando hacia los manifestantes. Uno de esos disparos sería el causante de las graves lesiones de Gustavo Gatica.

La Unidad de Investigación y Datos de La Tercera tuvo acceso a registros audiovisuales inéditos de las operaciones tácticas de Crespo y su cuadrilla de Fuerzas Especiales en las intersecciones señaladas. Estas imágenes son pieza clave de la investigación del caso Gatica que lidera la Fiscalía Centro Norte. Y las presentamos según la descripción de antecedentes expuestos en una segunda ampliación de querella realizada por el INDH, el pasado 27 de septiembre de 2022, que se redactó en función de las últimas diligencias e informes de la Policía de Investigaciones.

Ese día, el exteniente coronel Claudio Crespo cumplía labores como jefe táctico de Intervención Sur de Fuerzas Especiales. En su poder, tenía la escopeta Hatsan, modelo Scort, calibre 12mm. Según la investigación, tenía certificación institucional al día, de acuerdo a la circular 1832 sobre uso de fuerza y protocolos de Carabineros. Es decir, manejaba todas las capacitaciones sobre el manejo del arma antidisturbios y las consecuencias que podría generar si ésta se operaba sin el protocolo.

A las 18:07 horas se dio la orden de realizar una maniobra táctica denominada “avance” o “arremetida”. Es así como el piquete de carabineros con Crespo a la cabeza inicia el control del perímetro entre Vicuña Mackenna al oriente y Doctor Ramón Corvalán al poniente. En los registros, además, se percibe una caseta instalada por los manifestantes para realizar una barricada. Esa estructura funcionó como un dique entre la policía y las personas que querían enfrentarlos.

A las 18:10 horas es el momento clave de acuerdo a las pericias de la Policía de Investigaciones. Según las imágenes a las que tuvo acceso La Tercera, primero se escuchan cuatro disparos, que son percutados por un carabinero arrodillado. Unos segundos después, entra en escena el exteniente coronel Claudio Crespo. El comandante habría disparado en tres oportunidades su escopeta hacia los manifestantes a una distancia de 21,4 metros. Según las diligencias, el jefe policial se posicionó detrás de una pared en el edificio, ubicado en calle Carabineros de Chile Número 22.

En otros registros audiovisuales de ese día, obtenidos de las cámaras GoPro de sus otros compañeros policiales, se aprecia al excomandante Crespo disparando en posición erguida y ángulo recto, contraviniendo los protocolos sobre uso de estos armamentos, que indican que los disparos de estas escopetas deben aplicarse agachados.

De acuerdo a fuentes de la investigación, uno de esos tres disparos habría lesionado los ojos de Gustavo Gatica, quien fue diagnosticado con estallidos oculares en ambos ojos por presencia de cuerpos extraños de densidad metálica por el doctor de la Clínica Santa María Rodrigo Parra Rojas.

Tras este episodio, el 10 de noviembre, el entonces general director de Carabineros, Mario Rozas, ordenó un nuevo protocolo para ocupar estas armas antidisturbios. “He dispuesto que el uso sea acotado en aquella situación de peligro”, comentó.

Si bien, el Ministerio Público iba a reformalizar al Claudio Crespo por estos antecedentes, finalmente esa audiencia no se realizó. La Fiscalía estaría esperando los últimos antecedentes para cerrar la investigación y presentar la acusación contra el imputado para dar curso al juicio oral. Crespo, en tanto, ha sostenido que él no hirió a Gustavo Gatica. La Tercera solicitó una entrevista con sus abogados, pero no hubo respuesta.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Un estudio de la U. de Hong Kong mostró cuál es la posibilidad de morir para aquellos que tuvieron Covid respecto a quienes no tuvieron la enfermedad. El estudio, fue realizado a más de 150 mil personas en Gran Bretaña, utilizando registros médicos y de defunciones de ese país.