Un té que sigue incomodando: Narváez recibe reparos de sus partidos por encuentro con Boric

Foto compartida a través de Twitter.

El domingo, en una reunión de la mesa política del comando, desde el PPD y el Nuevo Trato le manifestaron a la candidata presidencial socialista sus reparos frente al inesperado encuentro que sostuvo con el abanderado del Frente Amplio, Gabriel Boric, en Concepción. Algunos de ellos calificaron la señal como “confusa” y otros sostuvieron que habría sido incorrecto hacer un “gesto” hacia un candidato que compite en una primaria de otro bloque cuando ellos siguen haciendo esfuerzos por tener una propia. Por su parte, el episodio también enfrentó a los candidatos de Apruebo Dignidad.




Quien levantó la voz fue la futura presidenta del PPD, Natalia Piergentilli, en una reunión el domingo del comando de la candidata presidencial, Paula Narváez. La dirigenta, quien lideró la campaña de Heraldo Muñoz, puso sobre la mesa el cuestionamiento de un sector del equipo al inesperado encuentro que sostuvo la socialista con el abanderado del Frente Amplio, Gabriel Boric, el viernes pasado en Concepción.

Tras recibir una invitación por Twitter, ambos se juntaron a tomar té y comer sopaipillas, imagen que fue ampliamente comentada en redes sociales y celebrada por el frenteamplismo. El encuentro, además, se dio luego de la ruptura de las relaciones entre ambos sectores tras la fallida jornada de inscripción de primarias presidenciales, en la que Narváez incluso acusó al Frente Amplio y al PC de no dar “garantías de gobernabilidad”.

Fue en ese contexto que Piergentilli manifestó sus interrogantes frente al episodio y solicitó conocer dos cosas: si había sido decisión del comando y de quién, y a qué estrategia obedecía hacer ese gesto. En ese encuentro con Narváez a través de Zoom también estaban el generalísimo del comando, Pablo Vidal; la diputada de Nuevo Trato Natalia Castillo, el presidente del PPD, Heraldo Muñoz, el extimonel PS Camilo Escalona, entre otros.

Aunque públicamente celebraron el encuentro, los dirigentes de Nuevo Trato se plegaron a los cuestionamientos al encuentro entre Narváez y Boric. Las críticas también provinieron del PS. Desde todos esos sectores leyeron que el encuentro entre la abanderada PS y la carta del FA se podría interpretar como un llamado a sus propios electores a votar en una “primaria que no es la suya” y como un gesto de “apoyo” a ese candidato. “Es como dar su propia opción por muerta”, comentaba un dirigente.

Asimismo, algunas voces en el comando sostuvieron que no tendría sentido dar una señal como esa si por ahora todos los esfuerzos del equipo están puestos en conseguir una primaria convencional con la posible candidata presidencial de la DC, Yasna Provoste.

En ese sentido, en la cita y ante los cuestionamientos de los presentes, desde el equipo de la abanderada explicaron que la decisión de ser los primeros en aceptar esa invitación la tomó el equipo de comunicaciones que hoy lidera Felipe Vergara y que habrían tratado de hacer un gesto de “convivencia ciudadana”. Asimismo, Narváez habría agradecido que le plantearan sus dudas y reparos.

El enfrentamiento Boric-Jadue

El té entre Boric y Narváez también provocó un enfrentamiento entre los candidatos de Apruebo Dignidad, quienes hasta hoy estaban intentando evitar los conflictos directos entre sus abanderados.

“Están casi pidiendo que vengan a intervenir nuestra primaria, y cada vez que pueden no pierden la oportunidad de dar una señal hacia el mundo de la Concertación que nosotros queremos dejar atrás”, sostuvo Daniel Jadue en un live el fin de semana.

Esta mañana, Boric le retrucó por Twitter. “En regiones, en la ruralidad, en las pymes, en juntas vecinales, en sindicatos, en quienes defienden la naturaleza, en los jóvenes de todas las generaciones. Y también en el pueblo socialista que quiere cambiar el modelo. No se puede gobernar solo con quienes piensan exactamente igual que tú, Daniel”, escribió el frenteamplista.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.