¿Quién paga en caso de fraude bancario?: El fallo de la Suprema y la controversia por los seguros

El senador PPD Felipe Harboe plantea eliminar los seguros antifraude que hoy los bancos le venden a los clientes. El parlamentario plantea que son las instituciones financieras las llamadas hacerse cargo de su propia seguridad.


El incidente de seguridad relacionado con 14 mil tarjetas de crédito del que dio cuenta ayer la Superintendencia de Bancos e Instituciones financieras (SBIF) y el consiguiente llamado de parlamentarios, como el senador Felipe Harboe, a cambiar las claves personales para evitar un eventual fraude, fueron cuenta de la vulnerabilidad de los usuarios.

¿Quién paga en caso de fraude bancarios? En caso de emergencia, los bancos notifican que la manera más efectiva de protección en caso de vulneración de sus sistemas de seguridad y de clonación de tarjetas es la adquisición de seguros con cargo al cliente. Esa vía, sin embargo, es resistida por las autoridades.

El senador PPD, Felipe Harboe, apunta a terminar con el sistema de seguros que hoy los bancos promueven como parte de su negocio.

“Se supone que confías en el banco y te cobran por administrar y resguardar tu dinero porque trabajan con él. Si tú pagas, lo básico es resguardar tu dinero. No debieras verte obligado a tomar un seguro para protegerte”, dice el parlamentario, quien asegura que está trabajando en una iniciativa legal para eliminar la contratación de seguros.

Eduardo Vergara, ex encargado de Seguridad del Ministerio del Interior durante la administración de Michelle Bachelet, también apunta a que “los bancos son responsables de entregar un servicio seguro y no pueden seguir externalizando su incapacidad de hacerlo hacia los consumidores”.

“Es tan absurdo como cobrarle un seguro a cada persona cada vez que entra a una sucursal en caso de asalto. Si antes los bancos ponían todas sus medidas de seguridad en sucursales y cajeros, hoy las deben poner en sistemas informático. Los bancos que no cumplen con plataformas seguras deberían ser multados”, añade Vergara.

Consultada sobre el número de seguros contratados por el sistema bancario, la SBIF respondió que “en la información estadística, no hay referencias a seguros”.

Suprema falla a favor de cliente

El 21 de junio de este año, la Corte Suprema acogió un recurso de protección de un cliente de un banco y ordenó a la entidad financiera devolver los fondos que fueron sustraídos de su cuenta corriente por fraude informático.

se trató de un fallo unánime de la Tercera Sala del máximo tribunal –integrada por los ministros Sergio Muñoz, María Eugenia Sandoval, Carlos Aránguiz, Manuel Antonio Valderrama y Arturo Prado- que consideró arbitraria la decisión del banco Itau de no devolver los siete millones de pesos sustraídos a unos de sus clientes.

“Aun cuando el fraude informático se haya ejecutado mediante el uso irregular de los datos y claves bancarias personales del recurrente de autos, no resulta posible soslayar que lo sustraído es dinero, bien fungible que se confunde con otros de igual poder liberatorio, con lo que resulta no sólo jurídica sino físicamente imposible sostener y menos acreditar la exacta identidad de las especies sustraídas mediante el fraude ejecutado a través de la cuenta bancaria del actor, circunstancia que fuerza a concluir que en definitiva el único y exclusivo afectado por el engaño referido es el banco recurrido, dada su calidad de propietario del mismo y al ser en quien recae finalmente el deber de eficaz custodia material de éste, debiendo adoptar, al efecto, todas las medidas de seguridad necesarias para proteger adecuadamente el dinero bajo su resguardo”, dice el fallo del máximo tribunal.

A través de Twitter, el ex fiscal Carlos Gajardo señaló que “los Bancos son responsables por los fraudes cometidos con las tarjetas de crédito de sus clientes. Cobran por ese servicio” y citó el caso de un recurso presentado por María Teresa Gajardo contra el Banco Santander y que fue acogido por la justicia, obligando a restituir $500.000.

 

Seguir leyendo