Plan B del Rechazo: Chile Vamos debate sobre presentar proyecto de ley antes del plebiscito

Aunque en Chile Vamos han mostrado disposición a darle continuidad al proceso constituyente en caso de que pierda el Apruebo, sectores de izquierda los acusan de no querer hacer cambios y que ello no los hace creíbles. De ahí que en el sector algunos han deslizado la idea de convocar a un nuevo plebiscito después del 4 de septiembre para que la ciudadanía elija de qué forma continuar las reformas a la Constitución. Si bien aun no hay algo formal, la intención genera adeptos.




La posibilidad de presentar un proyecto de ley para convocar a la ciudadanía a un nuevo plebiscito, en caso de que se imponga el Rechazo a una nueva Constitución en el referéndum del 4 de septiembre, es un debate incipiente en Chile Vamos.

En momentos en que el Rechazo se impone al Apruebo en las encuestas de opinión, en la coalición opositora han mostrado su disponibilidad a darle continuidad al proceso constituyente si es que finalmente esa es la opción ganadora.

De ahí que en el sector apoyaran la propuesta de los senadores DC Matías Walker y Ximena Rincón de reducir el quorum de 2/3 para hacer reformas a la actual Constitución a 4/7, como una muestra de garantía de que están comprometidos por los cambios. Todo ello ante el problema de credibilidad que reconocen que tienen, ya que desde sectores de la izquierda y centroizquierda han acusado que la oposición se ha negado sistemáticamente a realizar cambios a la carta fundamental.

Sin embargo hacen falta más señales, confiesan en el sector. De ahí que han surgido varias ideas. Una que genera consenso en la UDI, RN y Evópoli es la de convocar a un nuevo referéndum posterior a que el Rechazo se imponga, en el que se le consulte a la ciudadanía por la forma como se le puede dar continuidad al proceso constituyente. Si bien aun es materia de discusión entre los partidos las alternativas a plebiscitar, sobre la mesa hay propuestas como una nueva Convención, reformas constitucionales desde el Congreso, un comité de expertos, entre otras.

Uno de los principales argumentos a favor de presentar un proyecto es que debiera ser la ciudadanía la que elija la fórmula para darle continuidad al proceso, pues podría generar críticas que sean los políticos quienes elijan el modelo. Algo que con un nuevo plebiscito no ocurriría.

En ese sentido, algunos piensan que este proyecto de plebiscito nuevo conviene presentarlo antes del referéndum de salida. Ello ayudaría a que se imponga la opción del Rechazo, ya que algunos indecisos que estuvieron por el Apruebo en el plebiscito de entrada y que no les gustó el devenir de la Convención Constitucional, podrían inclinarse por esa opción.

De todas maneras, aun es una idea sobre la mesa que no está redactada. Y en el sector piensan que es algo que no se debe adelantar todavía. Por ello es que en la interna han molestado algunas posturas independientes como la del senador del comité RN, Juan Castro, quien el martes presentó un proyecto de reforma constitucional para crear una comisión de expertos que redacte la nueva Carta Fundamental si gana el Rechazo. O lo que hizo el presidente del Partido Republicano, Rojo Edwards, de ingresar un proyecto con una papeleta alternativa en el plebiscito del 4 de septiembre, para dar a elegir la nueva fórmula.

El debate por los contenidos

Otra discusión que se ha dado en Chile Vamos es si el sector debiera presentar o no un documento formal con compromisos de cambios constitucionales a hacer. Si bien los partidos han hablado públicamente de ciertos temas -como dar reconocimiento constitucional a los pueblos originarios, asegurar un catálogo de derechos sociales y promover el cuidado del medioambiente- lo cierto es que esos principios no se han puesto por escrito, a diferencia de otros partidos como el PPD cuya comisión política aprobó una serie de compromisos a reformar de la nueva Constitución si es que gana el Apruebo.

Si bien en la derecha cada partido está trabajando en propuestas de principios a adherir, aun no existe un borrador en común.

El debate se está dando en torno a cómo debiera ser ese texto. En la UDI, por ejemplo, son contrarios a que se elabore un documento que indique artículo por artículo, como una especie de borrador alternativo de la nueva Constitución, y prefieren un texto que contemple principios generales.

En paralelo también se han ido gestando iniciativas alternativas. Una de ellas es la plataforma “Casa de todos” que lanzó un grupo de intelectuales de derecha ligados a los centros de estudios en la cual presentaron una serie de principios a los que adherir. Si bien en un momento estaba contemplado que se lanzara un borrador que sirviera como insumo con 154 artículos, esa idea finalmente se desechó y el grupo irá lanzando propuestas de a poco.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.