Organizador de fiesta masiva en Maipú habría incumplido arresto domiciliario por tercera vez y Fiscalía Occidente pedirá pena de cárcel

Imágenes del galpón donde se realizo una fiesta clandestina en la comuna de Maipu con mas de 400 asistentes, no respetando las normas de distanciamiento social en medio de la pandemia COVID-19. FOTO: JOSE FRANCISCO ZUÑIGA/AGENCIAUNO

Fiscalía Occidente está pronta a cerrar la investigación y prepara acusación en su contra. Será la primera contra el organizador de una fiesta clandestina en la pandemia. Se evalúa pedir 541 días de cárcel. El 9° Juzgado de Garantía de Santiago notificó el pasado 17 de junio al Ministerio Público que cuando Carabineros fue a controlar a Patricio Salazar al domicilio, donde dijo que cumpliría la medida cautelar, en dos oportunidades "no atendió al personal policial".




Patricio Salazar Castañeda, el organizador de la fiesta masiva en un galpón en Maipú a inicios de mayo, a la que asistieron 400 personas mientras regía el toque de queda, logró el 15 de ese mes que le revocaran en la Corte de Apelaciones de Santiago la medida cautelar de prisión preventiva a la que había quedado sujeto desde el 4 de mayo.

El imputado fue formalizado el 3 de mayo por cuatro presuntos delitos contra la salud pública y quedó en ese momento con arresto domiciliario nocturno. Sin embargo, esa misma noche quebrantó la medida, lo que hizo que el tribunal decidiera su prisión preventiva.

Las razones que entregó su abogado Rodolfo Urbina al tribunal de alzada, sobre por qué incumplió el arresto domiciliario, fue que su representado no sabía en qué fecha tenía que empezar a cumplir la medida ni dónde.

Pero el 15 de junio, cuando Carabineros de la 25 Comisaría de Santiago fue controlarlo a la dirección que entregó el imputado en el tribunal, donde dijo que cumpliría su arresto domiciliario total, se informó al 9° Juzgado de Garantía, que “no atiende a personal policial”. Algo similar pasó los días el 18 y 24 de mayo.

Así, el 17 de junio el tribunal le informó a la fiscalía “el incumplimiento de la medida cautelar de arresto domiciliario total” para los fines pertinentes.

Por esto, el Minsterio Público pedirá audiencia para que se revise lo que ocurrió en este caso. Además, solicitará a la policía uniformada que se refuercen los controles de vigilancia en contra de Salazar.

De todas formas, de acuerdo a conocedores de la causa, en la audiencia el imputado podría justificar su ausencia al momento del control señalando que estaba en el hospital o que no escuchó la sirena de Carabineros. Excusas frecuentes acogidas por jueces.

Es distinto cuando Carabineros fiscaliza y una persona dice que no está o que el imputado sea sorprendido en otro lugar, porque en esos casos derechamente hay incumplimiento.

En paralelo a esta situación, la Fiscalía Occidente ya está ad portas de cerrar la investigación en contra de Salazar y prepara la acusación, en la que se evalúa pedir una pena de 541 días de cárcel. Esta será la primera acusación que presente el Ministerio Público por delitos contra la salud pública en contra del organizador de un evento masivo en medio de la pandemia por el coronavirus.

“Conforme al mérito de los antecedentes reunidos en la investigación en contra del imputado Salazar Castañeda, quien realizó y organizó una fiesta en Maipú, el Ministerio Público está próximo a cerrar la investigación y consecuentemente a acusar solicitando una pena privativa de libertad por delitos reiterados contra la salud pública”, detalló el fiscal jefe de Maipú, Luis Pablo Cortés.

Además, Salazar cuenta con un sumario sanitario que está con sanción y en etapa de impugnación. Por este sumario le aplicaron una multa de cerca de $50 millones.

Aparte del principal acusado, el Ministerio Público también investiga a los participantes del evento clandestino, quienes ya fueron citados y entregaron sus declaraciones en calidad de testigos.

De esta forma, cerrada la investigación en contra de Salazar, la fiscalía continurá con otra indagatoria en contra del resto de los asistentes al evento.

Comenta