Victoria Paz, la figura clave en la carrera de Sichel que tomará el control programático de la campaña

Tras dejar su cargo en BancoEstado poco antes de la primaria, la periodista y economista asumió de lleno en la campaña del abanderado independiente. Encabezará el trabajo programático del candidato de cara a la primera vuelta de noviembre, teniendo como desafío integrar algunas de las ideas de los perdedores de la elección de Chile Vamos y de los partidos políticos del oficialismo. Esto, en momentos en que en el comando comienzan los primeros cambios a la estructura programática.




La noche del 18 de julio, ya con la certeza de haber ganado las primarias de Chile Vamos, Sebastián Sichel enumeró ante la prensa quiénes fueron las figuras clave de su despliegue político. En ese marco tuvo una especial mención para Victoria Paz Machuca, a quien él mismo calificó como una de las ideólogas de su aventura.

“Quiero agradecer profundamente, además, a muchas personas... a mi socia Victoria Paz, cerebro de esta campaña y que tiene mucho que ver con esto”, dijo un emocionado candidato ante las cámaras. Ese mismo día, pocas horas antes, en una entrevista radial la había nombrado como futura ministra de Economía, de llegar a La Moneda.

Quienes conocen a Sichel y su trayectoria saben que, efectivamente, la periodista y economista no es una más del equipo. Es una figura clave que lo ha acompañado durante gran parte de su trayectoria en el mundo público y privado. Y esta no será la excepción. Por eso, a principios de esta semana, Paz asumió formalmente como jefa programática del comando del exministro de Desarrollo Social.

La profesional ha estado apoyando a Sichel desde el inicio de las primarias, pero la semana pasada formalizó su vínculo con el comando tras renunciar poco antes de la elección a su cargo como gerenta de sostenibilidad y asuntos públicos del BancoEstado. A este había llegado con Sichel cuando él asumió como presidente de la institución financiera nombrado por el Presidente Sebastián Piñera.

Sichel y Paz se conocen desde 1999, cuando ambos realizaban trabajos voluntarios de la Pontificia Universidad Católica. En esa época el abanderado cursaba Derecho y ella estudiaba Periodismo en esa casa de estudios. Un pololo de entonces de ella participaba activamente de K3, lista de política universitaria ligada a la DC. Ahí fue donde el ahora candidato y su asesora profundizaron vínculos, en un grupo que también integraban -entre otros- el ex Junaeb Cristóbal Acevedo, el actual Junaeb Jaime Tohá y Felipe Heusser, hoy jefe de comunicaciones de Gabriel Boric. Tenían un círculo en común que con el tiempo se fue ampliando, tanto así que fue la misma Paz quien le presentó a Sichel a su esposa, Bárbara Encina.

Después de estudiar Periodismo en la UC se convirtió en ingeniera comercial de la Universidad Adolfo Ibáñez. Luego hizo un magíster en economía y regulación en la Universidad de Barcelona y también estudios en negociación en la London School of Economics.

En 2008, Sichel la llamó a trabajar como asesora en el Ministerio de Economía. Le interesaba sobre todo su mirada en el área de innovación. Tras salir de esa cartera, en 2010 fue nombrada gerenta general del sitio El Dínamo, cargo que había sido ocupado antes por Sichel. Él siguió perteneciendo al directorio del medio junto a Juan José Santa Cruz, Rafael Guilisasti y Mariana Aylwin, entre otros, el mismo grupo que ahora empujó su candidatura a la presidencia.

Tras estar unos años trabajando en el sector privado -él, en Burson-Marsteller y luego en Paréntesis Comunicaciones; ella, como consultora en el BID y subgerenta de desarrollo, marketing y comunicaciones de MatrixConsulting-, el 2018 se volvieron a encontrar en Corfo. Nombrado entonces por Piñera como parte del objetivo de incorporar a personas que ampliaran a Chile Vamos -una idea que empujaba sobre todo Andrés Chadwick-, a principios de ese año Sichel asumió como vicepresidente ejecutivo de la institución y la nombró directora de estrategia y sostenibilidad. Y en todos los movimientos que tuvo mientras estuvo en el Ejecutivo -como ministro de Desarrollo Social y luego, presidente de BancoEstado- siempre la mantuvo en su equipo más cercano.

Paz se quedó en BancoEstado hasta unos días antes de la primaria, cuando decidió salir luego de que en los altos ejecutivos del organismo hubiera molestia porque acompañó a Sichel al debate que organizó CNN y Chilevisión la noche del 21 de junio. Esto la llevó a dejar su cargo, luego de exponerle su incomodidad al gerente general, Juan Cooper.

Actualmente se encuentra estudiando un máster en finanzas en la ESE Business School de la Universidad de los Andes.

El desafío programático

La relación entre ambos -dicen en el entorno del candidato- es fluida y de confianza. Así que una vez ganada la primaria, el paso siguiente era una cuestión obvia.

Si bien Paz empezó esta semana como jefa programática de Sichel, recién está en proceso de instalación y será el 1 de agosto cuando parta a tiempo completo. Se espera que para el 2 de agosto retome la campaña con el comando entero.

Dentro de sus misiones está el ampliar el programa de gobierno de cara a noviembre, ya que en el comando afirman -medio en broma- que ahora pasaron de ser una pyme a una empresa mayor.

Y si bien los contactos con los perdedores de la primaria Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN) e Ignacio Briones (Evópoli) para incorporar sus ideas al programa están supeditados al trabajo que lidera el jefe de campaña del comando, Pedro Browne, tanto Sichel como Paz pretenden incorporar a personas de otros trabajos programáticos, manteniendo el carácter de independiente que ha promovido el candidato. En esa línea, mantiene contacto directo con algunos de ellos, como Cristián Varela, quien fue el jefe programático de Lavín y con quien fueron compañeros en el colegio The Grange School.

Movimientos

Durante estos días ha habido movimiento dentro de los equipos programáticos de Sichel, coordinados por la segunda mujer a bordo de este grupo, la periodista Macarena de la Calle.

De acuerdo a fuentes al interior del comando, hay comisiones programáticas que se han separado para integrar más gente y ampliar los temas (como la de Energía y Medio Ambiente, que pasaron a ser dos), mientras otras personas pasaron de una instancia a otra (como la investigadora del CEP Sylvia Eyzaguirre, que pasó de Educación a Medio Ambiente, o Mónica Gazmuri, que quedó solo en Energía) y nuevos refuerzos a las comisiones (como a la de Seguridad, a la que llegaron el exasesor del Ministerio del Interior Diego Izquierdo y el académico Mauricio Olavarría).

También ha trascendido que algunas comisiones -como la de Economía- se estarían ampliando para darle más miradas.

En ese sentido, algunos en el comando creen que los partidos podrían intentar imponer sus ideas y esos espacios con su gente, y que lo importante ahora es avanzar con la metodología del trabajo para agrupar los cuatro programas de gobierno y rescatar ideas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.