"No sabíamos que se iba a ir": Habla la ex abogada del último chileno que retornó de Malasia

Abogada

Venkateswari Alagendra, ex abogada de Fernando Candia.

La jurista que se ha especializado en defender a extranjeros que arriesgan pena de muerte en Malasia, explicó que el proceso judicial en la Corte de Apelaciones de Kuala Lumpur "aún está pendiente, pero tanto Felipe como Fernando han regresado a Chile".




Han pasado exactos siete días desde que Fernando Candia -acompañado de su madre Maritza Olcay y el alcalde de la comuna de La Florida, Rodolfo Carter- hizo pública su llegada a Chile, luego de que escapara de la justicia de Malasia tras ser condenado por el homicidio de un ciudadano transexual. Cuatro meses antes, su compañero de viaje Felipe Osiadacz había hecho lo mismo. El caso de los chilenos que arriesgaban la pena de horca cada vez abre más interrogantes.

Venkateswari Alagendra, conocida como Rohini, abogada que originalmente asumió la defensa de ambos y posteriormente siguió sólo con Candia, se mostró sorprendida por el retorno de este último y aclaró que el estudio que lidera junto a su madre dejó la representación del joven.

"Cuando salió de Malasia, dejamos de representarlo. No, no lo sabía. No sabíamos que se iba a ir", acotó la abogada en conversación con La Tercera PM desde Malasia.

La jurista que se ha especializado en defender a extranjeros que arriesgan pena de muerte en Malasia, explicó que el proceso judicial en la Corte de Apelaciones de Kuala Lumpur "aún está pendiente, pero tanto Felipe como Fernando han regresado a Chile".

Sin embargo, la abogada de origen indio evitó confirmar si ambos se encuentran en calidad de prófugos de la justicia malasia. "Conocen la apelación y ahora que se fueron de Malasia, tenemos que esperar y ver qué medidas tomarán el fiscal y el tribunal", acotó Rohini.

Por otro lado, sostuvo que "en este momento, no podemos especular" sobre un eventual alerta de captura internacional en contra de ambos. Al mismo tiempo, explicó que es incierto el escenario judicial de ambos, pues no se pueden estimar plazos para contar con una sentencia final ni las acciones que emprenderá la fiscalía.

Consultada si la víctima no hubiera sido transexual, habría sido diferente el tratamiento judicial del caso en Malasia, la abogada fue clara: "Si la víctima es transexual o no, no dicta la forma en que nuestro Poder Judicial y la Fiscalía tratan el caso". Al mismo tiempo, la profesional descartó que si la familia hubiera contado con dinero para pagar un abogado privado el proceso habría sido distinto.

Viajes y expediciones

Mientras, el otro chileno condenado por la muerte de Yusaini Bin Ishak (26), Felipe Osiadacz, desde su regreso ha realizado una serie de viajes y recorridos por Chile. Su última parada, según sus redes sociales, fue Concepción y Villarrica. En Instagram publicó hace unas semanas que se alista para volver a subir el monte Everest del Himalaya.

Su idea es viajar entre los meses de abril o mayo de 2021 al macizo y por lo mismo ha comenzado a prepararse, pues su foco es dedicarse a futuro a dictar charlas motivacionales, resiliencia y trabajo en equipo, considerando que realiza actividades de trekking.

A diferencia de Fernando, Felipe ha optado por mantener un bajo perfil mientras aún sigue adelante el proceso judicial en Malasia. El caso ha significado un fuerte costo emocional y económico para ambas familias. Solo a modo de ejemplo, el padre de Felipe, Fernando Osciadacz, ejecutivo de Colún, viajó en cuatro ocasiones a Malasia y contrató los servicios de tres abogados para sustentar la defensa de su hijo y financiar su alimentación durante el periodo en que permaneció detenido.

Comenta