Roser Fort, directora de Centro Arte Alameda: “En el informe de Bomberos no se descarta la utilización de bombas lacrimógenas en el incendio”

Tras la filtración a la prensa de una de las investigaciones en curso por el siniestro del cine arte el 27 de diciembre, su gestora sostiene que aún es muy apresurado sacar conclusiones y que falta por conocerse el informe de Investigaciones.


A dos meses y medio del incendio que consumió el Centro Arte Alameda durante la tarde del viernes 27 de diciembre, su directora Roser Fort ya tiene el primer informe pericial en sus manos. Le llegó hace una semana, como también fue a parar a la oficina del fiscal a cargo del caso, Xavier Armendáriz. La investigación no es concluyente y, de cierta manera, mantiene aún a Roser Fort en compás de espera por lo que dirá el otro informe, el que prepara la Policía de Investigaciones de Chile (PDI).

Algunas partes de las conclusiones aparecieron hoy en el diario El Mercurio, donde se da a entender que una bomba lacrimógena no causó el incendio. En la práctica, la investigación de Bomberos llega al punto (por ahora muerto) de que no se puede asegurar la utilización de bombas lacrimógenas en el siniestro, pero tampoco descarta nada.

Las últimas líneas de la investigación dicen: “No fue posible encontrar pruebas en terreno que permitan asegurar que el causante del incendio que afecta al inmueble, sea una bomba lacrimógena. De lo anterior se concluye que el causante del incendio correspondería a un objeto no identificado, caído o arrojado en el lugar, el cual posee una temperatura suficiente como para realizar la ignición de los materiales acumulados en la techumbre”.

Entrevistada por La Tercera PM, Roser Fort interpreta así las conclusiones: “A mi juicio, en ninguna parte del informe se descarta la utilización de una bomba lacrimógena en el incendio. Me parece que decir lo contrario es súper tendencioso, pues lo que se afirma en el informe es que no se puede establecer con claridad el origen del incendio. Es decir, no se puede afirmar si fue o no fue a causa de una bomba".

¿Cómo interpreta lo que dice Bomberos?

Hace una semana me entregaron el informe de Bomberos. Lo que sucedió es que no se encontraron restos materiales de bombas lacrimógenas. Por otro lado, creo que hay pericias aún por desarrollar y falta el informe de la Policía de Investigaciones de Chile. Es decir, la investigación aún está en curso y no hay que olvidar que hay videos en redes sociales que muestran la estela de un objeto que parece claramente una bomba lacrimógena cayendo en la azotea del edificio. Además, me sorprende que este informe aparezca en un medio y no a través de nosotros. Me parece muy sesgado lo que se dice ahí.

¿Por qué?

Porque en la investigación no sólo no se descarta la presencia de una bomba lacrimógena, sino que además se establece que en las pesquisas realizadas no siempre se pudieron replicar las exactas condiciones del incendio.

Es decir, no es la última palabra

No me parece que en el informe se cierren las puertas a seguir investigando. Por el contrario, dejan abiertas las condiciones para que se siga trabajando al respecto. Aún falta por investigar y cualquier conclusión previa me parece extremadamente apresurada.

¿No existe la posibilidad de que el incendio se haya originado de otra forma?

No, en absoluto. Técnicamente no existe la posibilidad de que desde el techo se haya originado el incendio de forma diferente. No fueron los cables y en mi opinión la instalación eléctrica era perfecta. Eso sale claramente en el informe. Lo más divertido es que han aparecido ahora incluso algunos mensajes curiosos en las redes sociales, uno en particular es el del arquitecto Iván Poduje, que dice que debo pedirle perdón a Carabineros por afirmar que el incendio fue debido a una bomba lacrimógena. La verdad de las cosas es que lo que tengo que decir es lo siguiente: yo no soy experta en asuntos técnicos de electricidad o incendios, pero viví el estallido durante 69 días en el Centro Arte Alameda, sitiada de alguna manera y vi como llegaban las bombas lacrimógenas muchas veces. Lo que pasó ese día fue, en mi opinión, una réplica más grave de experiencias anteriores. Repito, el informe de Bomberos no descarta que la causa haya sido una bomba lacrimógena,

¿No sabe si hay casos históricos de incendios en Chile o el extranjero similares a éste, aparentemente causados por bombas lacrimógenas?

La verdad de las cosas es que no lo sé. Sólo quiero decir que este informe lo tenemos hace una semana, de la misma forma que lo tiene el fiscal Xavier Armendáriz. Estamos esperando que todo se desarrolle de manera normal, que sea un justo proceso, sin adelantarnos.

La palabra del abogado

El abogado que representa a Roser Fort, el profesional Juan Pablo Hermosilla, estima que es “difícil estimar cuándo va a acabar este proceso, sobre todo en tiempos de crisis de salud pública”, aunque agrega que “tal vez no debería extenderse más allá de tres meses”.

Sobre la investigación de Bomberos, Hermosilla puntualiza: “Desde nuestro punto de vista se trata de un informe bastante importante que hace perfectamente factible la hipótesis de que el incendio fue iniciado por una bomba lacrimógena. De hecho, en una parte se explica en forma muy precisa cómo un objeto que emite gas como una bomba lacrimógena puede transformarse en una fuente de luz y de calor”.

Acerca de las características no concluyentes del estudio, que finalmente tampoco puede asegurar que el siniestro haya sido provocado por bombas lacrimógenas, sostiene: “No se puede afirmar que el incendio comenzó por una artefacto de este tipo, aunque sí sostiene que hay indicios que podrían concluir la posibilidad del incendio”.

¿Tienen confianza en el futuro informe de la Policía de Investigaciones?

Si, claro. Todo esto ayuda. Pero también hay que recordar que además de los informes técnicos, están los indicios de contexto que son debidamente asumidos. Es decir este incendio no ocurre descontextualizado de lo que pasaba en Chile en ese momento, cerca de Plaza Italia, durante las manifestaciones que todos conocemos y cuando la policía está haciendo uso de sus bombas lacrimógenas. Ya antes había sucedido que llegaran bombas al techo del Centro Arte Alameda. Creo que todos estos antecedentes deben ser debidamente considerados a la hora de definir las causas del siniestro.

Y agrega: “Es muy común que en los incendios y en otro tipo de delitos los informes no puedan llegar categóricamente a ciertas conclusiones. Pero sí entregan pistas para arribar a resultados a partir del contexto de la prueba. Yo como abogado querellante sigo creyendo que Carabineros es responsable. Por eso es importante la prueba indirecta: creo que considerar cuándo y en qué circunstancias ocurrió todo esto no va a ordenar y va a dar un cuadro bastante claro de la situación”.

Comenta