¿Mantener la cuarentena o avanzar? “Bloque oriente” de la RM logra mejores cifras que varias comunas desconfinadas

Las Condes -acorde al último Informe Epidemiológico- hoy tiene la tasa de incidencia de casos activos Covid-19 más baja de la RM: solo 79,5 cada 100 mil habitantes.

Acorde al último informe epidemiológico del Minsal, las tasas de casos activos en Las Condes, Vitacura y Providencia son menores que en comunas que ya pasaron a Transición, como La Serena, Ovalle o Coquimbo. Sin embargo, los expertos apuntan a que si bien hay mejorías, se debe considerar que el desconfinamiento -principalmente de la capital- debe tomar en cuenta la ocupación de camas UCI y la movilidad entre comunas. Asimismo, llaman a reformular la etapa de Transición, para hacerla más exigente.




El Informe Epidemiológico publicado ayer por el Ministerio de Salud revela que, a casi cuatro semanas de iniciada la cuarentena general, las únicas comunas de la Región Metropolitana que han logrado bajar su tasa de incidencia de casos activos a menos de cien contagios por cada 100 mil habitantes son Las Condes (con 79,5 casos), Vitacura (88,9) y Providencia (95,1).

Las cifras del bloque oriente de la capital, incluso, están mejor aspectadas que las de comunas de la IV Región con similar cantidad de habitantes y que abandonaron el confinamiento, encontrándose ahora en Fase de Transición, como La Serena (158,6 casos por 100 mil habitantes), Coquimbo (125) y Ovalle (144,3). En ese sentido, y manteniendo las proporciones de población y territorialidad, La Serena-Coquimbo -que suman 500 mil habitantes- serían comparables a lo que ocurre entre Las Condes-Providencia (488.508 habitantes), también en términos de interdependencia.

Con esos números sobre la mesa, ¿se podría comenzar un desconfinamiento en la zona oriente de la capital? Depende. Durante los primeros avances en el plan Paso a Paso, a fines de julio de 2020, Las Condes y Vitacura pasaron de Fase 1 a Fase 2 con 56,5 y 42,4 casos activos por cada 100 mil habitantes, mientras que la Región Metropolitana sumaba 11.062 casos activos. Es decir, la mitad de lo que registra la capital hoy: 21.893.

Y pese a que la mayoría de las comunas del país que tienen este indicador bajo 100 está en fases más avanzadas, los expertos plantean que la condición de la Región Metropolitana es particular: mayor conectividad entre comunas, polos laborales principalmente ubicados en el centro de Santiago o en el sector oriente, y otro factor, relevante a la hora de tomar decisiones, como la alta ocupación UCI (del 96%) que sigue registrando la capital.

Una Fase 2 más “estricta”

La infectóloga y académica de la Universidad de Chile Claudia Cortés plantea que los desconfinamientos por comuna “no tienen utilidad. La mayoría de las personas no viven y trabajan en el mismo lugar. La tendencia es que hay muchas personas que residen en zonas más populares, donde los contagios aún son altos”.

Sin embargo, y frente a los avances que podrían darse en los próximos días, Cortés señala que se debe redefinir qué es una Fase de Transición. “Si se avanza, y si se siguen haciendo modificaciones a la Fase de Transición, todas las semanas y volvemos a abrir gimnasios, casinos, iglesias o incluso colegios -que originalmente tenían una apertura en Fase de Preparación- vamos a estar en la misma situación de contagios en un mes más”, plantea.

Asimismo, la médica llama a no bajar la guardia, pues recién se está reflejando en las UCI el fuerte incremento de casos registrados hace dos semanas, cuando se llegó a tener hasta nueve mil contagios en una sola jornada. “Si consideramos que las personas se demoran 14 días en llegar a las UCI, la ocupación de camas UCI todavía seguirá subiendo. Y no podemos liberar medidas mientras no tengamos camas disponibles”, señala.

El epidemiólogo de la misma casa de estudios Gabriel Cavada aborda que frente a una mejoría en los números, habrá una “presión natural” de sus habitantes por avanzar a fases de mayor apertura. Y frente a ello, coincide con Cortés en que “la Fase 2 se tiene que reformular: sin gimnasios, sin cines, sin casinos. Lo que debería ocurrir es que se tiene que tener la posibilidad de ir a comprar sin permisos, mantener la cuarentena de fin de semana, pero nada más”.

Sin embargo, Cavada considera que no solo en el sector oriente debería configurarse un avance a Transición. ¿La razón? En otras zonas la cuarentena ha dejado de ser efectiva, y ya es momento de fortalecer otro tipo de estrategias, como la trazabilidad. “Durante el curso de la cuarentena, los casos siguieron subiendo en la mayoría de las comunas del Gran Santiago. Eso ya es un recurso debilitado”, analiza.

Carlos Pérez, infectólogo de Clínica Universidad de los Andes y decano de Medicina USS, señala que “seguramente los avances de estas comunas serán considerados en los próximos días. Me imagino que las autoridades han decidido postergar esa decisión, esperando que más comunas puedan avanzar”.

Asimismo, el infectólogo sostiene que la Fase de Transición tiene que volver a configurarse como se había establecido en un inicio. “Los restaurantes deben abrir, pero solo al aire libre, pero donde existe alto riesgo, como gimnasios, me parece que no por ahora. En particular en el sector oriente, si bien la ocupación UCI sigue siendo alta, lo que hemos visto en algunos recintos del área oriente es que las consultas respiratorias han ido disminuyendo”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.