Más coletazos del caso Lorenzini en Ñuñoa: otra asesora renuncia por acusación de maltrato

María Eugenia Lorenzini. Foto: Archivo

El 31 de marzo, la asesora de la concejala Verónica Chávez (CS) renunció a su cargo, acusando hostilidades por parte de la edil ex RD. En su carta de renuncia, aseveró que la situación “tuvo consecuencias negativas en mi estado de salud mental y emocional, las cuales han sido corroboradas por profesionales a los que fui derivada desde Gestión de Personal”.




El sumario municipal realizado tras la denuncia por maltrato laboral contra la concejala de Ñuñoa María Eugenia Lorenzini continúa complicando al municipio que dirige la RD Emilia Ríos. El último coletazo llegó el pasado 31 de marzo, cuando la asesora de la concejala Verónica Chávez (CS), L. A., presentó su renuncia, acusando maltrato laboral por parte de la ex RD.

El motivo de mi renuncia es el ambiente laboral hostil provocado por los maltratos ejercidos por la concejala María Eugenia Lorenzini, tanto a mí como a otras compañeras, y las débiles medidas de cuidado para las personas afectadas que seguíamos compartiendo el espacio de trabajo, a pesar de haber dado aviso en diversas ocasiones a mis jefaturas superiores”, explicó la extrabajadora municipal en su carta.

En la misma carta, explicó cómo ello perjudicó su salud: “(Esta) situación tuvo consecuencias negativas en mi estado de salud mental y emocional, las cuales han sido corroboradas por profesionales a los que fui derivada desde Gestión de Personal”.

La Tercera se contactó con L. A. para conocer más detalles de su decisión, pero no obtuvo respuestas.

La concejala Verónica Chávez, en tanto, relativiza la decisión de renuncia de su asesora. “Esto fue por un tema personal de ella y ahí una no puede hacer mucho más”, señala. Además, la edil asegura que el ambiente laboral en el concejo ñuñoíno es bueno, contraponiéndose a la explícitas razones por su salida que entregó su exasesora.

Sin embargo, según diversas fuentes consultadas, tras la investigación sumaria el ambiente laboral en el concejo ñuñoíno se quebró, y las principales afectadas serían las asesoras de la instancia que prestaron declaración a favor de C.E., la exasesora de Lorenzini. Fueron cuatro las mujeres que prestaron declaración a favor de C.E.: de ellas, solo Verónica Ávila, que trabaja con Alejandra Valle (independiente), continúa trabajando en el municipio.

La propia concejala Valle denunció hostilidades por parte de una de sus pares, en un enigmático tuit.

“Prefiero dejar mi tuit sin nombre, porque no lo estoy pasando bien. Y sé que no soy la única que lo ha pasado mal con la situación. Pero los que importan aquí son los vecinos y vecinas de Ñuñoa. En ellos y ellas prefiero concentrar mis energías. El tuit fue un desahogo, que me permite tomar aire para seguir adelante con el programa que propusimos en campaña”, explicó Valle tras su mensaje.

Lorenzini: “No voy a opinar”

Pese a las distintas denuncias que siguen sumándose en contra de la concejala María Eugenia Lorenzini, esta declinó referirse en este medio. “Pueden publicar lo que quieran, pero no voy a opinar. Colócalo así: no voy a emitir opiniones”, fueron las escuetas palabras que tuvo la ex RD.

Actualmente, Lorenzini enfrenta dos investigaciones en su expartido por maltrato. Una de ellas en el tribunal supremo de RD, y otro en el tribunal regional de la RM del mismo partido, del cual ella asegura haber renunciado mientras un comunicado de esa tienda afirmó que se le suspendió la militancia por este caso.

“No sabemos por qué se acusa a la concejala, no ha habido trato (con esta trabajadora). Esto más bien parece el intento de tratar de mantener vigente una campaña de desprestigio comenzada por la periodista Alejandra Valle”, comenta el abogado de Lorenzini, Gonzalo Bulnes.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.