¿Quiebre RN-Evópoli? Tensión por posible apoyo UDI a Larraín Matte para vicepresidencia de la Convención

28 de diciembre del 2021/SANTIAGO En el ex Congreso Nacional, en la comuna de Santiago, un grupo de convencionales encabezado por Cristián Monckeberg, Hernán Larrain Matte, entre otros, presenta dos proyectos de norma constitucional para incorporar a las bases de la institucionalidad el derecho a una vivienda digna y el deber del Estado a establecer que las ciudades sean lugares inclusivos, integrados, sustentables y equilibrados, en que se asegure que los procesos de planificación urbana cuenten con participación ciudadana efectiva y descentralizada. FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Durante la jornada de ayer los distintos colectivos que integran Vamos por Chile intentaban zanjar quién será el nombre que ocupará la vicepresidencia pendiente en la mesa de la Convención. En RN advertían que, si el expresidente de Evópoli aceptaba el respaldo UDI, generaría "un impacto negativo" en las relaciones, mientras que por la tarde, en medio de la disputa, Monckeberg transmitió su disponibilidad a deponer su opción y planteó nuevas fórmulas.




Intensas conversaciones sostuvieron durante el lunes convencionales de Vamos por Chile para lograr alcanzar un acuerdo por una de las vicepresidencias de la Convención Constitucional.

Así, constituyentes de los colectivos de Independientes, RN-Evópoli han intentado llegar a un acuerdo con los de la UDI y el Partido Republicano para lograr destrabar la situación pendiente desde la semana pasada, cuando distintas fuerzas de la Convención presentaron los 24 patrocinios necesarios para cada una de las siete vicepresidencias adjuntas que componen la mesa. Los dos colectivos oficialistas, sin embargo, no lograron un acuerdo y, hasta el fin de semana, cada uno contaba solo con 21 rúbricas, dejando una de estos cupos vacantes.

Las tratativas se tensionaron pues el colectivo de la UDI y el Partido Republicano acusó a sus pares de ir a negociar primero con sectores de centroizquierda para obtener la vicepresidencia, lo que finalmente no resultó. Independientes RN-Evópoli han dicho, en tanto, que se les está intentando imponer un nombre y que ellos quieren que el expresidente de RN Cristián Monckeberg sea quien ocupe ese cargo.

La molestia de sectores de ese partido con la UDI por intentar “vetar a Monckeberg” llegó incluso a La Moneda. El timonel RN, Francisco Chahuán, representó ayer el malestar de la colectividad durante la reunión del comité político ampliado en Palacio. Ahí, según presentes, él y el líder de la UDI, Javier Macaya, quedaron de conversar sobre la materia.

Pero los convencionales gremialistas no están dispuestos a apoyarlo. Aunque dicen que no es algo personal contra el exministro, mantienen sus reservas porque creen que RN cometió un error al ir a negociar con otras fuerzas primero.

Frente a ese escenario, durante la mañana del lunes en el colectivo gremialista-republicano transmitían que tenían todo listo para apoyar a Hernán Larraín Matte (Evópoli), quien forma parte del mismo grupo que Monckeberg. Esto ya lo habrían conversado con él y él estaría dispuesto a aceptar ese apoyo.

Mientras agregaban que se enviaría un comunicado para confirmar esa información, desde RN aseguraban que los diálogos seguían abiertos y que no había nada zanjado. Y al cierre de esta edición, aún seguían las tratativas.

Desde la fuerza que apoya a Monckeberg advirtieron que, si Larraín Matte acepta esa fórmula, se pone en jaque el colectivo de Independientes RN-Evópoli y que, incluso, puede significar un quiebre y una profundización mayor de las diferencias en el sector. Esto, en un contexto en que ya las diferencias entre conservadores y liberales se manifestaron en la división del colectivo Vamos por Chile en dos fuerzas, a inicios de noviembre.

“Hemos seguido conversando con la UDI, concretamente con Rodrigo Álvarez y desde RN con Cristián Monckeberg, Francisco Chahuán y Diego Schalper, y creo que se han producido algunos avances, pero todavía no hemos llegado a ningún acuerdo”, dijo durante la mañana a La Tercera PM el convencional de RN Raúl Celis, quien es uno de los que han encabezado las conversaciones.

Sobre si Larraín Matte acepta la vicepresidencia, Celis agregó que “esa es una situación que no debe darse, porque los republicanos y la UDI cuentan con 21 firmas, más eventualmente los cuatro Evópoli tendrían 25, pero como señal política para la coalición sería muy negativo. Sin duda produciría un impacto muy negativo dentro de varios que formamos parte de RN”.

En ese sentido, añadió que “nosotros vamos a seguir insistiendo porque exista una salida razonable y eso implica evitar cualquier tipo de quiebre por el bien de la proyección de nuestra alianza en el futuro. Para nosotros lo más razonable es que sea porque cumple con un requisito que pocas personas de centroderecha pueden tener, que es contar con el respaldo de personas que no pertenecen a nuestro sector y ese es uno de los sentidos de la Convención, alcanzar acuerdos”.

La Tercera PM intentó contactar a Larraín Matte, quien se limitó a decir que seguían en curso las conversaciones.

¿Se baja Monckeberg?

Con el transcurso de las horas el dilema se fue tensionando a tal punto, que la directiva RN se reunió con los convencionales del partido para intentar destrabar el conflicto. Tras esa cita, Monckeberg planteó a su pares la opción de deponer su opción.

En un grupo de WhatsApp dijo, entre otras cosas, que el conflicto no podía seguir en pie, que era necesario que en los próximos seis meses un integrante del grupo esté en condiciones de liderar y que se deben mantener unidos.

Asimismo, sugirió otra fórmula para destrabar el conflicto: dividir el periodo de la vicepresidencia en dos para que RN y Evópoli ocupen el puesto. Así, también se empezó a barajar las opciones de otros nombres como Roberto Vega, Álvaro Jofré, Paulina Veloso o Ruggero Cozzi. Sin embargo, en el entorno del exministro dicen que esperan que la UDI entre razón y termine por aceptar su nombre.

Como sea, en el gremialismo estaban jugados por apoyar a Larraín Matte y no estaban dispuestos a apoyar al extimonel de RN. Asimismo, recalcaban que estas diferencias no son nuevas, sino que datan de hace tiempo. Y, en ese sentido, recuerdan que para cuando se impulsó el nombre de Rodrigo Álvarez, RN no puso sus firmas, salvo la de Harry Jürgensen.

Además, algunos agregan -en privado- que “es insostenible que RN insista en Monckeberg como único nombre después de que le falló su búsqueda de firmas al frente”. De igual forma, en el gremialismo apuntaban como el real problema que RN tiene un conflicto interno en su partido que no ha logrado resolver y que se ha extrapolado a la discusión de la vicepresidencia, lo que desestiman en esa colectividad.

El tema, en todo caso, provocó molestia en RN debido a que decían que Larraín Matte se habría entusiasmado con la idea y “se estaría moviendo para ser vicepresidente”, un malestar que Monckeberg le habría hecho presente. De igual manera, entre los convencionales RN también generó enojo que la UDI, dicen, contactara directamente a Luis Mayol para ofrecerle apoyo para la vicepresidencia, quien se habría negado reiterando su respaldo al exministro de Vivienda.

Por otro lado, el expresidente del partido Mario Desbordes emplazó a la colectividad liderada por Javier Macaya a que se pronuncien al respecto.

“Hago un llamado a la directiva de la UDI, a corregir lo que está pasando. Lo que están haciendo los constituyentes es completamente inaceptable y si además cuenta con el apoyo de la directiva, nos lleva por mal camino. Espero que esto sea algo circunscrito a los constituyentes, de no ser así, vamos a entrar nuevamente a la lógica de los noventa donde un partido vetaba a otro. Y si esa es la actitud de la actual directiva y lo que viene, creo que hay que revaluar las alianzas en esta coalición y ver si RN quiere seguir aliado con un partido que quiere volver a la lógica de los 90″, manifestó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores crearon un parche que se adhiere a la piel y que está compuesto por una bacteria que produce energía a partir de la evaporación del sudor, pudiendo obtener más de 18 horas de electricidad continua.