Los manotazos de Colo Colo: Se lanza a las criptomonedas como salida a su crisis

Harold Mayne-Nicholls y Aníbal Mosa, durante un partido de Colo Colo. Foto: AGENCIAUNO

Hoy se discutirá en reunión extraordinaria de directorio la idea de generar su propia divisa virtual, a través de la plataforma Socios.com, siguiendo el ejemplo de varios clubes internacionales, cuyos hinchas pueden participar en decisiones institucionales tras adquirir estas unidades de cambio.




Colo Colo se encuentra inmerso en una delicada crisis deportiva e institucional, que cada vez se hace más compleja. Encima, los problemas económicos arrecian y el directorio de Blanco y Negro debe explorar alternativas. Esta tarde, a partir de las 17.00, se realizará una reunión de directorio extraordinaria, que tiene la finalidad de analizar tres puntos: la aprobación de los estados financieros de 2020; el informe legal de multas y el dictamen de la Dirección del Trabajo; y la presentación del proyecto Socios.com, que, según cuentan en el Monumental, es una propuesta acercada por Harold Mayne-Nicholls. Esta iniciativa es, sin duda, el ítem más llamativo, pues sugiere que el club se involucre en el mundo de las criptomonedas o monedas virtuales.

Socios.com es una plataforma blockchain que se dedica a la emisión de este tipo de moneda y que ya trabaja con diversos clubes del mundo, como PSG, Barcelona, Atlético de Madrid, Juventus, Roma, Galatasaray y más recientemente, Independiente, que hasta el momento, es el único de Sudamérica en explorar este tipo de negocio. Además, también trabajan con equipos de eSports y con la UFC.

El origen de este tipo de divisa se remonta a 2009, cuando se lanzó el bitcoin, como una opción al sistema financiero mundial. Con el paso del tiempo, han surgido más monedas de este tipo y pueden ser utilizadas en todo el mundo, siempre y cuando el comprador y el vendedor las reconozcan como medio de cambio. Este esquema, de todos modos, no ha estado exento de polémicas y de desconfianzas, principalmente por los problemas de seguridad virtual que han presentado algunas de estas empresas dedicadas al rubro.

El modelo funciona de la siguiente manera: los fanáticos deben comprar una moneda virtual llamada chiliz ($CHZ), producida por la empresa Chiliz, con sede en Malta, la que se cargará a una tarjeta virtual de nombre AstroPay. Con ella, se tiene la posibilidad de adquirir los Fan Tokens que ofrece cada club. Estos se ofrecen a través de las Fan Token Offerings (FTOs). En ellas, los hinchas adquieren por única vez a un precio fijo estos créditos. Sin embargo, luego su valor fluctuará de acuerdo a la oferta y a la demanda del momento.

Según la propia definición del sitio, “los Fan Tokens son activos digitales que ofrecen una mayor participación de los fanáticos en la aplicación de votaciones y recompensas Socios.com. Los fanáticos pueden usar sus tokens para votar en encuestas y tener la oportunidad de ganar recompensas digitales y de la vida real”. Dentro de estos beneficios, se encuentra la posibilidad de conocer al plantel o ser parte de la toma decisiones en relación a ciertos emblemas.

En el caso del Rojo de Avellaneda, el resultado fue exitoso, pues en apenas 15 minutos se agotaron los primeros 250.000 fan tokens, lanzados a la venta el 25 de agosto, cuyo precio fijo fue de US$ 1,25. Así, el conjunto argentino recaudó US$ 312.500. Para sus hinchas, la adquisición les dio derecho de participar en una encuesta para elegir un mensaje permanente que se mostrará en las tribunas del Estadio Libertadores de América.

El 22 de junio pasado, el Barcelona también realizó este mismo proceso. Se lanzaron 600 mil fan tokens a la venta a un precio fijo de 2 euros (US$ 2,37), que fueron agotados en menos de dos horas por fanáticos de 106 países, generando más de 1,4 millones de dólares en ingresos para el conjunto catalán. En los días previos se depositaron US$ 6 millones en las páginas de Socios.com y Chiliz.net para la adquisión de estas divisas.

Otro equipo que se sumó este año fue el Atlético de Madrid, cuyos tokens también se transaron a dos euros, permitiendo a los simpatizantes colchonero participar en encuestas, como por ejemplo elegir un mensaje para las tribunas del Wanda Metropolitano.

Eso sí, el cuadro culé tiene cerca de 150.000 socios; los colchoneros, más de 130 mil, mientras que el elenco transandino cuenta con casi 100 mil. En cambio, Colo Colo no supera los 2 mil abonados, mientras que el Club Social posee 4 mil al día, cifras que generan dudas en el directorio de la concesionaria que maneja a los albos sobre el verdadero efecto de firmar esta alianza, que si bien puede significar un nuevo ingreso a las muy golpeadas arcas de la sociedad anómina, sus resultados a futuro son inciertos, sobre todo si se toma en cuenta el profundo quiebre que hay en la propia mesa que encabeza Aníbal Mosa.

Comenta