TVN baja los sueldos a sus rostros: una manera de paliar su propia crisis, pero mirada con distancia por el resto de la TV

El canal informó esta medida para enfrentar la emergencia del coronavirus que tiene en vilo a la TV, pero también como parte de un plan mayor para mantener con vida al canal público. Otros personeros de la pantalla chica dicen que en otros canales es muy difícil aplicar una decisión similar.


Mientras la TV local hace frente a la crisis por el coronavirus, con modificaciones programáticas diarias y la reducción de los horarios de emisión, TVN hizo un anuncio que va por otra línea.

Ayer, el canal público informó que reducirá los sueldos de sus “rostros” televisivos hasta en un 50%. Según explicó el canal a través de un comunicado, la decisión se tomó tras una reunión entre sus figuras más emblemáticas con el director ejecutivo de la señal, Francisco Guijón.

Los motivos no solo se reducen a la emergencia sanitaria: de acuerdo al mismo comunicado, la idea “considera un robusto plan de salvataje económico y la profundización del rol de servicio público de la estación, por medio de la incorporación de programación educativa y cultural a la parrilla del canal”.

Aunque no se han entregado mayores detalles acerca de este plan, la medida afectaría a las figuras más célebres del canal, como Karen Doggenweiler e Ignacio Gutiérrez. Se desconoce, por ejemplo, si impactaría a rostros como María Luisa Godoy, quien tras el estallido social ofreció dar una parte de su sueldo para que ningún trabajador del matinal Buenos días a todos gane menos de $ 600 mil pesos.

Otros rostros que hoy posee TVN son Carmen Gloria Arroyo, Gino Costa, Daniela “Chiqui” Aguayo, Hugo Valencia, Gustavo Huerta, Iván Núñez, Mauricio Bustamante, Carla Zunino, Patricia Venegas, Gonzalo Ramírez y Matías del Río.

Eso sí, desde la red estatal no se especifica si todos los rostros aceptaron la determinación y cuánta cantidad de su sueldo mensual finalmente será rebajado.

“Todas estas medidas son necesarias en un momento difícil como este”, comenta Carolina de Moras, ex rostro de TVN y actual figura de Canal 13. “Sobre todo en TVN me parece súper justo porque hoy trabajan muchas personas que necesitan ese sueldo. Si es una medida tomada por los ejecutivos y la gente ahí, me parece súper justa y necesaria”, agrega.

Katherine Salosny, hoy alejada de la TV pero una de las más emblemáticas animadoras de TVN, comenta: “Como otras grandes empresas como Latam, se está pidiendo que muchos empresarios también lo hagan, incluso a los futbolistas se está pidiendo que se bajen los sueldos. Yo creo que hay una coherencia ahí, y bueno TVN todos sabemos que ha estado en una crisis más o menos importante. Mi salida tuvo que ver con esa misma crisis. Ahora, si a mí me hubiesen preguntado bajarme el sueldo, bueno yo estoy disponible o a disposición de esa coherencia que se está viviendo en el mundo, que estamos amenazados”.

Para Eduardo Fuentes, principal rostro de La Red, es necesario hacer la diferencia entre un canal público como TVN y otro privado, como su casa televisiva. “Son realidades distintas, uno depende de un inversionista privado, no del Estado de Chile”, advierte, pero añade: “Si yo estuviera en TVN por supuesto que asumiría la propuesta. Creo que todos debemos hacer esfuerzos, finalmente no solo es cuánto ganamos sino también lo que hacemos con ese dinero para que circule. No nos vamos a ir al cajón con plata, nos vamos a ir con la convicción de haber hecho lo correcto en nuestro tiempo”.

Otros rostros de la pantalla local fueron contactados por este medio para conocer su opinión sobre la rebaja de sueldos en las mayores figuras de TVN: Sergio Lagos, Luis Jara, Antonio Vodanovic, Julio César Rodríguez, Francisco Saavedra y Juan Manuel Astorga. Pero todos ellos declinaron referirse al tema, argumentando que ninguno era capaz de opinar de las decisiones que toman otros canales.

En tanto, una de las figuras de TVN, la abogada Carmen Gloria Arroyo, a la cabeza del programa Carmen Gloria a tu servicio, también se abstuvo de conversar con La Tercera PM, asegurando no poder hablar sin antes tener la autorización del canal, según su contrato.

Personeros de otros canales consultados por esta medida dicen que es una decisión difícil de aplicar de modo generalizado, ya que implica cambiar algunas clausulas de los contratos de los animadores y modificar algunos puntos del vínculo entre la estación y los rostros. “No es llegar y empezar a bajar sueldos, como puede suceder en cualquier empresa”, dice una fuente de la industria.

TVN, sin embargo, no es el primer canal que adopta medidas de esta índole. A partir del estallido social, grupo Turner, dueño de CHV, CNN Chile y el CDF, anunció en noviembre pasado que bajaría el sueldo de rostros y ejecutivos en estos tres canales, pudiendo con eso elevar el sueldo del resto de los trabajadores, estimando un piso de $800 mil pesos. La medida beneficiaría a unos 160 trabajadores.

Enfrentando la crisis

La medida, por tanto, responde también a la compleja situación financiera que enfrenta TVN hace seis años. Entre 2014 y 2017 TVN acumuló pérdidas por $56.000 millones. Fue por eso que a fines de 2017 el Congreso aprobó la capitalización de 47 millones de dólares para el canal. De ese monto, US$22,3 millones fueron entregados en 2018, mientras que el resto sería entregado de manera fragmentada.

Si bien las pérdidas se han reducido, las cifras siguen siendo rojas. Durante el 2019, de hecho, el canal registró pérdidas de $8.398 millones acumulados al tercer trimestre del año pasado. La cifra es algo más auspiciosa que la registrada en el mismo periodo de 2018 -con pérdidas por $11.159 millones-, gracias a los ingresos publicitarios del Festival de Viña y la Copa América.

Por lo mismo, en enero pasado se brindó un nuevo apoyo a la señal pública: un préstamo con aval del Estado por $70 mil millones, dineros que según explicó el director ejecutivo de TVN, Francisco Guijón, "permitirán reprogramar los pasivos actuales de la empresa y superar la apremiante situación financiera que se arrastra desde 2014 y que ha tenido en riesgo su supervivencia".

A su vez, tras el estallido social, sus trabajadores han manifestado masiva y públicamente su descontento por el manejo del canal, cuestionando desde la calidad de su programación, el rol como TV pública y su modelo financiero. En enero pasado, de hecho, realizaron una manifestación fuera del canal, que terminó con un grupo de dirigentes irrumpiendo en el matinal Buenos días a todos.

Comenta