#MeToo: Subdirector del SII deja temporalmente su cargo tras denuncia de presunto abuso sexual a su hija

Autor: Ivonne Toro

El director del SII, Fernando Barraza, solicitó a André Magnère Knockaert que dejara, dado lo delicado del caso, temporalmente sus funciones y se dedicara a preparar su defensa.


El 24 de julio del año 2017, Valentina Magnère Cárdenas (19) realizó ante la Fiscalía local de Ñuñoa una denuncia respecto de supuestos episodios de abuso sexual de los que habría sido víctima cuando era menor de edad por parte de su padre, el subdirector de Gestión Estratégica y Estudios Tributarios del Servicio de Impuestos Internos (SII), André Magnère Knockaert. En paralelo, la joven interpuso ante tribunales de familia una medida cautelar a favor de su hermanastra de tres años y solicitó a través de su abogada diligencias para revisar la idoneidad parental de Magnère Knockaert. La defensa del profesional, en tanto, también hizo requerimientos para corroborar la estabilidad emocional de Valentina.

Hasta este fin de semana el proceso era llevado en reserva, pero Valentina hizo pública en redes sociales la situación y de forma inmediata el director del SII, Fernando Barraza, solicitó al Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Chile que dejara, dado lo delicado del caso, temporalmente sus funciones y se dedicara a preparar su defensa. Hasta este viernes, Magnère Knockaert hará uso de días administrativos y desde el lunes próximo, confirman en el SII, iniciará un permiso sin goce de sueldo de duración aún indeterminada.

En su Facebook, Magnère Knockaert ha negado las imputaciones y ha acusado una maniobra de su ex mujer y su hija con objetivos económicos.

El caso

La investigación respecto de las eventuales vulneraciones de carácter sexual que acusa Valentina están siendo indagadas por la fiscal Mitzi Henríquez Pérez, quien fijó -asegura la abogada de la denunciante, Loreto Retamal-, una audiencia de formalización para el 5 de octubre. Henríquez, además, tomó el testimonio original de la estudiante.

En este documento, Valentina cuenta que decidió denunciar tras meses de terapia sicológica, a la que acudió por su dificultad de establecer relaciones con los hombres. Fue allí, relata la joven, cuando logró indagar en su pasado y reflotar la historia que hoy acusa ante la justicia.

El relato sostiene sus padres se separaron en agosto de 2012 y que en ese momento decidió irse a vivir con su papá y sus abuelos. “Ahí compartía una pieza con él y dormíamos en una cama nido, yo en la cama de arriba y él en la cama de abajo. Recuerdo que un día, era el 14 de febrero de ese año, yo tenía 13 años, era en horas de la tarde, mis abuelos y mi tía con mi primo se había ido a la casa de Aculen y estábamos solos con mi padre en la misma pieza, yo en mi cama semi sentada viendo mi computador y él en su cama recostado viendo el celular. En un momento noté como algo extraño junto a mí, en el lado en el que estaba mi padre y al mirar vi que él estaba con una de sus manos masturbándose… Al mirar, él me miró, no dijo ni hizo nada y siguió haciéndolo. Yo me puse nerviosa y no supe qué hacer”, plantea.
Asegura que en la época optó por no realizar ninguna denuncia e intentó normalizar la situación. Meses después, retornó a vivir con su madre y su hermana, dos años mayor.

“Recuerdo además que cuando tenía 10 años, cuando mis padres aún estaban juntos, uno noche yo estaba durmiendo en la cama de ellos, entre los dos, yo estaba con pijama dormida y de repente siento que mi padre pone su mano en mi vagina y me la agarra, yo ante esto me corrí porque me sobresalté y no dije nada, igual me corrí como lento para que pasara piola, me daba vergüenza que se supiera que yo había sentido todo, Esto no volvió a pasar. Nada de esto”, detalla. Valentina también refiere comentarios inapropiados sobre su cuerpo y cuenta, en esta denuncia, que sabe “que en Chile es difícil que metan presa a alguna persona importante pero igual quiero no que se vaya preso, pero que quede como una constancia, que se haga un tratamiento, algo, porque tengo mucha responsabilidad por mi hermana chica”. La alusión es a una hija de Magnère Knockaert con su actual pareja.

La fiscal le consulta respecto de cuál es su mayor temor y Valentina responde: “Que le pase algo a mi hermanita”.

“No gano nada con esto”

Ayer por la tarde, sentada en el patio de la Escuela de Teatro Gustavo Meza, Valentina reflexiona: “Yo no tengo antecedentes de que él haya abusado de alguien más, pero en mi casa había conductas que se habían normalizado. Conversábamos con mi hermana sobre una vez en que éramos chicas y a mí me hicieron una clase de educación sexual y yo llegué hablando sobre eso y mi papá se bajó los pantalones y nos dijo ‘así es’. Ese tipo de cosas no nos sorprendían”.

Respecto de las motivaciones económicas que según su padre originarían la denuncia, Valentina confirma que existen demandas de pensión alimenticia por parte de su madre, pero recalca que son temas separados. “Yo no gano nada con esto”, sentencia.

Los descargos

“Lamento profundamente de lo que puede ser capaz una hija, al publicar y contar en redes sociales una historia falsa, ¡¡absolutamente falsa!!, con el único objetivo de dañarnos de la manera más brutal que se pueda”, acusa el denunciado en su Facebook. Consultado por La Tercera PM, sostuvo que aún no estaba en condiciones de referirse al asunto ya que debe hacer consultas con su representante legal, pero en redes adelantó que lleva seis años y más de diez procesos judiciales “con su madre y ella”.

“Tengo mi conciencia tranquila de cómo he obrado en esta vida, espero más adelante escribir con calma un resumen de todo lo que me ha tocado pasar, con hechos reales (comprobables), con síntesis de informes sociales de peritos de familia, sicólogos y siquiatras, como de fallos judiciales, que permitan a esta audiencia, cuestionarse si es real o no, lo que dice Valentina. Y cuáles son las verdaderas intenciones de todo esto”, escribió.

Además adelantó acudió a la PDI para denunciar e posteo de su hija Valentina, el cual califica de injurioso.

Seguir leyendo