El primer día de Lilí Orell a cargo del Instituto Nacional: "Mi prioridad es lograr un ambiente cálido, sano y de conversación"

Imagen INSTITUTO NACIONAL74

Este lunes, el Instituto Nacional tuvo una jornada normal de clases.

La directora interina dijo que espera no tener que aplicar la Ley Aula Segura. En tanto, la Municipalidad de Santiago inició el proceso de selección del nuevo rector entre 106 candidatos. El saliente Fernando Soto no se presentó al concurso.




Todos los ojos estaban sobre ella. Por eso, muy temprano en la mañana, la directora interina del Instituto Nacional, Lilí Orell, llegó al establecimiento a asumir sus funciones, las que desempeñará durante seis meses hasta que se decida el reemplazo del saliente rector Fernando Soto a través de la Alta Dirección Pública.

La jornada comenzó sin la presencia de Carabineros, como había sido acordado con los alumnos en los días previos para descomprimir la tensión que desde abril mantiene a este colegio, el más grande del país, sumido en hechos de violencia.

En cambio, fue la propia Orell quien se encargó de recibir a los estudiantes en el portón del liceo. "Van a notar un cambio, soy una persona que está presente en los patios y en las salas de clases", les decía durante el ingreso.

"Vengo con muchas ganas, fuerza y optimismo, deseosa de empezar a trabajar. Ha sido un año muy complejo y tengo el honor de estar aquí. Sé que no es una tarea fácil, pero tengo todas las ganas de cumplirla a cabalidad", agregó la nueva autoridad, quien dijo que asumió el lema del liceo, "el trabajo todo lo vence", como consigna propia.

Orell estará solo seis meses en su puesto, por lo que su principal tarea será normalizar la situación del liceo antes de que llegue el nuevo rector. ¿Sus prioridades? "Lograr un ambiente cálido, sano y de conversación, y desestresar el ambiente, tengo que dar seguridad, en el sentido de retomar la educación pública", afirmó durante la mañana.

También dio una declaración de buenas intenciones: dijo que espera no tener que utilizar la Ley Aula Segura para frenar hechos de violencia. Sin embargo, advirtió que los procesos de expulsión que ya comenzaron, tendrán que seguir su curso según la normativa vigente.

Mientras Orell asume sus funciones, la Dirección de Educación (DEM) de la Municipalidad de Santiago comienza el proceso para escoger al nuevo rector. Al concurso público, que cerró hace unos días, se presentaron 106 candidatos. Y entre ellos, no está el saliente Fernando Soto, quien decidió no repostularse.

La relación con los alumnos

Quienes están más expectantes con la llegada de Orell son los apoderados, que ven en ella una esperanza para que las clases retornen a la normalidad. Para ello, la buena relación con los alumnos es clave.

Así lo cree Aquiles Herrera, presidente de la Corporación de Padres y Apoderados, quien le recomienda a la directora "tener conexión con el Centro de Estudiantes, pero una conexión real. Espero que se digan las cosas a la cara y de forma real".

Elba Martínez, presidenta del Cepain, dice que "lo más urgente es erradicar la violencia. Tenemos fe en que los muchachos bajarán los niveles de violencia", por lo que espera que haya "luces de cambio".

Y Eduardo Rojas, vocero del Centro de Padres A-0, plantea que el principal desafío de la directora es "terminar el año bien y tranquilo, de corrido, sin intermitencias como han existido hasta ahora. Su mayor desafío es que no le aparezcan los radicalizados para que no le estropeen la administración".

Comenta