Ximena Ossandón (RN): "Si en una o dos semanas no tenemos una agenda social potente, la violencia puede volver a surgir"

Ximena-OssandónWEB

La diputada RN defiende la presentación de la indicación que pide un aumento de 50% en la pensión básica solidaria, aún cuando -al irrogar gasto fiscal- debiera ser iniciativa del Gobierno. "Este es un contexto histórico, de una violencia inusitada. No es que esta herramienta vaya a usarse en cualquier minuto, en cualquier circunstancia. Este un contexto muy potente en el que el Gobierno se ha demorado en responder con una agenda social", dice.




A cuatro días de presentar una indicación para aumentar la pensión básica solidaria en un 50% -que fue en un principio declarada inadmisible-, la diputada Ximena Ossandón (RN), hermana del presidenciable Manuel José Ossandón, reconoce que el objetivo era poner el tema sobre la mesa y que el gobierno se hiciera cargo. Ayer, en el comité político, el Ejecutivo anunció que estudiaría subir las pensiones básicas también en un 50%, pero en el plazo de tres años.

La parlamentaria defiende la jugada y afirma que si el gobierno no propone una agenda social potente próximamente "esta violencia que vimos tan fuertemente hace algunas semanas, puede volver a surgir".

El Ejecutivo está planteando un aumento del 50 % de la pensión básica solidaria en tres años. ¿Cree que eso satisface las demandas de hoy?

Tengo mis dudas de que responda las demandas de hoy, pero falta un detalle, porque algunos dicen que ese aumento sería solo para mayores de 80 años, creo que eso no podría ser, o es para todos... La necesidad se vive desde que tú recibes la pensión básica. Independiente de ese argumento de "a mayor edad, menos ingresos, a mayor edad, menos movilidad", sí, pero cualquier persona que vive con esta pensión, así tenga 75 años, tiene muchísima necesidad. Tampoco alcanza para sobrevivir. Lo que no me gusta de lo que he escuchado, que tampoco aún tengo claridad, es que se limite a los 80 años.

La indicación que Ud. presentó, ¿sabía que era inadmisible?

Por supuesto. Nosotros tenemos la facultad de votar una indicación inadmisible y transformarla en admisible. Es una herramienta que tiene el Parlamento, no hicimos nada que no existiera. Ahora, este trámite continúa y al final llega a una revisión de tipo constitucional, pero la idea nuestra es que el gobierno se abra, como lo ha hecho, a poner el tema sobre la mesa, dado que la primera demanda de la ciudadanía tiene que ver con las pensiones. Eso es lo que se busca con esto. Este procedimiento está en nuestra ley y nadie la ha cambiado.

Pero los proyectos que implican gasto fiscal son de iniciativa exclusiva del Ejecutivo...

Eso es clarísimo, pero nosotros venimos desde el partido diciendo cuál iba a ser nuestra propuesta sobre el aumento de la pensión básica solidaria. Pedimos anteriormente una hoja de ruta, que es la que se nos está dando ahora. Y como no contestaron a nuestras propuestas, decidí que había que poner esta indicación justamente para poner el tema sobre la mesa. Y ahora, verán los senadores. Esto responde a la primera demanda de la ciudadanía. Si de aquí a una o dos semanas no tenemos una agenda social potente, esta violencia que vimos tan fuertemente hace algunas semanas, puede volver a surgir. Y creemos que es de toda justicia que por primera vez en la vida, los políticos y el Ejecutivo nos conectemos realmente con la ciudadanía. En definitiva, prioricemos realmente y al priorizar, reasignemos.

¿No va por fuera de la institucionalidad?

No. Nosotros tenemos esa facultad. Y después pasa al Senado. Depende de lo que haga el Senado, pueden hacer el mismo proceso que nosotros hicimos, y después todos los proyectos de ley pasan por un control de constitucionalidad.

¿Esto no da la señal de que cualquier proyecto en el que no tengan incumbencia los diputados pueda ser presentado igual y declarado admisible?

Es que esto es una herramienta que se ha usado muchísimas veces, no es novedad. Lo que hay que entender es que esto es un contexto histórico, de una violencia inusitada. No es que esta herramienta vaya a usarse en cualquier minuto, en cualquier circunstancia. Este un contexto muy potente en el que el Gobierno se ha demorado en responder con una agenda social.

¿Qué espera que suceda si esto llega al Tribunal Constitucional (TC)?

Bueno, eso tiene que verlo el TC. Es un trámite que es normal, es el TC el que tiene que definir, pero hay varios procesos antes de eso. Hay que ver qué pasa en el Senado. Hay que ver si el Ejecutivo propone algo que a todo el mundo deje tranquilo. Tenemos hartas etapas anteriores al Tribunal.

¿Espera que se resuelva antes de llegar a esa instancia?

Lógico. Porque al final es el Ejecutivo el que tiene que abrazar estas indicaciones. Yo espero que el esfuerzo que está haciendo el gobierno sea tan potente que se llegue a acuerdo, para que esto entre en la ley de Presupuesto permanente.

¿Consideró como alternativa presentar un proyecto de acuerdo o levantar esta demanda a través del diálogo político?

Eso lo hicimos. Mandamos cartas, con todos los diputados. Hicimos todo. No recibimos respuesta. Y además, Chile cambió. Cuando tú vas a los cabildos y estás en la calle, te das cuenta de que las dos primeras necesidades que te está pidiendo la ciudadanía son pensiones y salud. No podemos estar sordos a ese llamado de la gente.

¿Ve complicado al gobierno con esta indicación?

No, está en ellos. Nosotros recogimos el guante. Hay gente que no tiene tiempo para esperar el futuro, porque ese futuro ya se les acabó. Eso es a lo que nosotros tenemos que apelar. Hoy día hay adultos mayores que están sobreviviendo, porque no trabajan, entonces esto es solo para darle un pequeño alivio a esas personas, porque tampoco es la solución. No es justo que haya gente al lado nuestro que viva debajo de la línea de la pobreza y que no tenga posibilidad de salir de ella.

¿Cree que esta indicación podría arrinconar al Ejecutivo?

En este minuto estamos en en momento de crisis, pero nosotros venimos hablando este tema desde hace mucho tiempo atrás, antes del momento de crisis y tampoco se dio una solución. El tiempo efectivamente no es el perfecto.  Nosotros como diputados estamos representando el sentir de la ciudadanía. Y estamos transmitiéndola a quien tenemos que hacerlo, al Ejecutivo. No es un arrinconamiento, sino que es parte de nuestra labor y que tenemos que hacer de la mejor forma, mostrar el sentir de la gente y la ciudadanía.

¿Conversó con el partido que iba a presentar esta indicación? 

Nosotros como Renovación Nacional hace más de un mes que transmitimos al Ejecutivo que íbamos a luchar por el 50% de aumento en la pensión básica solidaria. Lo creemos hasta el día de hoy y de hecho, si ves, hubo una votación transversal, desde la UDI hasta el Partido Comunista. El Ejecutivo sabía que lo íbamos a presentar. No fue sorpresa, lo habíamos conversado. Pero yo no voy al partido a conversar las cosas con la mesa. Nosotros somos diputados electos democráticamente y representamos a distintos territorios. Si no, vamos a transformarnos en Inglaterra, que se vota por el partido. No hemos llegado a eso.

El presidente de RN, Mario Desbordes, dijo que "Si la gente no está alerta, muchos, sobre todo en mi sector, no van a hacer los cambios". ¿Qué opina de aquello?

Hay que responder a las demandas. Y les dio dos semanas, un ultimátum, para pedirle al gobierno una agenda social importante. A buen entendedor, pocas palabras.

Comenta